Contempopránea ’08

Por | 01 Ago 08, 1:48

Un año más ha tenido lugar la cita con el pop en la localidad pacense de Alburquerque, el Festival Contempopránea. Esta vez, acompañados de un agradable calor moderado -con su fresquito nocturno como está mandado en los pueblos de España- y alojados en el mismo pueblo para no perder detalle de los acontecimientos. Confirmada una asistencia de 4700 personas, se mantiene así el volumen de público capaz de soportar el festival sin riesgo de desmadres, razón también, por la que se ha estado tan a gustito y lo hemos pasado muy bien.


JUEVES

Este año es el primero en el que he llegado en jueves a Alburquerque y he podido vivir parte de la fiesta de presentación del festival. Y digo parte porque llegamos con los conciertos de la Plaza de España empezados y nos unimos prácticamente al final de la fiesta. Aunque desde las ventanas de la casa que alquilamos se oía lejanamente la música, me hubiera gustado ver de cerca a los finalistas del concurso de maquetas del festival, Band A Part y Klaus & Kinski. Sin olvidar a Amarillo, cuyo segundo disco no está nada mal, aunque parece que aún les falta componer el temazo que les haga destacar sobre ese puñado de grupos tan iguales a ellos que tenemos en la escena actual.

La pinchada de DjPommeLuxe en uno de los pubs autoctónos (que al parecer es un clásico en los últimos años de Contempopránea) hizo que bailáramos hasta el amanecer hit tras hit tras hit tras hit… Como no hay otra cosa, allí se concentran los indies como si se fuera a acabar el mundo y venga a bailar y venga a sudar.

VIERNES

Julio en la onda: A las 5 de la tarde no me podía perder la retrasmisión pública desde Alburquerque del programa de Radio3 Disco Grande con Julio Ruiz, del que destacaron las entrevistas in situ a Deneuve y a la ¡oh! grandiosa Emma Pollock.

Deneuve: El cansancio general impidió llegar a tiempo a ver a Norton e Hipo pero pudimos ver los últimos temas del directo de Deneuve, que elegantemente pasaron revista a temas de su último álbum y algún clásico de los anteriores.

Emma Pollock: La prueba de que todo es posible está en Agustín Fuentes, el promotor y organizador del festival. Fan de la banda The Delgados, un día se propuso traer a su pueblo a su vocalista, Emma Pollock. Y lo consiguó. Uno de los mejores conciertos de todo el festival, sin lugar a dudas. La Pollock había hecho los deberes. Entre canción y canción sacaba su chuleta mientras presentaba al público los temas en un atolondrado pero seguro castellano. Su disco en solitario ‘Watch The Fireworks’ brilló con luz propia mientras caía la noche y la magía inundaba Alburquerque.

Teenage Fanclub: Otros veteranos escoceses que se hicieron con el público de la ladera. Teenage Fanclub se presentaron joviales y animados y dieron un extenso repaso a los temas que les llevaron a las glorias indies de los 90. ‘Start Again’, ‘What You Do To Me’ o ‘Sparky’s Dream’ sonaron como el primer día en que las oí y a pesar de las canas, se demuestra que siguen en forma. En la mini rueda de prensa que ofrecieron, anunciaron que su nuevo disco saldrá a la venta en diciembre y nos hicieron saber lo contentos que estaban de estar de gira por España, deseando que les ofrecan tocar más.

Lori Meyers: Los de Granada llegaron con energía sobrenatural al escenario de Las Laderas. Una de las bandas nacionales que puede empezar a presumir de contar con un público fiel al más puro Planetas-style. Repaso a su último trabajo ‘Cronolánea’ con bastante fuerza y ganas pero, según mis percepciones, menos especial que el que dieron esta primavera en Madrid. Lori Meyers: ya no hay quien os pare.

Sidonie: No estaba presente pero dicen que el cabreo que se pillaron fue monumental. Entre las versiones que me han contado está una primera, que defiende que se cabrearon porque no les dejaron poner unas proyecciones durante el concierto. La segunda viene a decir que directamente les echaron del escenario por el retraso acumulado que sufrían a aquella hora las actuaciones. Más sentido tiene esta segunda teoría ya que cuando iban a empezar Sidonie el reloj marcaba una hora más de lo que debería. Sidonie no me interesan demasiado pero qué mal rollo para el grupo y para los fans.

