Euroyeyé 2006

-

- Publicidad -

Euroyeyé 2006

euroyeye.jpgGijón no sería lo mismo sin los oricios, el Xixon sound y cómo no, la masa de mods y amantes de la cultura sixtie que cada año se trasladan hasta la ciudad asturiana para asistir al Euroyeyé. Desde ayer y hasta este domingo, gijonenses tendrán que acostumbrarse de nuevo a toparse durante su paseo matutino con gente que parece salida de una peli de Peter Sellers. Pero la verdad es que además de fulares, campañas y botines, este festival tiene un interesante cartel que dista bastante de lo que tenemos en mente como tal. Es decir, aquí no nos vamos a encontrar a Alex Kapranos (para desgracia de la que escribe), un vegetariano militante o guiris sudorosos en una carpa techno. Ni mucho menos. Aquí la gente va a la pelu el día anterior y tienen en mente tres meses antes los modelitos que se va a poner.

El reclamo musical lo forman siete bandas internacionales, encabezado por The Lewis Express (el nuevo proyecto de Eddie Roberts, miembro de New Mastersouds) y los británicos Billy Childish & his Buff Medways, todo un referente del garage punk. Second Glance traerán desde tierras nórdicas su fórmula psicodélica cercana a Pretty Things o The End, mientras que los escoceses The Five Aces se decantarán por el r&b en su directo.

- Publicidad -

Tras los conciertos viene el plato fuerte de la fiesta, ya que algunos de los dj’s más interesantes de este mundo pinchan en la discoteca Piles hasta primera hora de la mañana. En dos salas diferentes, conocidas como “la de blanco” (psicodelia, beat y rock) y “la de negro” (northern soul, reggae…), se pondrá riguroso vinilo original de siete pulgadas. Aquí no existen reediciones y rara vez se pincha alguna canción en formato LP (así que imaginaos lo que puede pasar si alguien aparece con un traxdata en la cabina). Dj’s que destaco: Tony The Tigre (USA) Quique Varela (y no Christian Varela), Rob Bailey (UK), y Miss Kriss (Bilbao). Para el que se aburra puede darse una vuelta por su mercadillo de discos y ropa (aquí yo he encontrado verdaderas joyas del vintage), ver una peli rara de los ’60 o un pase de modelos. Hasta tiene una scooter cruzada, no digo ná. Vamos, que divertido es un rato.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas