Bebe / Cambio de piel

Por | 15 Oct 15, 13:22

bebe_cambio_de_pielQue Bebe no se haya atrevido a dar un paso más después de ‘Un pokito de rocanrol‘ es una enorme derrota. Aquel disco realizado junto a Renaud Letang, productor de Feist y Gonzales, conformó una de las mejores producciones del mainstream español reciente. Aunque odies a Bebe, es bastante difícil negar que las percusiones en ‘K.I.E.R.E.M.E.’ eran completamente excitantes, que coló y a lo grande su acercamiento a los ritmos trepidantes de Pony Bravo en la reivindicativa, crítica y adelantada a la oleada de canciones sobre el 15-M ‘Compra/paga’, o que el R&B aflamencado de ‘Mi guapo‘ estaba lleno de sensualidad y gancho.

Sólo ahora sabemos que Bebe no puede hacer nada de nada (monada) para caer bien al target de la citada banda sevillana o al de La Mala. Si ya era polémica por su supuesto “perroflautismo” generando una aversión propia de aparecer en el próximo libro de Víctor Lenore, un enfrentamiento con la prensa en la Sala El Sol, producto de los nervios en una situación extraña (una rueda de prensa improvisada justo después de un concierto con una cantante sin don de gentes), terminó de hundirla, echando por tierra el disco entero, el peor vendido de su carrera. Creía que los periodistas musicales caíamos mal, pero parece que hay alguien peor visto que quienes vamos a conciertos y festivales gratis, recibimos discos o escuchamos música antes de tiempo. Entre la prensa musical y Bebe, el público dio la espalda a Bebe.

Con este pastel, seguir apuntando hacia el underground era más o menos lo mismo que pegarse un tiro, así que la única opción posible era dar un paso atrás volviendo a los brazos de Carlos Jean. ‘Cambio de piel’ recibe su nombre de la necesidad de la artista de partir de cero. En las entrevistas habla tímidamente de aquel episodio con la prensa, aunque prefiere no darle más bola en sintonía con ese título del disco, que en verdad se refiere a lo personal, a lo que parece una ruptura… en el año de los discos post-ruptura (de Björk a Natalie Prass pasando hasta por Marta Sánchez). La buena noticia es que el cuarto álbum de Bebe no es una vuelta a ‘Malo’ ni una búsqueda de un hit desesperado. Más bien al intimismo de aquel segundo álbum llamado ‘Y.‘ que incluía temas tan sobrecogedores como ‘Me fui’, ‘Busco-me’ y ‘Nostaré’.

El single ‘Respirar’ es una composición bastante justa pero buen ejemplo de lo que encontramos por aquí, abriendo la secuencia muy acertadamente. Enseguida da lugar a dos temas inquietos: el frustrado ‘Borrones’, al piano, también con una sección electrónica tremebunda y un cambio de ritmo agitado; y el también muy adecuadamente unido ‘La cuenta’ (cambiando el sentido de aquello de “borrón y cuenta nueva”), muy claro en su temática. “Empiezo a reconocer que ninguno fuimos bueno / descubrí el monstruo que habita en mí / y aún intento demolerlo”, indica, antes de un brillante estribillo con cambio de acordes e instrumentación.

En el desarrollo de esta canción y en el de ‘Tan lejos tan cerca’ seguimos percibiendo a una cantante talentosa, con una sensibilidad especial y propia para trasladar sus emociones al mundo del pop. La oscuridad de ‘Animales hambrientos’ es un buen fondo para la intensidad que transmiten esas mejores canciones del disco, pero la balanza se termina inclinando hacia el optimismo, como manda el nombre del álbum. Es difícil adivinar el techo de ‘Ganamos’, una medio luminosa canción de despedida de melodía algo incómoda en la primera escucha que después va creciendo (¿será favorita de sus fans? ¿se convertirá en hit? ¿pasará desapercibida totalmente como el disco anterior?), pero sí está bastante claro que los momentos dedicados a la hija de Bebe e incluso con su participación suenan demasiado edulcorados entre “sandías” y “princesas”, más cerca de lo que Alejandro Sanz ha hecho con su hijo que de lo que Christina Rosenvinge ha logrado transmitir con voces infantiles. ‘Que llueva’ se termina pegando, pero ‘Una canción’, como gran parte de ‘Más que a mi vida’, es más infumable.

