Odio París: «La comparación con Los Planetas es un recurso fácil»

Por | 06 May 11, 15:52

Odio París, nuestra gran apuesta de grupos nacionales de cara a 2011, están a punto de publicar su debut, que ya puede escucharse en Spotify tras la exclusiva Rockdelux. Aprovechando que hoy 6 de mayo tocan en el Apolo de Barcelona, publicamos la charla que tuvimos con Víctor (voz y guitarras), Óscar (guitarras y voz), Álex (bajo, sintetizador), Marcel (sintetizadores) y Jaume (batería y percusiones) a su último paso por Madrid.


¿Cuánto tiempo habéis tardado en grabar el disco?
Óscar: «Entre grabarlo, mezclarlo y remasterizarlo, un mes y medio. En grabarlo fueron como dos o tres días, quizá una semana con las voces. La mezcla fue más. Hemos producido nosotros mismos el disco y eso nos llevó más tiempo».

¿Cómo ha ido la grabación?
Óscar: «Hemos cambiado bastante las canciones con respecto a la maqueta».
Jaume: «Hemos grabado ahora mismo como querríamos haber grabado la maqueta. Nos hemos acercado mucho a lo que hemos ido buscando. Las canciones han mejorado mucho, aunque hay gente que dirá que molaba más la maqueta».
Víctor: «La maqueta era bastante convencional y tenía un sonido bastante amateur».
Óscar: «El sonido ahora es más grande. Son los mismos acordes, pero el sonido está muy cambiado».
Álex: «Hemos aprendido mucho, desde que grabamos esa demo hasta ahora».
Óscar: «También hemos cambiado la forma de grabar. Antes grabábamos por separado mientras que ahora grabamos la base en directo todos juntos. Por eso también grabamos tan rápido».

¿Por qué no habéis trabajado con ningún productor?
Víctor: «No lo teníamos claro».
Marcel: «Hubo ofertas con un par de productores muy conocidos, pero finalmente dijimos que queríamos hacerlo nosotros».

¿Quiénes eran?
Marcel: «No lo queremos decir, pero de lo más conocido del ambiente».

¿Habéis pensado en grabar algún single o vídeo?
Álex: «Estamos haciendo un proyecto audiovisual en el que le damos cada canción a un artista, que hará una interpretación a su manera de las diez canciones».

¿Van a estar bien o va a ser como los de REM?
(se ríen) Jaume: «Es más una expresión de distintos artistas, no son videoclips al uso porque tampoco nos interesa».

¿El disco tiene 10 canciones porque queríais un disco cortito?
Marcel: «Había ideas, pero no estaban concretadas. Teníamos alguna canción más, pero el disco se estaba retrasando mucho».
Alex: «Queríamos que fueran 12 pistas, pero preferíamos sacar canciones que estuvieran perfectas, y queríamos que el disco fuera directo, corto, y no liarnos a meter canciones que no estaban aún en el punto adecuado».

¿Y son perfectas las que hay?
Óscar: «Yo creo que las cinco nuevas sí. Las otras ya son conocidas».
Víctor: «Bueno, perfecto no hay nada. ¿Pero nos satisfacen? Sí».

¿Cómo las definirías?
Óscar: «Hay ruido, una canción lenta, un medio tiempo…»
El Genio Equivocado: «Hay una muy Pet Shop Boys».
Óscar: «¡No digas eso!».

¿Qué pasa, que te dan grima?
Óscar: «No, pero no creo que sea el sonido Pet Shop Boys».
Genio Equivocado: «No, pero es un toque muy como de balada…»
Álex: «Dijiste que te recordaba a New Order o a Radio Dept y lo veo más por ahí».

¿Cómo surgió el experimento del single ‘Cuando nadie pone un disco’, que es una adaptación de un poema?
Víctor: «Fue idea mía, cuando estaba en la librería. Abrí un libro y vi este poema de Pedro Casariego y lo quise recuperar para una canción. Fue al azar. Luego fui averiguando más sobre la biografía de Pedro y la pintura».
Álex: «Parece la letra de una canción. Es la sensación «me hubiera gustado escribir algo así».
El Genio Equivocado: «Creo que Pedro tenía un bar en el que se ponía música indie en Madrid».

¿Habéis pedido los permisos necesarios para adaptar el poema?
Víctor: «Está todo hablado con la familia, les ha hecho mucha ilusión. Les mandé un mail a través de su página web, rápidamente contestó su hermano y fueron muy receptivos».

¿En el futuro creéis que volveréis a hacer algo parecido?
Víctor: «Si nos apetece, sí, totalmente. No nos cerramos. Yo creo que es interesante».

El peso de los teclados del disco parece importante para vosotros. Tenéis un teclista, no como otras bandas de rock, ¿es así?
Víctor: «Lo consideramos más un arreglista que pone una melodía adecuada en cada canción y acaba definiendo el tema».
Marcel: «Yo me veo más arreglista que compositor. Siempre he visto los teclados como una manera de colorear una canción, intentar darle un toque propio. De todos los grupos que he tenido este es el que me ha dado más libertad en ese sentido, para potenciar lo que me transmite la canción. La masa de guitarras puede ser lo que define un estilo y para mí los teclados es lo que define la diferencia. Es como una chica, que puede ser guapa, pero si se destaca cosas con el maquillaje puede ser más guapa todavía.
Óscar: «Es un maquillador musical».
Álex: «Nuestro estilista, qué bonito». (risas)

¿Cómo han sido estos meses desde que empezasteis a salir en los medios y a tocar más?
Jaume: «Muy llenos, entre conciertos, que tenemos diferentes trabajos cada uno…»
Álex: «Conocí a algunos hace diez años en un concierto. Hemos ido coincidiendo unos con otros en distintos grupos. Ahora te ves todo el día y te caes medio bien, pero…» (risas).

¿Alguno de vuestros grupos tenía una canción perdida que le gustaba en particular?
Víctor: «Por mi parte ninguna. Estábamos para pasarlo bien, para ir de borrachera a conciertos gratis».
Alex: «A mí me jode no tener cosas registradas porque sí he hecho cosas que me gustaban con un grupo llamado G.A.S.».

¿Os sentís identificados con la etiqueta «noise» o pasáis?
Víctor: «Puede ser un adjetivo, sí, pero no nos definimos públicamente como…»
Álex: «Puede definir el estado actual pero no al grupo o muchísimas de las canciones, hay partes más shoegaze o más diferentes».

Supongo que no tenéis ni idea, ¿pero creéis que cambiaréis de sonido en futuros discos o haréis más o menos siempre lo mismo?
Víctor: «Vamos a ver, esto es una prueba. La evolución va a estar ahí, no nos vamos a quedar en esto. Pero nos encanta lo que estamos haciendo».

De los grupos con que habéis tocado, ¿con cuál os ha hecho más ilusión actuar?
Víctor: «Con The Pains».
Álex: «Y con Cosmen Adelaida».

¿Os gustan mucho, mucho, mucho The Pains?
Víctor: «Cunado salieron, como a casi todo el mundo, a mí personalmente me entraron muy bien. Pero ahora han cogido un rumbo con el nuevo LP que a mí me ha decepcionado. Tenían un sonido amateur sin ninguna pretensión. Ahora es tan masivo… Creo que están cayendo en lo vulgar».
Álex: «No, yo veo que siguen haciendo lo mismo. Lo que pasa es que a la gente ya no le sorprenden como en el primer impacto».
Óscar: «Han cambiado a un sonido más comercial».

¿Para vosotros es importante que un grupo no se venda?
Víctor: «Sí, es importante».
Marcel: «A mí me parece que depende de cómo te tomes lo de venderse. Lo importante es lo que uno quiera de corazón. Si lo haces de corazón y eres más vendible, a mí me parece perfecto. Si a ellos les gusta…»
Víctor: «Pero venderte es venderte. Hacerlo más comercial es perder la esencia del grupo».
Marcel: «Quizá a ellos les gusta más lo que hacen ahora».
Alex: «Ahí entra también el productor, que supongo que han elegido ellos».

Os van a comparar mucho con Los Planetas, ¿os gustan?
Víctor: «A mí me gustan, pero la comparación con Los Planetas es un recurso fácil. Es todo una serie de influencias, pero a cualquier grupo que cante en castellano le van a comparar con Los Planetas, y honestamente creo que es un poco injusto, hay más grupos».
Álex: «Sí que tenemos cosas en común, pero estoy seguro de que si no cantáramos en español no nos compararían con ellos porque nuestras influencias son anglosajonas, como les pasa a ellos, o mejor dicho, como les pasaba a ellos».

He leído, con gran decepción, que en realidad no odiáis París, ¿y eso?
(risas) Álex: «Yo en realidad odio razonablemente París. Teníamos una canción que se llamaba ‘Odio París’, pero no se ha llegado a grabar nunca».
Óscar: «No es que fuese mala pero es mejor no explicarla. Era demasiado evidente».

¿Nunca la tocaríais?
Jaume: «Por dinero (risas)».

¿Qué vais a hacer si el disco no gusta, después de la expectación generada? ¿Os llevaréis un chascazo?
Víctor: «No, no, no, ni mucho menos. No nos hemos puesto ningún objetivo, no tenemos ninguna pretensión».
Óscar: «Estamos contentos con lo que ha salido. Habrá gente que raje y diga de todo pero habrá otra a la que le encantará».
Álex: «Y si a la gente no le gusta esto, nos motivará. Casi es mejor que el primer disco no sea aclamado porque es una losa después. Es mejor ir paso a paso».
Óscar: «La maqueta llegó demasiado lejos. Rodó demasiado».
Víctor: «Se nos fue de las manos».

Tanto que la borrasteis…
Óscar: «Se llama ‘Número 1’ porque iba a haber número 2. Pero generamos demasiada expectación».
Álex: «Era una grabación muy casera. Hemos intentado borrarla como hemos podido entre todos».
Víctor: «No queremos echar pestes sobre la maqueta pero el sonido no era lo que queríamos hacer, era un primer paso».

Con todos mis respetos para El Genio Equivocado, me extraña que no os hayan llamado de un sello más grande, ¿no ha sido así?
Víctor: «Hemos tenido ofertas de tres o cuatro, pero con los ojos cerrados hemos preferido El Genio Equivocado, sobre todo por el trato».
Jaume: «Nos tratan bien, tenemos la sensación de que podemos trabajar mano a mano. En un sello más grande, por ejemplo, nos buscarían un productor. Estar aquí nos da la seguridad de hacer siempre lo que queramos».

¿Con qué canción os quedáis de las nuevas?
Óscar: «La que comparamos con New Order, ‘Nana blanca’.

¿La has hecho tú?
Óscar: «Sí (risas), pero creo que ha quedado muy bien».

¿Cómo componéis?
Óscar: «Uno trae la idea y entre todos la redondeamos».
Marcel: «Yo me quedo con ‘1 de noviembre’. Me gustaba mucho pero se parecía mucho a otro grupo. Era muy bonita pero no era original. La tocábamos unas veces sí y otras no. Cuando la terminamos pasó de ser un simple tema pop a ser una canción gloriosa».
Álex: «Esa es mi favorita también».
Jaume: «Yo me quedo con todas».

¿Cantan chicas en el disco, como en la maqueta, verdad?
Víctor: «Sí, Noemí Sánchez, que es quien grabó con nosotros la maqueta, y la cantante de Aias».

¿Hay alguna temática particular?
Óscar: «Las canciones suelen ser de muerte o de amor».
Álex: «O de religión, de una forma metafórica. Hay temas de amor y desamor a cascoporro, pero hablando de distintas maneras».
Óscar: «‘Nana blanca’ es un tema de amor pero tiene doble lectura».
Álex: «‘Cuando nadie pone un disco’ dicen que va sobre el suicidio».
Óscar: «Sobre amor y muerte».

Etiquetas:

La Tienda JNSP