Chicos, ahorrad en ropa: os vale la del invierno anterior

-

- Publicidad -

Chicos, ahorrad en ropa: os vale la del invierno anterior

chico_otoñoMenos mal que alguien se preocupa por los pobres consumidores agobiados por la recesión: las firmas de moda, caras y baratas. Y es que han tenido todo el detalle de que sus colecciones para el próximo otoño sean prácticamente iguales que las del anterior repitiendo prendas, tendencias y estilo como si tal cosa. Era de prever que esto sucediera en algún momento porque con los sueldos congelados y la gente en el paro, es mejor apostar sobre seguro. ¿Que lo del año pasado se vendió? Pues nada, lo repetimos porque hay que seguir vendiendo ropa. Bien por la economía, mal por la creatividad; no, nunca llueve a gusto de todos.


El otro día, paseando por delante de un escaparate de H&M, un amigo comentaba que esta temporada no pensaba pasarse por esta tienda sueca porque la colección era exactamente igual que la del año anterior. Si hace poco nos sorprendíamos de lo repetitivas que eran las propuestas masculinas para la primavera de 2010, las tiendas y campañas nos arrojan una realidad mucho más desoladora para el invierno. Si las grandes cadenas ya pecan de poco arriesgadas y de ir a la cola de las tendencias, ahora el panorama es un poco más triste aún. Veamos claros ejemplos como la misma H&M, donde se repiten los bajos remangados, chaquetas militares, fulares, cuadros, cazadoras de cuero…. ¿Te suena? Algo parecido sucede con TopMan, interesante cuando en su día popularizó los porkpies y el estilo Brit que ahora sigue explotando en vista de los buenos resultados que da. Atención a Zara Hombre, innovando con cosas nunca vistas como camisas vaqueras, pajaritas, jerséis de leñador o más chaquetas militares. En River Island han cambiado el look macarrilla poligoneropor el de moderno de hace dos temporadas con estilismos tan rompedores como los jeans arremangados con gafas de pasta y bomber.

- Publicidad -

Pero esta sensación de dejà vu no sólo se aprecia en aquellos que en teoría van a la cola de los que marcan las tendencias. En las pasarelas también se da esta repetición, empezando por la nuestra y continuando por las marcas de más alta gama. Aquí tenemos la actual colección de Burberry Prorsum, idéntica a la del invierno pasado. ¿Qué decís del supuesto «British touch» de Prada? Por muy fotografiada por Hedi Slimane que esté su campaña, no deja de ser una línea que peca de clásica y aburrida… y vendible. Hasta el anteriormente visionario Raf Simons ha convertido a sus modelos en señores cuarentones con pinta de oficinistas. Bueno, en realidad según la versión masculina de Style.com, eso del look ejecutivo es una de las tendencias del otoño, también una de las más rancias. Hasta Tom Ford se ve repetitivo con tanto traje de señorito forrado de terciopelo. De hecho, sólo tenéis que comparar con la colección del invierno pasado para corroborar cuán similar es a la actual.

Parece que el clasicismo -rozando el rancismo es a lo que tiende la moda masculina: Sisley, las famosas pantuflas, los logos enormes… Hasta Harvard (sí, la Universidad) ha lanzado una línea de moda ideal para el pijo de manual.

- Publicidad -

¿Y qué decís de las revistas de tendencias? Por ejemplo, en el editorial de Huge Magazine para octubre, relativamente alternativa proponían el clásico look de vaqueros, pitillos y actitud torturada-indie que ya llevamos años viendo. Es decir, que se ha convertido ya en convencional.

¿Qué les queda entonces a los hombres que quieren innovar un poco? Pues cosas bien poco asequibles como Rick Owens o Wood Wood, pero esto ya es otra historia y otros precios… Bueno, siempre se puede recurrir a Cheap Monday.

Foto: Top Shop

Lo más visto

No te pierdas

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.