Igualmente, es paradójico que este disco, que incorpora elementos swing y blues, suene menos vivo y más enlatado que el anterior, que era totalmente orgánico pero parecía electrónico. Las guitarras de ‘Chica precavida’, una canción bastante pava por otro lado, suenan totalmente apagadas, todo lo contrario de ‘Un pokito de rocanrol’, que si algo era era vivaz, enérgico, subyugante. No comulgo con esa Bebe que suena a triunfita, que no corrige tics cuando todo lo que le falta sería recurrir a una co-autoría con alguien de confianza que escriba un poco mejor que ella. Sin embargo, visto lo infravalorada que está como artista, desde luego me quedo con lo bueno: la belleza de las melodías y la fragilidad de su voz en la mitad de las canciones, en general las más oscuras, y que ya puedo añadir a mi playlist de grandes canciones de Bebe. Y van unas cuantas.

Calificación: 6,9/10
Lo mejor: ‘La cuenta’, ‘Tan lejos tan cerca’, ‘Borrones’, ‘Ganamos’
Te gustará si te gusta: el segundo de Bebe, ‘Y.’
Escucha: el nuevo disco de Bebe

Etiquetas: ,
  • No he escuchado aún el disco, y me resulta curioso leer esta crítica. No sé si coincidiré contigo, pero mi valoración de “Un pokito de rocanrol” no es tan positiva como la tuya, y no tiene nada que ver con la desafortunada entrevista tras al concierto ni con la supuestamente fenomenal colaboración con un nuevo productor. Había, creo, más ruido que nueces. Y tampoco tengo claro que Bebe necesite “alguien que escriba mejor” para ayudarla. Tengo la sensación de que Bebe funciona mucho por instinto, y el instinto combina mal con la escritura compartida. Y espero que en este disco haya más tripas que cerebro.

  • delgatto

    Comenzar una crítica hablando de a los que no nos gusta bebe (a mí de hecho me da vergüenza ajena) dice mucho de las intenciones del redactor. Pero compararla con Pony Bravo, la Mala o decir que es cuestión de feeling ya me ha hecho saltar. Que cambie de piel la muchacha las veces que quiera, pero Sebas, no nos hagas comulgar con ruedas de molino. No me voy a picar por esta crítica, no me voy a picar por esta crítica, no me voy a picar por esta crítica….

  • Warp

    No la compara en ningún momento con Pony Bravo o la Mala, tan sólo apunta que se “acercaba” a esos fueros, que es muy diferente.

    Lo fácil era ponerla a caldo y triturarla, pero Sebas ha optado por la vía de escuchar el disco y ser ecuánime. No vende ni pide comulgar con nada. Al final le echa un capote, quién lo iba a decir.

  • Ding Dong

    Todavía recuerdo quien se atrevía a llamarla la nueva Rosana…

  • Sigurd

    Yo he escuchado el disco una sola vez y no pienso volver a oirlo,de hecho no lo pude acabar.. una bebe que intenta ahora hacernos creer que ya no es esa chica de ayer y mil disculpas.para mi que en este disco aun canta peor,no esque antes cantara bien.con lo que yo he defendido el primer disco y ahora no puedo con ella.a mi no me la cuela.

  • edpagabi

    pues en este disco hay joyas pop, le pese a quien le pese. Ganamos es… increíble. y Qué llueva es muy pegadiza. La Cuenta, borrones, tan lejos tan cerca están realmente bien. Para mí no hará´nada mejor que ‘Y.’, y creo que Bebe es mejor cantando tristezas y durezas, por eso este disco ha sido una alegría que se parezca de algún modo a ‘Y.’ en vez de a ‘Un poquito de rocanrol’ (del cual muero por la canción ‘Sabrás’). En fin, que Bebe tiene muchos detractores que haga lo que haga van a decir que es una mierda y que canta mal. Pues transmite como pocas y a mí que no me digan lo contrario. Mejor una mala voz que transmite a un vozarrón que no te dice nada (ejem… marta)

  • GStar

    Que asco de “artista”… voz repulsiva y personalidad 0, jaja ahora vuelve con el rabo entre las piernas desesperada por volver a la radioformula a ver si vende algo….P.A.T.E.T.I.K.A., así con K, como le gusta a ella…

  • asa ✝

    Que pena que regrese a lo mismo después del discazo que fue Un Pokito de Rocanrol

  • Pedrito

    Coincido con la crítica y con los temas que destacáis pero no os costaba nada darle un 7, puñeteros!

