‘Contagio’, terror para hipocondríacos

Por | 14 Oct 11, 11:02

La vuelta al mainstream de Steven Soderbergh, después de sus ya habituales pausas indies -‘And Everything Is Going Fine’ (2010)-, recuerda mucho a las películas de catástrofes de los años 70. A títulos como ‘El coloso en llamas’, ‘Terremoto’ o la saga ‘Aeropuerto’, que llenaban sus repartos de estrellas, muchas de ellas venerables viejas glorias, para que su sufrimiento afectara al espectador con más intensidad que la que podría inspirar un actor desconocido. ‘Contagio’ está llena de estrellas -Matt Damon, Kate Winslet, Jude Law, Laurence Fishburne, Marion Cotillard, Gwyneth Paltrow- aunque, salvo Elliott Gould, no son viejas glorias (y éste tampoco es que sea Fred Astaire o Ava Gardner).

Y es que la última película de Soderbergh es algo así como la versión empollona de esas disaster movies setenteras. La película está planteada como un thriller conspiranoico donde, como buena película de desastres, la catástrofe es la protagonista absoluta. Los personajes son simple monigotes que se mueven al ritmo de, en este caso, la desatada pandemia (incluso algunos no llegan ni al nivel de monigote, como el de Marion Cotillard, que tiene tanta importancia en la trama como Paz Vega en una película americana).

La diferencia es que aquí la catástrofe está explicada como si la hubiera dirigido Eduard Punset con un bisturí en la mano. Por momentos la película parece una disección didáctica sobre los peligros de una futura epidemia a gran escala. Un documental frío y expositivo sobre la expansión de un virus, los protocolos de actuación, los mecanismos de control social y la búsqueda de una vacuna.

Esa voluntad realista rebaja mucho el componente lúdico indispensable en este tipo de películas. Estamos más cerca de ‘Traffic’ (2000), de su estrategia e intenciones narrativas, que del catastrofismo anabolizado de Roland Emmerich. El virus de ‘Contagio’ no da miedo por sus golpes de efecto ni por sus imágenes apocalípticas sino por su gélido realismo, su lucidez analítica y por la capacidad de Soderbergh para convertir la imagen de un pasamanos o el sonido de una tos en un arma de destrucción masiva. 7.

  • el anonimo tranquilo

    “Estamos más cerca de ‘Traffic’ (2000), de su estrategia e intenciones narrativas, que del catastrofismo anabolizado de Roland Emmerich.”

    Bueno al menos ya sabemos cuales son tus referentes filmicos…

  • alex

    “Bueno al menos ya sabemos cuales son tus referentes filmicos…”

    ejemplos validísimos por estilo, temática y época… ¿cuales hubieran sido tus referentes filmicos?

  • el anonimo tranquilo

    Cualquier cosa menos Jerry Bruckheimer o Roland Emmerich, sobre todo citar a este segundo que ha hecho la coleccion de peliculas de catastrofes mas aburridas de la historia del cine y por que contagio no tiene nada que ver con la carrera de ese señor. Todavia si me la comparas con estallido, que tambien va de virus, pandemias y reparto estelar me callo, pero con Emmerich no, hija , no.

    Y la eleccion de estrellas para papeles tan cortos, o que apenas tienen tiempo de explicarse es clara. La estrella ya tiene una personalidad conocida que es la que el espectador va a asignar por defecto a ese personaje. Asi se quita de un plumazo el tener que explicar quien es quien , que siempre es la parte mas coñazo de toda pelicula de catastrofes.

    Por otro lado tampoco creo que sea una pelicula de catastrofes. Es un experimento mas en la carrera de Soderbergh y en este caso aun teniendo sus peros el experiento ha sido un exito.

  • lo mejor es:

    “no llegan ni al nivel de monigote, como el de Marion Cotillard, que tiene tanta importancia en la trama como Paz Vega en una película americana.”

  • Yo creo que se compara con Traffic para ubicarlo en alguna de las películas del mismo director, ¿no? Anda que no sóis críticos!

  • mainstream

    estoy hasta los huevos de la palabra mainstream las cosas son buenas o malas simplemente

  • Cualquiera

    A no ser que se tengan prejuicios con el tema de la comercialidad, la palabra mainstream no se traduce en “bueno” o “malo”, sino que indica el alcance comercial o incluso las intenciones comerciales con la que se ha creado una película, lo cual dice mucho del contexto de una obra. Por eso, se suele destacar (y me parece importante hacerlo) que una obra es mainstream.

  • Hackenbush

    “tiene tanta importancia en la trama como Paz Vega en una película americana” parece un chiste de imitador de Chiquito de la Calzada.
    Y que yo sepa (corregidme si me equivoco), “mainstream” no es una palabra aceptada por la RAE, así que deberíamos usar términos como “comercial”, “pensado para el gran público” o “de gran difusión”, no?

  • Olivia

    @ Hackenbush: Exacto!

  • el anonimo tranquilo

    la cotillard puede salir saltando la comba durante dos horas en plano general que sigue siendo absolutamente maravillosa.

  • la RAE está tan out!!!

  • Nobody

    Completamente de acuerdo con el ultimo comentario de el anonimo tranquilo

  • anónimo

    Otra que no llega ni a monigote seria Carla Bruni en la última de Woody Allen.

  • De árbol en árbol

    Lo único medio bueno de esta peli es la música.

  • Yenemeysa

    Qué desastre de crítica, y lo de Paz Vega en Spanglish no era precisamente un papel de reparto, de hecho es la española que ha tenido un debut más protagónico en Hollywood, en fin, de acuerdo en que este comecocos de peli ya se ve que es nefasta pero de ahí a hacer una crítica tan terriblemente destructiva y sin argumentos lógicos es otra cosa.
    Al final será verdad que mejor que os dediquéis sólo a la crítica musical porque en lo que se refiere a cine cada mes sale publicada alguna crítica penosa en este blog.

  • Tuni

    Este Joric es que sólo debe haber visto a la Vega en Spirit seguramente.

  • Tuni

    Este Joric lo que hace es darle prioridad al cachondeíto que a la crítica de la peli en sí.

  • Asturcón

    Echo en falta más referencias. Como una por párrafo. Estos jenesaispoperos me están cambiando…

    mmm…

  • Y esta gente que muestra su pedantería al no saber apreciar el cine de Roland Emmerich.

    Risingson, al Emmerich ni tocármelo. Bueno, vale, 10000BC es infumable.

  • Magicoviaje

    Joder, mucho quejarse de la crónica pero menudo nivelón de comentarios…

  • bruno

    como os gusta discutir… madre mia

  • No, en serio: poner a parir a Emmerich o a las producciones de Bruckheimer es ponerse un escalón por encima cuando no estás en ese escalón. Quiero decir: dentro de que uno como productor tiene cosas mejores y peores y que otro como director tiene cosas mejores y peores, está claro que ambos tienen unas claves, unos elementos comunes, hasta, Dios me perdone, cierto discurso. En el caso de Roland Emmerich es bastante clara su obsesión con la serie B, y ese trato muy pulp de los personajes se le nota ya esté rodando Godzilla (cuyos mejores momentos son, precisamente, los que imitan al cine de bajo presupuesto), o a Mel Gibson haciendo de soldado (que más que una película histórica era una película de Charles Bronson con muchos naranjas y dorados). Y precisamente hay que tener cierta base para saber criticar esas películas por lo que son.

    Pero veo que entre mucho adolescente y veinteañero no hay capacidad para disfrutar casi del mismo modo de, digamos, una comedia francesa de temporada, un cine crítico y proletario inglés, una superproducción norteamericana y un costumbrismo español. O no se puede sin cierta condescendencia, sin hablar de “placeres culpables”, sin buscarse una puñetera excusa para decir “esto no me puede gustar. Vale, me ha entretenido, me he reído, pero no puede ser bueno ni de coña porque no es TRASCENDENTE”. Y esas cosas.

  • Trulle

    Me esperaba algo más de Soderbergh, está llevando su trabajo hacia otro rollo comercial y sin ton ni son.
    Sus primeras películas como SEXO, MENTIRAS Y CINTAS DE VIDEO eran mejores, luego también hizo buenas como ERIN BROCKOVICH o TRAFFIC y ahora nos sale con esta bobada inspirada en el cine catástrofe de los 70 y más comecocos que nunca, rozando el terror y la psicosis con el tema de una epidemia bestial.
    Más le valía retirarse como dijo al acabar el rodaje de OCEAN’S TWELVE.

Send this to a friend