- Publicidad -

El thriller ‘Decision to Leave’ podría ganar un nuevo Oscar para Corea

La trayectoria festivalera y de premios de ‘Decision to Leave’ empieza a parecerse a la de otros éxitos recientes del cine oriental como ‘Parásitos’ (2019) o ‘Drive My Car’ (2021): premio en Cannes (Mejor director), nominación a los Globos de Oro y presencia en todas las listas de premios de cine independiente y de la crítica. En contra tiene que, por ahora, no ha ganado ninguno importante. A favor, que este año el premio al mejor filme internacional está siendo muy variado: ‘Argentina, 1985’ (Globos de Oro), ‘El acontecimiento’ (Gotham), ‘Close’ (National Board of Review), ‘RRR’ (Critics Choice), ‘La peor persona del mundo’ (British Independent)…

Otro punto a favor de ‘Decision to Leave’ es que su director, Park Chan-wook, es muy conocido en Hollywood y la industria anglosajona: en 2013 dirigió la (muy reivindicable) producción estadounidense ‘Stoker’, Spike Lee hizo un remake (muy poco reivindicable) de su obra maestra ‘Old Boy’ (2003), ‘La doncella’ (2016) ganó el Bafta a la Mejor película en habla no inglesa y en 2018 realizó la estupenda serie de la BBC ‘La chica del tambor’. Además, este año el director estrenará una nueva serie de producción americana (de A24 para HBO): ‘El simpatizante’, adaptación de la novela homónima de Viet Thanh Nguyen sobre la guerra de Vietnam (publicada en España por Seix Barral).

- Publicidad -

Pero más allá de los premios, la gran noticia es el regreso, seis años después, de Chan-wook y su guionista habitual, Chung Seo-kyung. Desde ‘La doncella’, no presentaban un título juntos. ‘Decision to Leave’ es una obra muy reconocible para cualquiera que haya seguido la trayectoria de la pareja. La película comienza como un noir clásico –un muerto, un policía y una femme fatale- y termina derivando, tras muchos giros, saltos temporales y cambios de puntos de vista (algunos algo reiterativos y poco sustanciosos desde un punto de vista dramático), en un arrebatador melodrama con ecos visuales y argumentales tanto de Hitchcock (‘Vértigo’, sobre todo) como de Almodóvar.

Detective y sospechosa, coreano y china, mar y montaña, verdad y mentira, amor y muerte… La película juega con estas dualidades, con conceptos y significados opuestos, como forma de insuflar tensión dramática y potencia lírica a la historia. Una romántica trama criminal sublimada por la deslumbrante puesta en escena de Chan-wook. Este aspecto, el estilístico, es sin duda lo mejor del filme. El director demuestra una vez más que es un superdotado en la creación de imágenes. Su inventiva es prodigiosa. Sutiles movimientos de cámara con gran peso dramático, elegantes zooms, imaginativas rimas visuales, sofisticados cortes de montaje… todo un arsenal de recursos expresivos que convierten a ‘Decision to Leave’ en una lección maestra de caligrafía fílmica.

- Publicidad -
- Publicidad -

Discos recomendados

Ryuichi Sakamoto / 12

La Élite / Nuevo punk