John Talabot, español del año para Pitchfork

-

- Publicidad -

John Talabot, español del año para Pitchfork

john_talabotEn sus críticas de Delorean Pitchfork ha hablado de un nuevo género llamado «glo-fi» tan perfecto para «ir a la playa como para las noches de verano» y ha bromeado sobre la procedencia (adoptada) de Barcelona de este grupo, El Guincho o John Talabot, diciendo que «tres ya es tendencia». Este último precisamente ha remezclado a Delorean, en estos momentos se encuentra haciendo lo propio con ‘Shelter’ de The xx y estuvo presente el pasado verano en los playlists de dos James imprescindibles para la electrónica: Holden y Murphy.

Lo de John Talabot, aunque también cuenta con sonidos rave y africanos, como los de esas voces que aparecen al final de su canción estrella, ‘Sunshine’, número 56 de 2009 para Pitchfork, tira mucho más abiertamente hacia el house. Una nota de prensa citaba en su momento las influencias del flamenco, el northern soul, la música asiática, el disco, el house de Chicago o el techno.

- Publicidad -

En una entrevista con Klubbers.com hablaba sobre el agobio de estar más que consolidado para una parte del público pese a no tener aún en la calle su debut largo («Siempre se crea mucho revuelo tan pronto surge un productor nuevo o alguien que es fichado por un sello extranjero y ese revuelo a veces es más perjudicial que la promoción que se le hace»), pero la verdad es que ya no puede evitar que su 12” de ‘Mathilda’s Dream’ y su debut, que promete colaboración de Delorean y «composiciones más relajadas y cercanas al pop» figuren entre lo más esperado de 2010.

El mp3 de ‘Sunshine’ puede descargarse gratis de Pitchfork.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

5 cosas que echar de menos de Daft Punk y 1 que no

Daft Punk fueron el último grupo en adorar de verdad las grabaciones de estudio. Recordamos este y otros hitos... y una cuenta pendiente.

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...