Niños Mutantes: No faltaron antiguos hits pero se centraron básicamente en su último disco, ‘Todo es el momento’ (un día os saco la crítica), más melódico y fácil que los anteriores pero igual de poderoso. Me imagino siempre a mis amigos cantándome “Te favorece tanto estar callada” y me entra bastante mal rollo, pero me gusta tanto la canción que cuando la oigo me pongo a bailar y se me quita la cosica enseguida. Granada es pop. Y la noche es para dormir, porque mi cuerpo en este punto no daba para más y se iba durmiendo por las esquinas. Abandoné.

L-Kan: Son de confianza, así que, tranquilos. Yo dormía, pero mis compis festivaleros me lo han contado todo. Cuando L-Kan subió al escenario, el retraso acumulado era de traca. Agradecieron al público que aguantara allí para verles. Contaron algunas anécdotas de su viaje a México junto a La Monja Enana y con unos pequeños problemas de sonido iniciales dieron un repaso al ‘Somos otra cosa’ (sonaron ‘Señora’, ‘Me hago buzo’ o ‘Todo lo que no’). En un tema sacaron a dos del público para tocar una raqueta-violín ¡¡!! (son éstas las cosas de L-Kan que nunca entenderé y por las que no me arrepiento en absoluto de habérmelos perdido, aunque creo que soñé con la voz de Belén…). Cerraron con una versión acústica de ‘Yo ya no’, sin bases ni adornos, que al parecer no iban a tocar, con la correspondiente ovación de sus fans.

Dj Rojiblanco: Al día siguiente, el propio Julio Ruiz me contó la aventura de empezar a pinchar casi a las 7 de la mañana y que, ya con el sol en alto, no consiguió calmar a los supervivientes de la noche cuando pinchó ¿’Marionetas en la cuerda’?. Pero la jornada terminaba ahí.

SÁBADO

Montevideo: Después del día piscinero que gastamos el sábado, entre turnos de duchas y demás, nos perdimos Índigo y el electropop de Cajón de Sastre. Me hizo mucha ilusión ver a Montevideo porque tenía mucha curiosidad por saber cómo era su directo. Fue una gran lástima que tuvieran tantos problemas técnicos al principio. Al parecer, casi a la mitad del concierto fue cuando llegó “el técnico bueno” y todo empezó a cambiar mientras los popis que se acercaban terminaban la tarde bailando al ritmo de las canciones de ‘Cuando miramos al Sur’. Damiana, que no supo decir dónde estaba el Sur (tan fácil… tomando como referencia el sol poniéndose atrás, a su derecha) me resultó un poco fría en el escenario, no así Manu, al que vimos bastante animado. La conclusión es que Montevideo me resultó un grupo más de disco que de directo. Aunque quizá no fuera la hora ni el escenario adecuado.

Facto Delafé y las Flores Azules: Después de resistirme de ocho mil formas tengo que reconocer que lo pasé en grande con el directo de los barceloneses (todo es posible with a little help of my friends). A diferencia del anterior, éste es claramente un grupo de directo. Con todas mis reservas hacia algunas letras (¿a que os saco los poemas que escribía en el instituto y comparamos?) y la repetición de melodías a lo Chiki-chiki (no os alteréis, que no es para tanto lo que digo) la voz de Helena-Flor me ha fascinado siempre. Así que -imaginad- mucho más su presencia. ¿No es alucinante esta mujer? Creo que ahí radica gran parte del éxito de esta banda. Aunque la compenetración entre los tres miembros es fundamental. Y ¡sí! trasmiten tal cantidad de sensaciones que todo chisporrotea fluidamente entre público y artistas. Y es genial.

Camera Obscura: Otros escoceses este finde por la provincia de Badajoz. Tracyanne, encantadora y muy agradable como siempre, confesó, entre risas, que estaban muy a gusto y contentos de tocar en Alburquerque porque con ese castillo al lado era como si estuvieran en Escocia. Sonó el repertorio habitual y en la primera mitad sonó ‘French Navy’, que será incluida en su nuevo álbum. No creo que aporte ninguna novedad a su discografía pero si te gusta Camera Obscura va a ser inevitable que te guste, incluso que te guste mucho. ¡Qué ganas tengo de oírla otra vez! Hacia la recta final sonó la otra nueva conocida por el momento, ‘Swans’, para después terminar el concierto con una emocionante ‘Razzle Dazzle Rose’. Casi perfectos.

Deluxe: El repertorio de Deluxe tiene la fortuna de contar con canciones maravillosas que en un festival como éste son capaces de mover a todo el público desperdigado por ahí al frente del escenario a ver a Xoel, ¡bien! El problema está en los arreglos. ¿De verdad son necesarios esos interminables solos en clave de blues? Como dice Santi de Lois Casino: ¿de qué va este rollo big band? Creo que es con lo que más de acuerdo estuve en todo el sábado. Venga Xoel, a tocar a Las Ventas, que te pega más.

La Casa Azul: Se puede tener la edad que se tenga que a veces es incontrolable parar las emociones transformadas en ¿chillidos?, sí, chillidos de fans enloquecidas ante la aparición de Guille Milkyway y sus androides entre el humo artificial de un escenario que, en segundos, pluf, se magnifica y se vuelve repentinamente inalcanzable. Se puede. El concierto, acostumbrada a los de su gira, se hizo corto. Guille como siempre, correcto, agradecido y brillante. ‘Love Is In The Air’, fantástica y recurrente versión. Y con el amor vinieron Dusty, Karen, Nina, Kirsty y Blossom. Pero también Petula, France, Françoise o mi adorada Jeanette , que surgieron de entre las proyecciones de ‘Esta noche sólo cantan para mí’ y, como otras veces, terminaron viéndome llorar.

Coppini & Maga: Contadnos qué tal, he leído por ahí que estuvieron grandiosos. Pero a ninguno de nosotros nos interesaba y nos fuimos a casa a re-cenar. Llegamos a punto de no perdernos a…

Tachenko: El recuerdo de Sergio Algora era inevitable. Agradecieron las muestras de cariño de la gente y le dedicaron ‘El golf’. ‘Amable’ me sigue poniendo los pelos de punta de los recuerdos que me trae y temas como ‘Hacia el huracán’, entre otros, del último disco cumplieron las expectativas de sus fans. Acabamos satisfechos aunque con ganas de más Tachenko. Y demasiado cansados como para quedarnos a ver a Lagartija Nick y RafaSkam Dj.

Nueva pantalla al lado de la barra ¿revelación o timo?
En el angosto pero largo recinto del Contempopránea, a veces es muy difícil llegar a las primeras filas de un concierto por los estrechamientos que existen en el Paseo de las Laderas. Este año han colocado una pantalla de tamaño considerable justo al pasar la barra de bebidas, antes de llegar a la zona de conciertos. El sonido del directo llega perfecto en ese punto y el concierto se puede seguir a través de la pantalla. Lo que pasa es que a veces los cámaras enfocan a no sé sabe qué y te pierdes cosas que suceden en el escenario o de pronto la transmisión se corta y sólo ves el logo de Canal Extremadura. Quizá no sea tan necesaria. Total, si te giras un poco, ves el concierto mejor que en algunos escenarios del Summercase. A pesar de todo, resulta ideal para quienes nos cansamos enseguida en los festivales o el grupo que toca no te gusta tanto como para estar en el meollo pero no quieres perder ripio mientras te tomas una copa. Cualquier idea es buena para seguir mejorando.

¡Cómo está el servicio!
Este festival sigue resultando, a pesar del desplazamiento hasta la localidad, uno de los más baratos de todos los que tienen lugar actualmente en nuestro país. Siempre hemos vuelto encantados de comer y cenar por cuatro perras en cualquiera de sus bares. Pero sí hemos observado que los lugareños no pierden comba y aprovechan el tirón de que su pueblo sea invadido un par de veces al año. Por ejemplo, el alquiler de casas se ha duplicado en sus tarifas con respecto a hace unos años. Acabas pagando encantado la disponibilidad de un baño y un techo que evite que a las 9 am seas incapaz de pegar ojo por la luz y el calor del cámping.

En cuanto al comercio y la hostelería, de este viaje me llevo un grato recuerdo de las empleadas de “Deportes Castillo”, donde entré a acompañar a un amigo y acabé comprándome unas chanclas y un bikini, ¡olé! Toda la gente que he encontrado en este pueblo me ha tratado siempre de lujo pero este año hay una excepción. El personal de uno de los bares de la Plaza de España. Han estado haciendo méritos durante todo el fin de semana para que ahora esté escribiendo esto. Y es que el trato que hemos recibido no ha sido para menos. Entiendo que estén desbordados y asumo los retrasos al atender y servir. Lo que me parece inconcebible son las malas contestaciones improcedentes, como que me digan en toda la cara “no tengo otra cosa que hacer que ponerme a servir helados” después de pedirlo educadamente al lado del expositor, o “esto no es Inglaterra” (ésta fue buenísima) después de la negativa al pedir un té o ponerme la mano delante mientras estoy todavía comiendo para decirme (¡pedirme!) lo que les debíamos sin dar lugar a pedir postre, café o cualquier otra cosa y habiendo en ese momento mesas libres. Todo esto con las caras más horribles de odio y despotricando todo el rato. Lo mismo acabo contradiciéndome, pero para otro año creo que prefiero encontrarme a la Pantaruja de Alburquerque que comer en la cafetería Balanus, no iba a decir el nombre, pero aquí queda. Señores: si no nos aguantan, ¡cierren el bar esos días! Seguro que podremos aguantarlo.


Gracias por las fotos a: PlaciPOP ZGZ

  • SMS Dove

    Comunicado de Sidonie acerca de su actuación en el Contempopranea 2008
    Queremos empezar este texto dejando muy claro que el Contempopranea ha sido y es un Festival especialmente importante para Sidonie. Hemos tocado en 4 ocasiones y en cada una de ellas, lo ocurrido encima y alrededor del escenario ha convertido aquella noche en un recuerdo imborrable para nosotros. No hace falta que citemos las razones por las que a éste acontecimiento le rodea, año tras año, una aurea romántica y única. Como en otras ediciones, nosotros esperábamos la del 2008 con ilusión.
    Hasta el día del concierto, lo único que en cierto modo nos preocupaba, era largo viaje que nos esperaba hasta llegar a Alburquerque.
    A parte de esto, sólo un asunto a propósito de nuestra actuación estuvo, durante un tiempo, en debate entre nuestra agencia de Management y la Producción del Festival (concretamente ,el Regidor de escenario). Producción, aun sabiendo que veníamos de muy lejos, fijó de forma inamovible nuestra prueba de sonido a las 11h de la mañana del mismo día de la actuación. Un horario así no supone un problema si la banda reside a una distancia prudencial del sitio en el que se celebra el Festival o el día anterior ha tenido una actuación en un pueblo o ciudad cercana. Nosotros teníamos que salir desde Barcelona y la distancia que nos separa de Alburquerque en furgoneta se recorre en 14 horas. Para estar en la prueba según el horario previsto, no teníamos más remedio que salir de viaje el día anterior, lo cual era inviable debido a compromisos laborables del resto de los músicos y equipo técnico.
    Nosotros somos los principales interesados en realizar una exhaustiva prueba de sonido que garantice buenas y controladas condiciones técnicas durante el concierto.
    Por esa razón, a no ser que circunstancias de peso lo impidan, en ningún caso tendremos la intención de prescindir de una prueba de sonido. En ésta ocasión, debido a los conflictos relacionados con el desplazamiento y horarios del grupo y después de buscar sin éxito una alternativa, finalmente, ambas partes (Producción y nuestra Agencia) terminaron por pactar que Sidonie no realizaría prueba de sonido y haría sólo un chequeo de líneas antes de la actuación, tal como se hace en muchísimos festivales. Resuelto este punto, creemos que nadie tiene derecho a tirarnos algo en cara relacionado con éste asunto.
    La madrugada del jueves 24 de julio, 24 horas antes de nuestra actuación en el Festival, nosotros ya estábamos subidos a la furgoneta para viajar toda la noche y llegar a Alburquerque varias horas antes de nuestro concierto. Posiblemente, fuimos una de las bandas nacionales que más quilómetros recorrió en carretera para llegar hasta allí. Creemos que sólo por esa razón, nuestro equipo merece un respeto que al parecer muy pocas personas contemplan.
    La noche del concierto, estábamos citados sobre las 23 horas para que descargáramos y montáramos el “backline” mientras tocara el grupo que nos precedía. Según lo previsto, Sidonie debíamos empezar a las 2h. A esa hora, no obstante, la banda que tocaba antes que nosotros todavía estaba sobre el escenario. Esta circunstancia, al parecer, tampoco la ha contemplado mucha gente. El grupo anterior terminó finalmente a las 2.10h, momento en que recogieron su material y nosotros pudimos empezar a montar el nuestro. Necesitamos aclarar que en los instantes en los que se está efectuando el cambio de escenario, la banda que está a punto de salir sólo desea que ése trámite se efectúe lo antes posible, en beneficio de la gente que está esperando a verles y de los propios músicos, que en ese momento, no tienen en la cabeza nada más que el deseo de pisar el escenario para tocar. En ningún caso podemos tolerar que alguien escriba o diga que en ese intervalo de espera estábamos haciendo cualquier cosa distinta a estar concentrados en la actuación. Actualmente, pocas cosas nos importan más que convertirnos, gira tras gira, en mejores músicos y profesionales. Nos cuesta tolerar que alguien ponga eso en duda, no sólo por lo que afecta a nuestra imagen (ya estamos acostumbrados a escuchar burradas acerca de nuestra actitud) sino por consideración hacia los músicos y técnicos que nos acompañan.
    Por desgracia, es cierto es que en el cambio entre el grupo que nos precedía y Sidonie tuvieron lugar varias complicaciones que provocaron un indeseable retraso. Nuestro montaje suele ser fluido y rápido. Sin embargo, en esta ocasión surgieron problemas técnicos ajenos a la banda que impidieron que todo estuviese listo a tiempo para que pudiésemos salir según la hora prevista. Os recordamos que el Festival ya iba con mucho retraso antes de que nosotros empezáramos a montar y os aseguramos que solucionar un error en la conexión de un cable desde el teclado hasta la mesa de sonido no es algo que dependa del grupo. Esperamos que se entienda que no se puede iniciar una actuación sin que todos los instrumentos suenen correctamente.
    Nuestro concierto empezó en el instante en que todos los problemas técnicos estuvieron resueltos.
    En nuestra opinión, salimos a tocar motivados, sonrientes, concentrados y con muchas ganas de ofrecer un buen espectáculo. Ayer recordábamos que nuestra interpretación de “Sidonie Goes To Varanasi” fue especialmente intensa e inspirada. Volábamos, nos comunicábamos y nos divertíamos. En ese momento, no teníamos ni idea de lo que estaba a punto de ocurrir. Al terminar de tocar esta canción (la quinta del repertorio), nos miramos todos los músicos con complicidad. Sabíamos que ya habíamos superado cualquier complicación, que estábamos cómodos y que a partir de ese momento íbamos a rubricar un buen concierto, pues lo mejor de nuestro “set” estaba todavía por llegar. Ese entusiasmo, por desgracia, duró muy poco. En ese mismo instante, nuestro Road Manager, que llevaba varios minutos discutiendo con el Regidor de escenario, nos comunicó que sólo nos dejaban tocar una canción más. No dábamos crédito a lo que nos estaba diciendo. ¡Llevábamos apenas 20 minutos de repertorio y todavía nos quedaba 35 minutos de actuación! Perplejos, decidimos cambiar el tema que íbamos a interpretar en ese momento (“Los Olvidados”) por “Sidonie Goes To Moog”, más apropiado para cerrar el bolo. Al terminar, bajo la amenaza de corte, decidimos interpretar también “Fascinado”. Os aseguramos que en ese instante incluso deseábamos que alguien cortara el sonido a mitad de canción para que la gente supiera lo que estaba ocurriendo. Al terminar de tocar el último acorde, mientras el regidor de escenario seguía presionando a nuestro Road Manager para que abandonáramos el escenario, nos despedimos del público. Creemos que dejamos suficientemente claro que nos estaban echando de allí sin entender la razón de tal radical decisión. Nunca antes habían mutilado la mitad de nuestro repertorio. Fue una sensación extrañísima, una situación difícil de asumir. Nuestro enfado después de esa actuación era terrible y visible. Alguien había creído que sólo Sidonie y el público que vino a vernos debía pagar por los retrasos horarios de una velada en la que, como comentan la mayoría de grupos y muchos de los colaboradores del Festival, los acontecimientos y la organización de demasiadas bandas en una misma noche habían desbordado por completo a los responsables de la Producción de escenario. Cuando ocurren incidentes técnicos inesperados como los que tuvieron lugar aquella noche, por el bien del Festival y por respeto a los grupos que vienen detrás, entendemos que debe consensuarse con Producción un recorte lógico de un par o tres de canciones según el grado del retraso producido. De éste modo, se reparten las responsabilidades entre grupo y Producción por los problemas causados. A una medida así se expone cualquier artista que toque en un Festival, donde la logística suele ser mucho más compleja que en la de un concierto habitual. Lo que cuesta de entender por parte de cualquier banda es que toda la responsabilidad de un retraso caiga sobre ella y se le obligue a recortar más de la mitad de su concierto por esa razón. Sólo por respeto al público que desea ver a ése grupo, debería considerarse absolutamente injusta una represalia de éste tipo.
    Ha llegado a nuestros oídos que, en el momento del corte a Sidonie, quienes se encontraban cerca de Agustín, director del Festival, vieron como él se extrañó enseguida por lo ocurrido. Por ello, como al parecer él no sabía nada al respecto, hay quien dice que fuimos nosotros quienes decidimos terminar el concierto antes de lo previsto. Eso no es, en absoluto, verdad. ¿A alguien se le puede pasar por la cabeza que un grupo que invierte 28 horas entre ida y vuelta para estar en un Festival, pueda conformase con tocar tan sólo 25 minutos? Es cierto que Agustín no tuvo nada que ver con aquella decisión. Según nos han dicho, en aquel momento tan sólo estaba disfrutando de nuestra actuación hasta que lo ocurrido le sorprendió tanto como a nosotros. Por esa razón, queremos aclarar que el responsable de aquello fue el único que en aquel momento tenía la autoridad de adoptar ése tipo de medidas: el Regidor de escenario. Deberíamos preguntarnos si en éste caso tuvo realmente motivos coherentes para hacerlo.
    Hoy seguimos sin aceptar que recortaran nuestro concierto después de la quinta canción, que pagáramos de forma tan drástica el retraso de toda una programación que había empezado por la tarde y que haya alguien que piense que, premeditadamente, pusimos en peligro nuestra actuación y la de las demás bandas. Tener que leer, además, comentarios tan tóxicos como los que se atreven a escribir en la red aquellos que se ocultan bajo el anonimato, ya nos parece el colmo. No sabemos que más decir… Sólo podemos reiterar nuestro disgusto esperando que la organización se pronuncie pronto al respecto para dar al grupo y al público que quería vernos una explicación que nos ayude a entender lo que pasó esa noche.
    Nos gustaría terminar este comunicado con el mismo tono y sentimentalismo con el que hemos empezado. El Contempopranea es y será uno de nuestros Festivales fetiche. Esperamos haber conseguido transmitir nuestro punto de vista y deseamos volver pronto al Contempopranea, para quitarnos la espina clavada éste año y poder dar al público que desea vernos el concierto que merecen.
    Besos a todos.
    Sidonie

  • Para mí, lo mejor, Facto Delafé y Las Flores Azules (muchísimo mejor en directo que en disco, dónde va a parar), y después L-Kan (increíble que a las seis de la mañana nos tuvieran a todos botando y bailando).

    Y gracias, por fin leo a alguien que le parece que los solos instrumentales de Deluxe fueron un exceso.

    La Casa Azul no sonó particularmente bien. Voz sí, pero la música así como sucia, ¿no?

    Camera Obscura y Teenage Fanclub me aburrieron mucho, muchísimo.

    Y, lo mejor de todo, es un festival en el que la gente cuando se cruza no se mira a la cara, sino a la camiseta.

    Hala, ya han dejado ahí lo de Sidonie.
    A mí los miembros de otro grupo me dijeron que Sidonie había montado su propio backline en vez de usar el que el Festival ponía a disposición de todos los grupos, lo que originó el retraso, el cabreo y el corte. Pero todo son elucubraciones, claro.

  • Buena cronica y excelente el comunicado de sidonie, yo soy uno de los que se preguntaba que narices les habia pasado, una vez aclarado solo me queda decir que es totalmente injusto que cosas asi ocurran.

  • Ulises Lima

    Comparto casi al 100% la critica del festival.creo que vimos a tachenko al lado, pero al no tener toda la seguridad de que eras tu y que no queríamos ser pesados (cosa facil tras la ingesta de mil barceloscola) nos resistimos a saludar y hacer el grupi.
    Yo lo que mas agradezco es no encontrarme con el tipico festivalero-ravero con los ojos en blanco a las 4 de la mañana.

  • Esto me parece de lo más grande que ha salido en esta web:

    “Me imagino siempre a mis amigos cantándome ‘Te favorece tanto estar callada’ y me entra bastante mal rollo, pero me gusta tanto la canción que cuando la oigo me pongo a bailar y se me quita la cosica enseguida. “

  • Y por cierto, muy majos Sidonie, pero podrían haber enviado un comunicado más corto. Lo que vienen a decir se puede resumir en 3 frases.

  • Mi crónica murrápido

    El jueves, Band a part estuvieron bien, Klaus & Kinski, y su cantante Marina, nos cautivaron. Me sorprendí de [email protected] grupis de Amarillo, que además me parecieron más de los 40 principales que su primer disco (que es el único que he escuchado).

    El viernes, me gustaron Norton, Hipo, y Deneuve, aunque casi ni los conocía. Me gusta el disco de Emma Pollock, y aunque lo cierto es que el directo era como escuchar el disco (algo negativo para mí), me resultó graciosa ella en sí, con sus papelitos y su español.
    Teenage Fanclub, de tan imprescindibles que son, nos los perdimos. Lo poco que oímos tampoco nos llamó mucho la atención.
    A los Lori Meyers casi ni los pude escuchar, pero lo poco que oí, me lo pasé genial, y para mi sorpresa, me sabía casi todas las canciones.
    Lo de Sidonie… pues casi no lo menciono. Una pena.
    Los niños mutantes estuvieron entretenidos.
    No me gusta demasiado LKan (no los conocía casi nada, y me parecieron más payasos que un grupo de música), pero aún así me hicieron reirme y mover un poco el cuerpo, y eso a las 6 de la mañana, en mí, es mucho. Muchísimo.

    Y el viernes…
    Digamos que la noche empezó con Facto Delafé y las flores azules. Nunca me habían gustado (sus letras son malillas, sí), pero su espectáculo fue sensacional. Daba gusto verlos.
    Adoro Camera Obscura, muchísimo. Y como supuse, su directo me terminó aburriendo. Para escuchar sus canciones a secas, me gusta más mi mp3.
    Y amo x 1000 a Deluxe. Y su directo fue el que más bien me hizo pasarlo, sus solos instrumentales nunca me han aburrido, y se lo pasa tan bien en el escenario, que no puede sino comérselo. Y lo hace, y mucho.
    Para La casa azul me fui para atrás, dejé que lo disfrutaran los fans incondicionales. De lejos, se oía bien, y canté algunas de sus canciones.
    Coppini y Maga… pues mira. Coppini es bastante insoportable, y muchas de sus canciones… soy demasiado joven como para que no me aburrieran a esas horas. Maga me gustó más. Una pena que sólo fueran 3 canciones.
    Mierda, me tuve que ir a medio de Tachenko, porque aunque me encantan, estábamos cansadísimos… Pero sus primeras canciones las disfruté (lo máximo que pude xD)…
    Y bueno, Lagartija Nick… otro año.

  • boysofmelody

    Desde luego el comunicado no se caracteriza por su brevedad. Sea como sea es una putada lo que les hicieron.

    Alguien puede decir algo de copini y maga? Y de si alguno de los grupos tuvo un poco de respeto haciendo versiones de Golpes bajos?

  • José Luis

    COMUNICADO NO OFICIAL Y ENTRE AMIGOS DEL “MANAGEMÁN” DE MONTEVIDEO

    Ante algunos comentarios y reseñas (no la mayoría, afortunadamente) que sobre la actuación de Montevideo en la edición ‘08 de ese festival tan querido y entrañable (a pesar de los defectos que se le encuentren cada año) como es el Contempopranea, se hace necesario un comentario que ponga en contexto dicha actuación y luego cada cual juzgue como quiera.
    Es casi imposible que un grupo se sienta totalmente cómodo y a gusto en el escenario, y que esto lo transmita al público cuando:

    – Su tiempo de actuación (apenas 40 min) se intentó (por parte de un señor de cuyo nombre no quiero acordarme) rebajar a 30’ (¡) una y otra vez y hasta el último momento antes de empezar, a pesar de que estaba estipulado en el contrato firmado hacía meses que serían 40’.
    – Aunque aún no se había producido retraso alguno (estábamos en el tercer grupo del sábado y todo iba correcto en cuanto al timing), su actuación prevista para una hora determinada se intentó también adelantar casi un cuarto de hora antes y a la desesperada, avisándose de ello en el último momento y obligando al grupo a subir con prisas innecesarias y una situación tensa que en nada ayudó para ofrecer de la mejor manera la música que se lleva dentro.
    – Se hace subir a Montevideo antes de que se le anuncie con la famosa entradilla, la cual suena cuando están sobre el escenario. Y para colmo, el grupo, subido en el escenario ya, tiene que esperar a que se arregle un fallo de la mesa de monitoraje que no recibe la señal de un cable del teclado (¿le suena esto a alguien de otra actuación de otro grupo polémico?). El ampli del 2º guitarra también tiene problemas, pero se obliga al grupo a que empiece y este tema ya se arreglará sobre la marcha…(¡)
    – La prueba de sonido realizada por la mañana estuvo repleta de problemas para un grupo realmente sencillo de sonorizar: si sus bases no se escuchan por dentro, es imposible ir a tiempo. Finalmente apenas se resolvieron, así que Montevideo se fue con una sensación de intranquilidad que permaneció hasta las 3-4 primeras canciones de su concierto.
    – En la mesa exterior, la cosa no parecía ir mejor: la respuesta a la típica pregunta ¿para qué se hace una prueba de sonido? estaba más en el aire que nunca. Las indicaciones dadas para conseguir el sonido que Montevideo se merece de cara al exterior, parecían estrellarse contra un muro. Para colmo, el sonido de los micros se marchaba a su antojo. Hasta que por fin, en la cuarta canción, llegó Jesús “el salvador”, al cual le había dado una insolación y no habia podido ponerse a los mandos hasta ese momento. Le bendije una y otra vez porque rápidamente levantó y le dio brillo a un sonido que simplemente no había existido hasta entonces.
    – Por último, cuando el grupo (y la gente fuera, según han comentado muchos) ya empezaba a sentirse a gusto sus escasos 40’ estaban llegando a su fin…

    Para ir terminando, dar las gracias a Jesús en la parte técnica, a Sergio Vinadés en la producción y también a Agustín, por contar con grupos españoles (sobre todo de los llamados “emergentes”) en una escena de festivales cada vez más difícil para los mismos……..y por supuesto a la gente que acude a ver a Montevideo y que da ánimos constantes, por ellos merece la pena todo esto, de verdad.

    PD:
    En aquellos festivales y conciertos donde el grupo se ha sentido mínimamente cómodo y satisfecho con el sonido (en este año, por ejemplo: Santiago Alquimista, Lisboa), el público ha podido disfrutar de una banda entregada al DIRECTO, lugar preferido por todos y cada uno de quienes la integran, a pesar de que la impresión en algunos pueda ser la contraria.
    Aún así, Montevideo, en su constante afán por evolucionar y hacerlo cada vez mejor, ya se ha puesto manos a la obra para que en un futuro todos esos problemas se minimicen (es imposible neutralizarlos por completo, depende de tantas circunstancias ajenas muchas veces al grupo): Manu pasará a ser eso que llaman ‘front man’ sobre el escenario, ocupando un lugar activo y central, literal y metafóricamente hablando; al aumentar la plantilla, se hace casi imprescindible, sobre todo en festivales, pensar en primer lugar en un técnico propio para no-depender-de, lo cual conllevará más gastos, espacio, etc, pero todo sea por la causa; y por último, se avecina evolución tanto en sonido como en instrumentación, pero eso vamos a dejarlo aún en secreto sin desvelar por ahora, que para eso están las sorpresas…

  • Patrullero

    No por generar mas polemica ni nada, pero noes la primera vez que llega a mis oidos historias del Contempopranea en las qeu se decide recortar tiempos a los artistas y tienen problemas con la produccion (que no con el organizador) Supongo que es algo a revisar por la organizacion.

  • ¿Otro comunicado aclaratorio? ¿En qué tipo de república bananera vive la organización de este festival? ¿O es que los grupos son unos quejicas?

    Estoy flipando con esta falta de profesionalidad, pero claro, así nos luce el pelo a los indies españoles.

  • boysofmelody: Lo de German Coppini y Maga fue alucinante. Yo iba a tomarme una cerveza al backstage, pero cuando oí esos riffs de guitarra tan característicos (Empezaron con “Escenas Olvidadas”), me frené en seco. Me quedé dándolo todo en primera fila -se estaba supercómodo- con gente, en general, bastante mayor que yo. Cuando escuché el comienzo de “La Virgen Loca”, por poco me da un pasmo. No esperaba que tocaran esa… También cantaron “Desconocido”. Qué fuerte… Eso sí, les falta un sinte. Se notaba mucho. O bien, otra guitarra. Si intentan recrear el sonido rico de Golpes Bajos, calcarlo, vaya, no tiene sentido que se presenten con solo tres patas. También hubo versión de “Centro de gravedad permanente”, de Battiato, empalmada con el clásico “Come Prima”.
    Eso sí, los fans de Maga dicen que la presencia de Coppini fue un aburrimiento y que molaron más los tres temas del grupo que se marcaron sin él. Vaya.. pues…

    Luego volvió Coppini y, antes de terminar con “Malos Tiempos para la Lírica”, emplazó al personal a ser un poco más rebelde y a cuestionarse las cosas. Repitió hasta tres veces: “SED CRÍTICOS, COÑO!!”

    Y, como siempre, lo de las versiones nada… Que yo me diese cuenta, sólo Lori Meyers y LKan metieron una frase de alguna canción en mitad de otra de las suyas, cosa que me parece hasta peor que no hacer nada.

    Los del contempopranea deberían replantearse el rollo homenaje…

    Supervago: No está mal que os utilicen como foro para dirimir las dudas, hombre …:)

Send this to a friend