Uau… arrrgh

Por | 13 Abr 10, 10:04

uauYa que este programa se ha bautizado con un nombre tan onomatopéyico, se merece un apelativo similar. Arrrgh, puaj, ewww… Y es que vaya debut tan desastroso el del tan cacareado programa de Santi Millán, a quien ya queda un poco pequeña (o grande, da igual, le queda mal) la imagen de eterno adolescente que tenía en ‘Siete Vidas’. Mismo pelo, misma actitud, misma barba de 1 semana… Telecinco en 2003.


Su late show comienza -literalmente- con el beneplácito de Buenafuente…. y de ahí a la perdición. Todo lo que va sucediendo en ‘Uau’ es una sucesión de aarghs desde el momento en que Andreu desaparece de la pantalla. Los primeros 15 minutos están dedicados a regalar un crucero a cada miembro del público, numerito que terminan cantando la sintonía de ‘Vacaciones en el mar’ con un karaoke en el que la letra está escrita fonéticamente. El guionista estaba inspirado, concretamente en Telecinco en 1991.

Llega el momento de la invitada estrella para su primer programa, Pilar Rubio. Va vestida con un corsé de Maya Hansen, de la cual ella es clienta habitual, y parece un poco la cantante de Tokio Hotel pero su look no es de lo peor. Ahora empieza el despliegue de comentarios machistas y soeces por parte de Santi a la presentadora, todos ellos bastante estudiaditos, pero fuera de lugar al fin y al cabo. «Estás que lo petas» (y le mira las tetas), «me extraña que no hayas tenido nada que echarte a la boca» (la chica no ha cenado, pero él hace esta broma tan currada al respecto). Con ella realizan todo tipo de actividades como subirla en una cama con cachorritos para crear el vídeo más exitoso de Youtube porque aúna una chica buenorra y animalitos monos. Por cierto, Santi llama a este canal «yutuf» y «yutube» indistintamente, además de continuar con los tópicos y chascarrillos sobre lo rica que está Pilar Rubio.

Aparece una tal Susanna Bergès con la intención de emular a las colaboradoras de El Intermedio, y pasa sin pena ni gloria. ¿Ha hecho algún chiste? Ni me acuerdo.

El momento más culminante antes del primer corte publicitario llega con una bailarina de striptease armada con una pitón, muy à la Salma Hayeck en 1996. Le da la serpiente a Pilar y ella baila en su barra divinamente. Intentan que la Rubio haga lo mismo pero, y de una manera absolutamente nada espontánea, Santi Millán se empieza a quitar toda la ropa y se queda en gallumbos y cubrepezones. Un recurso muy bueno, el mismo que hacían en cada capítulo de ‘Siete Vidas’ en 2003, enseñando el paquete de Santi de vez en cuando. La diferencia es que ahora ya huele.

Tras un semidesnudo masculino y femenino, ¿cómo continuar? Con un mentalista, un tal Luis Pardo que es un señor vestido como de emo calvo con las uñas y los ojos pintados de negro. A la vuelta de este corte vuelve Susanna Bergès a descubrirle al género masculino cómo saber si una mujer quiere tener sexo en la primera cita. Me voy a la cama, que para ver bromas manidas de mal gusto, topicazos y chistes de instituto, quedo con unos antiguos amigos que tengo, que son más graciosos aún teniendo el mismo estilo.

Calificación: 2/10
Destacamos: lo retro de este programa, regalando cruceros en vez de casas en Benidorm, y enseñando carne para que suba la audiencia.
Te gustará si: eres un nostálgico de las Mama Chicho, de ‘No te rías que es peor’ y ‘Siete vidas’. ¡Pero todo junto en un mismo formato!
Predictor: Resultado aceptable… ¡7,9% de share! ¿En serio?

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP