Demasiado famosos para hacer discos buenos

Por | 11 Dic 08, 20:13

El NME, las nuevas webs musicales tipo Pitchforkmedia o Drowned In Sound, los blogs prestigiosos de música… todos buscan ávidamente y sin descanso el nombre de «la nueva sensación». Tanto que a veces nos olvidamos de que las estrellas consagradas ni mucho menos han hecho discos tan malos como tus amigos terminan diciendo. El peso de una obra pasada mayor, lo mal que te cae el artista o la de cosas malas que ha hecho en su vida privada o en sus discos, a veces pesan más. Aquí van unos discos que no aparecerán por las listas de Rockdelux, Mondo Sonoro y Go; que tus amigos nunca te dirán que molan para que no les mires raro, pero que, la verdad, recuperados a finales de año, ni de coña están tan mal. Aunque en los comentarios de este post leas que sí.

Coldplay / Viva La Vida: Lo venden todo, consiguen nominaciones a los Grammy y aparecen en las listas de lo mejor del año británicas y norteamericanas. ¿Qué más se podría pedir? Estar igual de bien considerado por las publicaciones musicales más exigentes, como Pitchforkmedia, Stereogum o Rockdelux. Igual si ‘Viva la Vida’ lo hubiera firmado un grupo totalmente desconocido, sería 3, 2 ó 1 también en estas listas… pero no puede ser. Son demasiado arrogantes y caen mal.

Ellos / Qué fue de Ellos: Ellos no son súper famosos, pero toda persona interesada por la música independiente los conoce muy bien hace años. Sin embargo, siguen igual de bien/mal considerados que al principio. La crítica nacional no suele ponerlos mal, pero cuando llega el momento de hacer el recuento de lo mejor del año, tiende a olvidarse de ellos. De los 12 temas de ‘Qué fue de Ellos’, 6 son de los que te aprendes enseguida de pe a pa. ¿Tienen los discos de Joe Crepúsculo, Russian Red, Espaldamaceta o Lidia Damunt 6 temazos tan evidentes e inolvidables que podremos citar y canturrear dentro de 20 años? Hay opiniones para todos los gustos, yo tengo mis dudas.

Goldfrapp / Seventh Tree: El caso de Goldfrapp es un misterio total. Las notas de la crítica de su último álbum van desde el 4 al 10 según Metacritic, pero son los medios más especializados (Pitchfork, Drownedinsound, Spin, NME) los que le dan las notas más bajas. ¿De repente son tan malos? ¿Siempre lo fueron? ¿Sólo desde el segundo disco? Nadie se pone de acuerdo. ‘A&E’, ‘Little Bird’, ‘Some People’ cuentan con melodías que hacen llorar a unos y a otros les hacen partirse de risa. Hace tiempo que todos hemos perdido la objetividad con este grupo y son ya imposibles de evaluar. Sin duda, son los Fangoria de Reino Unido.

Ladytron / Velocifero: ‘Ghosts’, ‘I’m Not Scared’, ‘Runaway’, ‘Predict The Day’, ‘The Lovers’, ‘Deep Blue’, ‘Tomorrow’ y ‘Versus’. Hasta 8 singles potenciales tiene el último disco de Ladytron. 8 singles por los que muchos matarían, pero el grupo se ha repetido tanto que ya no hay nadie que les preste atención.

Madonna / Hard Candy: ¿Qué diríamos de una Lolita nueva que publicara un disco con singles tan redondos como ‘4 Minutes’, ‘Give It 2 Me’ o ‘Beat Goes On’, con baladas tan apañadas como ‘Miles Away’ y ‘Devil’ y growers tan claros como ‘Dance 2night’? Probablemente que ha hecho un disco mucho mejor que cualquiera de Madonna.

Oasis / Dig Out Your Soul: Toda la vida quejándonos de que Oasis no cambian, ahora hacen un disco diferente, más psicodélico, ligeramente más electrónico y nadie le hace ni caso. ¿Qué pasaría si una banda nueva de Manchester hubiera sacado un álbum con tres singles claros, cuatro temas que no están mal, un relleno apañado y un par de canciones malas? Pues lo que han conseguido Black Kids, The Ting Tings o Glasvegas con lo mismo: un montón de repercusión mediática y un boca a boca mucho más eficiente.

Primal Scream / Beautiful Future: Misterioso también lo de Primal Scream, ese grupo al que si nadie hubiera decidido llamar para encabezar carteles de festivales, no se sabe lo que habría sido de él porque no venden absolutamente nada. ‘Can’t Go Back’, una de las canciones más rabiosas y destroyer de este año, ha pasado totalmente desapercibida. Lo mismo que otras pistas súper comerciales de su álbum, que no es tan bueno como alguno de sus discos antológicos, pero desde luego está muy por encima de la media.

Sigur Rós / Este disco: He aquí uno de los grupos que más divide. ¿Son buenos? ¿Son malísimos? Al menos casi todo el mundo coincide en que hoy en día hacen mejores discos que Mogwai. Quizá su última entrega decepciona por lo parecida que resulta a su discografía anterior, frente a lo que prometía el single ‘Gobbledigook’, pero lo cierto es que siguen siendo únicos disco tras disco.

Sons And Daughters / This Gift: Este grupo ni siquiera puede presumir de haber vendido mucho en el pasado ni puede culpar a una obra magna anterior de ser ignorado por medios y/o público. Su delito simplemente es no ser nuevos, llevar unos años ahí sin destacar, lo cual es una pena porque este último álbum cuenta con hasta 6 singles potenciales que deberían haber elevado su popularidad a la de Kings Of Leon, Franz Ferdinand o White Stripes, por lo menos. Hasta de Those Dancing Days se ha hablado más.

The Streets / Everything Is Borrowed: Rockdelux, Pitchforkmedia, parte del NME, el público que ha dejado de comprar sus discos en Reino Unido… Casi todo el mundo tiene claro que la estrella de Mike Skinner se ha apagado. Unos dicen que sus letras son malas pero que su música está bien (Pitchforkmedia), y otros que su música está fatal pero que las letras bien (Rockdelux). ¿Qué se diría de un MC nuevo que mezcla con tanta solvencia funk, disco, hip-hop y canción pop y además se produce todo? ¿Se mirarán con tanta lupa las letras de todos los artistas?

La Tienda JNSP