Quantcast

Teenage Fanclub / Shadows

-

- Publicidad -

Teenage Fanclub / Shadows

teenage-fanclubEl caso de los escoceses Teenage Fanclub es de creatividad pausada, como el que comentábamos hace poco de Broken Social Scene. Su notable ‘Man-Made’ salió hace ya un lustro, y el que lo precede (si no contamos el disco a medias con Jad Fair) es de hace una década. Durante el tiempo que ha pasado entre un disco y otro, se han dedicado a dar conciertos, algunos muy especiales, como cuando decidieron volver a sus inicios y tocar su mítico ‘Bandwagonesque’ al completo. La vuelta al estudio se produjo en 2008, comenzando a trabajar en el nuevo álbum en los estudios Leeder’s Farm de Norfolk y dándole los retoques finales en los Rockfield de Monmouth, con la ayuda de Nick Brine, entre otros. Y, al fin, ‘Shadows’ está en las tiendas.


Por mucho que pase el tiempo y que hayan decidido retomar su etapa más power-pop en vivo, en este nuevo disco suman y siguen donde lo dejaron, con los dulces y soleados tonos llenos de melodías y coros sixties que comenzaron a escucharse en ‘Grand Prix’, perfeccionaron en el gran ‘Songs From Northern Britain’ y continuaron plasmando en el celebrado ‘Howdy’ y en su último disco hasta la fecha. Para alegría de sus seguidores, el grifo del talento sigue bien abierto, y la cosa pinta muy bien desde el comienzo con la enérgica ‘Sometimes I Don’t Need to Believe in Anything’ y su estribillo, donde la sección de cuerda te lleva en distintas direcciones, elevándote a la vez que sigue hacia delante. Continúa la excelencia en ‘Baby Lee’, el pegadizo single, la reflexiva ‘The Fall’ y la saltarina ‘Into the City’. Y hay más donde rascar en las (nuevamente) reflexivas ‘Dark Clouds’ y ‘The Past’.

- Publicidad -

En la segunda mitad tal vez no nos encontremos con canciones inmediatamente adorables, pero merece la pena esforzarse y agudizar el oído, porque la recompensa está a la vuelta de la esquina, y ‘Shock & Awe’, ‘When I Still Have Thee’ (la cual recuerda por momentos a las melodías vocales de Simon & Garfukel) y ‘Sweet Days Waiting’ son buena prueba de ello. La banda de Glasgow sigue en estado de gracia, facturando otro buen álbum, cómo no, lleno de melancolía, y que seguramente amenizará muchos atardeceres veraniegos de ahora en adelante.

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Sometimes I Don’t Need to Believe in Anything’, ‘Baby Lee’, ‘Into the City’, ‘Sweet Days Waiting’.
Te gustarán si te gustan: Pernice Brothers, The Byrds, Big Star
Escúchalo: Spotify

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas