Entrevista a L-Kan

Por | 05 Ene 08, 15:04

entrevistalkan.jpg

¿Es tan distinta ‘Todo lo que no’ a otras canciones antiguas de L-Kan? ¿Cuánto de en serio se toma a sí mismo el grupo? ¿Somos demasiado mayores para salir por el 8 o por el Elástico? ¿Por qué la gente no consuma en estos sitios como en otros clubs? Todo esto y mucho más en la entrevista a los autores de nuestro top 11 en discos nacionales de 2007.

‘Somos otra cosa’ mantiene el equilibrio entre vuestros temas típicos (‘Señora’, ‘Me hago buzo’) y otros más «serios» (‘Todo lo que no’, ‘Normas de equivocación’). ¿Entendéis este disco como el de vuestra madurez?
La palabra madurez con todas sus connotaciones nos echa para atrás bastante, así que no. Sí que es un disco en el que sentimos que hemos evolucionado. Para nosotros hay un avance con respecto a los discos anteriores. Sonamos mejor y creemos que cantamos mejor. Y por otro lado en cuanto a los temas sigue habiendo un poco de todo, aunque es verdad que hay algunos un poco más «serios», o tratados de una manera más melancólica, menos irónica. De todas maneras, yo creo que llamándonos L-Kan, aunque hiciéramos el disco más serio y sesudo del mundo costaría mucho que fuera visto como tal.

Cuando estábamos componiéndolo y grabándolo estábamos asustados porque nos parecía demasiado triste. Luego, después de que se publicara hemos podido comprobar que para nosotros la tristeza debe ser algo distinto. A nosotros ‘Pobrecilla’, ‘Un verano muermo’, ‘Bailan’, ‘Yo os comprendo a todos’ y ‘Todo lo que no’, por supuesto, nos parecen muy melancólicas. Pero creemos que no se perciben así.

De todas formas, y esperamos no enrollarnos tanto con las siguientes preguntas, siempre hemos tenido esas dos partes: ‘Aburrida’, ‘Modern talking’, ‘Gayhetera’, ‘La más fané’, ‘Humor idiota’, etc. y ‘Escribe mi biografía’, ‘La chica y el maquinista’, ‘Para estar triste mejor ser dos’, ‘La mancha de mora’, etc.

En la misma línea, ‘Todo lo que no’ mantiene algunas de vuestras referencias típicas (peluquerías, Stereo Total), pero es mucho más triste de lo habitual. ¿Entendéis este tema como una excepción o como un punto de inflexión en vuestra carrera?
Humm. Como una excepción no. Nosotros no la vemos tan distinta a algunas otras, como ya decíamos arriba. La equiparamos un poco a ‘La mancha de mora’, por ejemplo, nos parece del estilo. Sí es verdad que es triste, y que no ofrecemos una salvación final, como solemos hacer. Supongo que esa es la diferencia, que muchas veces hablamos de cosas tristes, pero siempre nos las arreglamos para darle un toque optimista al final, y en ‘Todo lo que no’, no.

¿Por qué el empeño en meter piano o sintetizadores tipo cuerdas y vientos? ¿Buscáis que os tomen más en serio?
No nos importaría nada que nos tomaran más en serio, sobre todo gran parte de la prensa musical, que tiene bastantes prejuicios, pero no fue por eso. Lo de meter más cuerdas y vientos fue porque en el momento de componer las canciones Luis estaba entusiasmado con unos programas de simulación de orquestas.

Sed sinceros… ¿Os tomáis lo suficientemente en serio como para que os moleste que se os tome a broma como grupo?
Jajaja. Parece una entrevista para ‘Superenserio’. Pueees: la respuesta es: Sí. Nos molesta que se nos tome a broma como grupo. Nunca nos lo hemos tomado a broma. Si hubiera sido así no llevaríamos cuatro discos. Pero tampoco nos gusta lo pretencioso. Nos gusta lo que hacemos, aunque sea un poco atípico dentro del indie español y demasiado raro para el mainstream. Al principio pensábamos que se entendían más las cosas que decíamos. Antes en las entrevistas por ejemplo hacíamos más gracietas, pensábamos que se nos iba a interpretar bien sin dar todo masticado. Ahora intentamos ser más cristalinos y hablar con claridad de lo que pensamos, sin ironías.

Es curioso que, como puede verse en vuestros conciertos, en foros, blogs y demás, atraigáis a un público tan heterogéneo: indies, rockeros, fans del technopop, gente muy joven y ya talludita… ¿Os identificáis con todos por igual?
Pues sí, nos identificamos con cualquiera que se identifique con nosotros. Nos pasa lo contrario que a Groucho Marx. La verdad es que a veces nos sorprendemos mucho con nuestros fans, pero lo que sí hemos observado es que ni mucho menos son todos indies. A veces descubrimos a pijos redomados en las primeras filas y nosotros pensamos: «¿Y cómo saben estos que existimos?».

Al hilo de la pregunta anterior, todo esto recuerda a los fans, tan fieles, de Un Pingüino En Mi Ascensor. ¿Qué opináis de este grupo?
Pues sí. Recuerda un poco. Nos gusta. En el Ocho dio un concierto espectacular. Y es verdad que sus fans son superfieles, y esto es algo que nos pasa también y que nos alegra mucho. Porque es verdad que no somos el grupo más masivo del indie español, pero creo que sí podemos presumir de fans fieles y entregados. El Pingüino nos parece muy ingenioso. Y muy raro y muy normal a la vez. Y sus conciertos son muy divertidos.

‘Pobrecilla’ nos recuerda a Barrio Sésamo y ‘Yo os comprendo a todos’ a Dinamita Pa Los Pollos. ¿Qué os parecen estas identificaciones?
¡Bien! ‘Pobrecilla’ no nos recuerda a Barrio Sésamo, pero nos parece bien. Nos gusta. La verdad es que es una canción rara, bueno, las dos lo son. Y a Dinamita Pa los pollos los cantábamos borrachos en nuestra adolescencia, así que también muy bien. Es más, el principio de ‘Yo os comprendo a todos’, la parte instrumental, es la que nos recuerda más a Barrio Sésamo. Fijaos bien.

Como en la canción ‘Señora’, ¿qué querríais patrocinar, aparte de una paella de Aldeas Infantiles?
Ya medio patrocinamos una plataforma anti Lars von Trier en el pasado. Pero ahora patrocinaríamos una plataforma contra los que se toman demasiado en serio a sí mismos. E insistimos, que no nos guste la gente que se toma demasiado en serio a sí misma no significa que nos gusten sólo las bromas, o que no nos gusten las cosas serias. No nos gusta el «demasiado». Por otro lado, Belén, que es muy maniática, patrocinaría a una asociación contra el uso de un montón de palabras que le sacan de quicio como: petarda y derivados, testar, cañero, cachondeo, autenticidad y un largo etcétera.

¿Qué puede sonar 10 veces seguidas en vuestro ipod?
My Little airport, Richard Hawley, Hidrogenesse.

Dadnos una pista sobre quién inspiró ‘Bailan’. ¿Fue un 8 o un Elástico?
No fue una situación concreta. Hemos visto muchos romances surgir en el Ocho y en Elástico. Y también muchos que nunca llegan a producirse. Desde los bancos laterales y la cabina se ven muchas cosas. Y es cierto que hay veces que te entran ganas de intervenir y de decir: ¡si os gustáis! ¡Venga! Dejad de marear la perdiz. Pero al escribir la letra imaginábamos más un Ocho que un Elástico. Hemos estado más tiempo en el Ocho.

El 8 y el Elástico están llenos de adolescentes y eso nos hace sentir viejos. Cuando vamos a vuestros conciertos, también nos pasa. Además, siempre están en primera fila. ¿Nos damos al botox, cambiamos de lugar para salir o aceptamos que hemos crecido y punto?
A nosotros nos pasa lo mismo. Además ocurre sin previo aviso. Un día te sientes uno más y al día siguiente de pronto te ves mayor que el resto. Lo mejor es aceptarlo y seguir saliendo por donde te apetece. Pero para nuestra generación es más difícil. No tenemos referentes de adultos que escuchen a Chico y Chica, o que decoren su casa con el belén de Playmobil. Siempre te queda la duda de si eres inmaduro, raro, o de si simplemente sigues las referencias de tu generación.

¿Por qué, siendo heteros, a Luis, Belén y David os persiguen los clubs «mixtos»?
No sé. Hoy en día todo es mucho más mixto afortunadamente, y el tipo de música que se pincha le gusta a gays y heteros. Siempre hemos pensado en la música, y el público ha venido con ella.

¿Funciona el Elástico como queríais? Siempre está lleno, pero por alguna razón el 8 sigue siendo mucho más divertido, ¿no os parece?
Hombre, nosotros al Ocho le tenemos mucho cariño, es donde más tiempo llevamos. Y lógicamente todos tenemos más recuerdos e historias que han sucedido allí. Pero con el Elástico estamos muy contentos. Desde el principio ha funcionado muy bien y la gente también lo pasa muy bien. De hecho hemos oído ya unas cuantas canciones de grupos muy nuevos en los que se habla del Elástico. Y una cosa que nos gusta mucho es lo de los dos espacios. Aunque uno sea pequeño, a la gente le encanta ir de uno a otro, poder cambiar de sitio a ver qué se cuece.

¿Tenéis la sensación de que la gente se aburre en estos clubs cuando no suenan las mismas canciones (‘Banquet’ de Bloc Party, ‘Reptilia’ de los Strokes, etc). ¿Son/somos los indies un poco más conservadores de lo que creen/creemos?
No es que se aburran. Mucha gente aprecia y le molan mucho las novedades, lo que pasa es que hay que dosificarlas. Por la noche, a esas horas la gente se alegra mucho cuando suena algo reconocible porque lo que quiere es bailar y cantar (además de ligar). No es que sean más conservadores, es que un club es un sitio para pasarlo bien, no es un programa de radio. Seguro que cuando suena algo menos conocido a la persona que lo conoce también le da subidón oírlo, lo que pasa es que al ser uno, pues no se nota. Es difícil mantener el equilibrio entre no pinchar siempre lo mismo y tener contenta a la gente que se acerca a la cabina a pedir insistentemente ‘Tony The Beat’ o ‘Cumpleaños total’, pero se intenta. Ahora que, mucho indie, mucho indie, pero el otro día sonaron las Spice Girls y casi se cae el Elástico.

‘Normas de equivocación’ nos parece una canción preciosa, aunque quizá os pega poco. ¿Qué podéis contarnos sobre Esmeralda Tuk y Los Perros de la Luna? ¿Dónde está metido este grupo?
Bueno, nosotros creemos que cualquier cosa que nos guste nos pega. Y nos parecía que el título iba mucho con nosotros y con ‘Somos otra cosa’, el título de nuestro disco. Esmeralda Tuk era un grupo de principios de los 90 que existió muy poco tiempo y que apenas tenía cinco canciones. Dos de ellas, una ésta, salían en el recopilatorio ‘Otras formas de vida’ de FUP, que es donde editamos nuestras dos primeras canciones. Lo lideraba un misterioso personaje llamado Otero que está desaparecido del mundo. En ese recopilatorio estaban Blas y las astrales, Criaturas celestiales, Crono, nosotros, Lunes de aguas, el germen de Mano de santo, Esmeralda Tuk Don Julio y los chocolates, Parade, etc.

¿Cuales son vuestros ‘yo ya no’ de 2008?
Mundo moderno: Yo ya no llevo pitillo, llevo palestino, digo: ¡qué arte!, visto vintage, llevo victorias, critico el pantalón fussé, llevo rockies (el pantalón de deporte), llevo cadenas doradas y chándal de yonki.

Mundo personal: paso íntegras las dos noches en el Ocho y el Elástico (vamos, que nos turnamos), bebo muchos mojitos, como con palillos cada vez que cocino algo con soja en casa, compro demasiados juguetes a los sobrinos, robo siempre bastoncillos de las orejas en casas ajenas, (sólo a veces, antes no podía dejar de hacerlo), tengo vergüenza de ir a hacerme limpiezas de cutis…

Estos yo ya nos, son de Belén.

BKan, ¿qué prefieres? ¿Cantar o los speechs que sueltas en el escenario?
Me gustan las dos cosas mucho, pero con este disco estoy intentando prestarle más atención que antes a los cánticos. Una vez una periodista nos dijo que nuestras canciones molaban, pero que con toda la parafernalia que montábamos alrededor a veces se perdían, y creo que es de las cosas más acertadas que nos han dicho. Ahora estoy tratando de tener cierto control, de pensar cuándo puedo saltar y cuándo no. Queremos encontrar un equilibrio entre ofrecer espectáculo y valorar nuestras canciones.

BKan, hace poco surgió el rumor de que Cindy Lauper inhalaba helio antes de los conciertos para tener esa vocecilla. ¿Tú también lo haces?
Noooo. Nunca lo he probado. A mí me da miedo probar cualquier cosa de esas. Soy muy hipocondríaca.

¿Cuál es vuestro disco favorito de Karajan?
Pues la novena sinfonía de Beethoven con su «tatatachán». Es la que más nos ha marcado.

¿Por qué no hacéis un musical de ‘Clerks’ en homenaje a vuestros orígenes?
No nos importaría hacer un musical, aunque Luis odia los musicales, no así el resto, pero no sería de ‘Clerks’. Tendríamos que pensar. Por cierto ‘Clerks’ se remontó el año pasado, pero casi no hemos hecho funciones. En teoría actuaremos en el Alfil un lunes de finales de enero, pero no nos atrevemos a asegurarlo del todo porque siempre pasa algo.

La Tienda JNSP