  • Otro más

    Al parecer muchos tienen memoria corta, ayer criticaban fuertemente el cambio dado en ‘Un pokito de rocanrol‘ y hoy lo alaban; no solo lo el público le dio la espalda, la prensa también lo hizo; volver a trabajar con Carlos Jean es un total acierto. Ya quisieran muchas tener temazos como los muchos que tiene Bebe. Sí, Ganamos es la favorita de los fans.

  • Eduardo

    Dios mío, no había visto una crítica tan buena al disco y tan bien argumentada. Llevo desde que salío el viernes pasado sin saber exactamente qué decir, sin quererme aventurar. Por un lado me encanta el sonido nuevo y canciones como Borrones o La Cuenta pero odio otras como Qué llueva, Una canción o Más que a mi vida. Puff. Aunque veo en cierto modo partes buenas comparables a Y. y algunos cambios de ritmos en la misma canción tipicas de su anterior album, nunca llegan a ser los cambios de ritmos brutales de Un pokito de rocanrol, de canciones como ABC o Compra / Paga, ni hablar de la fuerza de Qué carajo, esa fuerza que echo tanto de menos en este disco. Unas muy buenas intenciones pero un resultado no tan bueno. Para mi pasa incluso de intimo a demasiado personal, demasiado autobiográfico, tanto que no hay modo de sentirse de ningún modo parte de él. Una pena que no siga su evolución lógica y vuelva con este disco a sus inicios, mejorando muy mucho la instrumentación pero empeorando, a mi parecer, a lo que a letras se refiere. Varias canciones buenas y un disco regular en general. Una pena por lo mejorable del conjunto. Disfrutaremos la parte buena, eso sí.

  • Maria Svampita

    Discazo, me encanta.

  • guerau

    No estoy de acuerdo con lo de que es imposible sentirse parte de él. A mi por ejemplo, sin ser fan de Bebe (yo me quede en su primer disco) “Ganamos” parece que la haya escrito para mi, exactamente en el momento en el que me encuentro ahora. Así que eso puede depender mucho de las experiencias de cada uno, no se debe generalizar en ese aspecto.

  • Jimmy.McNulty

    Me cae fatal. Todo pose ¿real?, igual es más burguesa de lo ue pensamos

  • salava

    Yo no he escuchado el disco ni leido la crítica pero creo que es una mierda

  • Bien, bien. Me alegro de tanto comentario. Es buena señal. No me acaba de enganchar Ganamos a pesar de su letra. Prefiero La Cuenta o Respirar.

  • Xanti82

    Prefiero el anterior disco, aunque sea el único que opine así

  • Edgar

    Es un buen disco, pero su discazo por excelencia sigue siendo Y. El primero estuvo bastante bien, y el tercero dejaba mucho que desear. Cambio de piel esta bien logrado, lo que encuentro que muy lento y demasiados baladones. Ah, y ganamos un temazo.

  • oddie

    A mí el disco anterior, me parecía una salida de pata de banco. Interesante, pero a mí, a diferencia de esta web, me dejó algo indiferente. Esta es más la Bebe que me gusta. Sus letras muy personales entre profundas y absurdas. Y estribillos pegadizos. Y esa cosa que tiene su voz, que sin ser una gran cantante, llega. Yo creo que las canciones optimistas y de madre primeriza son muy divertidas. ¿Quién más podría decir que “te quiero más que una sandía, te quiero más que un batido de coco, te quiero más que a una aspirina” y que suene mono? xd

  • Alejandro

    Hombre … Ni que rosana fuera un paradigma de la buena música 😂

Playlist del mes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR