Quantcast

Dead Set

-

- Publicidad -

Dead Set

Las películas de zombis, así en general, gustan mucho a casi todos los integrantes de JNSP. Así que, cuando uno de nuestros lectores nos recomendó ‘Dead Set’, “una miniserie de cinco capítulos en la que toda Gran Bretaña se vuelve zombi, excepto los participantes del Gran Hermano de ese año”, nos faltó tiempo para hacernos con ella. Y qué grande, qué grande la serie, los personajes, la trama y la historia en general. Anoche, mientras nos tragábamos un capítulo detrás de otro (los cinco episodios seguidos se convierten en unas dos horas de metraje), fantaseábamos con la idea de ponérsela a los participantes de este año del ‘Gran Hermano’ español. También con la idea de que Mercedes Milá se convirtiese en una zombi, si es que no lo es ya, claro.

- Publicidad -

La trama es muy sencillita. En plena noche de expulsión, una especie de virus, de brote, o vaya usted a saber qué, se hace con toda la población del Reino Unido. Y cómo no, uno de los zombis se cuela en pleno plató y en los estudios, convirtiendo a todos los trabajadores del programa en zombis, así como a los familiares que van a disfrutar del programa. A todos excepto a la becaria-lleva-cafés, que se termina salvando y metiéndose en la casa con unos friquis, a saber: la típica negra irreverente, la marica drag-queen que además es enfermera, el cuarentón salido que va de “yo he venido a este programa para cambiarlo desde dentro”, el inmigrante malote y la pareja de rubia tonta y musculitos. También se libran del virus el productor del programa (una persona despreciable) y otra rubia tonta (otra más, que en este tipo de realities las rubias tontas estereotipo funcionan muy bien) que había sido expulsada esa misma noche.

El comienzo es prometedor, y la verdad es que los capítulos se suceden uno tras otro con bastante maestría. No en vano, su creador es Charlie Brooker, muy conocido en las islas británicas. Pero pese a sus gags y continuos diálogos de lo más cómico (no nos hemos dado cuenta hasta ahora, pero los Grandes Hermanos dan para mucho), lo cierto es que esta producción televisiva es más una tragicomedia que una comedia o un drama. Así lo atestigua su final, que como no podía ser de otra manera, bebe de las fuentes clásicas de las películas de muertos vivientes, y presenta una crítica social bastante despiadada.

- Publicidad -

Lo grandioso de la serie (grandioso si lo sabes, porque de lo contrario andas un poco perdido), es ver la increíble cantidad de cameos que se ha currado Brooker. Desde un montón de participantes en el ‘Big Brother’ británico, hasta un presentador de las noticias, personalidades televisivas varias o incluso Davina McCall, la mismísima presentadora del show en Gran Bretaña. Sin embargo, lo interesante de ‘Dead Set’ es pensar en lo que pasaría si esto llega a suceder de verdad. Porque… ¿qué es más aterrador: que una plaga zombi asole nuestro país o que los únicos que se salven sean los integrantes de la casa de ‘Gran Hermano’? La respuesta está clara.

Calificación: 8/10
Destacamos: Sobre todo, los tres primeros capítulos. El quinto (y último) es un desenlace como con prisas, y al final todo se sucede excesivamente rápido.
Te gustará si te gusta: ‘Shaun of the dead’ (aquí conocida como ‘Zombies’ Party’), ’28 días después’, las películas de zombis en general y ‘Gran Hermano’, claro.
Predictor: Lo más parecido a esto que hemos tenido en España fue la película esa en la que los de la primera edición de GH se encontraban un platillo volante. Sin comentarios.

Lo más visto

No te pierdas