Revelación o Timo: Sol Escobar, de Anasol a “dama oscura”

Por | 31 May 18, 13:30

Conocida en Colombia, la argentina Sol Escobar publicó tres discos –’Escorpión de primavera, ‘Astros’ y ‘Anasol’– entre 1999 y 2005 bajo el nombre artístico Anasol, antes de centrarse en su carrera como actriz de televisión, teatro y musicales, apareciendo en series como ‘La esmeralda’ y ‘Comando élite’ o en la obra teatral ‘Pantaleón y las visitadoras’.

En 2018, Escobar es una artista bastante diferente y así lo demuestra en su nuevo trabajo, ‘La dama oscura’, publicado el 25 de mayo y que presenta el próximo mes de junio en España (es el primer disco de Sol que se publica en nuestro país). Aunque ahora solo puede atenderse con extrañeza a canciones y vídeos antiguos de Escobar como ‘Nace‘, la presencia vocal y musicalidad de Escobar siempre han sido evidentes, y precisamente estas características refuerza Escobar en un nuevo disco de siete canciones que exploran géneros como el bolero, la ranchera o el tango, en canciones que, como reza la nota de prensa, hablan de “pasión, amor y desencanto”.

El vals apasionado de ‘Disparo’, que seguro captará a fans de Mon Laferte o la última Natalia Lafourcade, sirve de primer adelanto de ‘La dama oscura’, aunque es la ranchera de ‘Fantasma’ posiblemente el momento destacado del álbum gracias a su dramático estribillo “si soy fantasma, qué más da, si me mataste tiempo atrás”, digno de una Rocío Dúrcal o un Luis Miguel. Entre momentos más emotivos (‘Bolero 22’) y atmosféricos (‘Ese amor’), ‘La dama oscura’ supone un cambio de tercio radical para Escobar, pero no es ningún misterio que su calidad puede llevar a la artista muy lejos.

La fechas de Sol Escobar en nuestro país serán el 3 de junio en Festival Russafart de Valencia; el 19 de junio en Las Noches del Botánico Off, en la Sala Sol de Madrid; y el 10 de agosto en Festival Mas i Mas, en la Sala Tarantos de Barcelona.

Etiquetas:
  • Cargama

    Anasol fue una promesa que no trascendió. La conocí con Sentimiento su sencillo debut, y me gustó bastante, luego siguieron Sin miedo a caer y Nace (omito orden cronológico), pero de las tres la tercera es la más poderosa, sublime, dulce y bien interpretada oda la risa. Me parece excelente que a pesar de no haber tenido, ni tener la repercusión que se esperó siguiera sacando música y que ahora se reinvente como Sol. Anasol, el personaje esotérico, blanco, empalagoso y buena vibra ha tenido que quedarse en los recovecos de la década pasada.

Send this to a friend