Rebecca & Fiona / I Love You, Man

-

- Publicidad -

Rebecca & Fiona / I Love You, Man

‘I Love You, Man’, el esperadísimo debut de las suecas Rebecca & Fiona, no es exactamente lo que nos esperábamos, pero la mayor parte de la culpa de esta pequeña decepción la tiene ‘Jane Doe’, uno de esos hits indiscutibles que es capaz de fagocitar al resto de canciones que tiene alrededor. Aunque la primera idea que salta a la cabeza al escuchar el disco es que Rebecca & Fiona funcionarían mejor a base de singles que con la edición de este larga duración, tampoco conviene menospreciarlo a la ligera porque evidencia el enorme potencial de estas chicas como producto (ahí queda como prueba la expectación progresiva que han levantando con su curiosa imagen de reinas del polígono y el estudiado lanzamiento a cuentagotas de singles previos -’Luminary Ones’, que no ha entrado, ‘Bullets’, ‘If She Was Away/ Hard’ y el omnipresente ‘Jane Doe’-) y como artistas (al final, ‘I Love You, Man’ consigue ese complicado equilibrio entre temas que funcionan y relleno).

Claro que Rebecca & Fiona no son nuevas en el negocio musical (son DJs, productoras, remezcladoras y han girado como teloneras de Robyn) y saben perfectamente cuáles son las teclas que hay que pulsar para que la gente baile y disfrute. Porque ‘I Love You, Man’ tampoco tiene la intención de epatar ni trascender, sino que es un claro homenaje a la evasión y al hedonismo etílico y sexual del sábado noche. De hecho, el tracklist puede leerse de manera lineal como el relato de una noche de fiesta, incluyendo esa portada en la que Rebecca y Fiona parecen esperar a que alguien las saque a la pista de baile. Desde ‘Giliap’ (la invitación a salir) hasta ‘Sleep Alone’ (ese triste momento en que pides al DJ una canción más para que la fiesta no acabe y no irte a casa a dormir solo), casi todos los cortes hacen referencia a lugares comunes de una noche de fiesta tratados, eso sí, de la manera superficial que el contexto requiere.

- Publicidad -

Como temas de baile que son tampoco se les puede pedir a las letras un discurso muy elaborado, así que la mayoría de ellas se limitan a ser básicamente estribillo (‘We Are Girls’, ‘Hard’) y, cuando no, tienen un desarrollo que se mueve entre el perogrullo (‘Golden Gate’) y la metáfora inexplicable (‘Edge’). Tampoco se complican la vida Rebecca & Fiona en la composición, adaptando para todos los públicos su acertada mezcla de pop, techno y house, recurriendo con habilidad tanto a las referencias (ese irresistible toque techno ochentero de ‘Jane Doe’, por ejemplo) y demostrando el dominio del ritmo y los tiempos que la experiencia en los platos les ha dado. Y en esta simplicidad, que tampoco es fácil de dominar, reside el gran atractivo de ‘Hard’, ‘Bullets’, el himno ‘We Are Girls’ o ‘Jane Doe’, aunque con la misma fórmula han salido temas de relleno como ‘Dance’, ‘Church Is On Fire’ (colaboración con Spank Rock y quizás por eso, la canción que menos sentido formal tiene en el conjunto) o ‘Golden Gate’.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Jane Doe’, ‘Hard’, ‘We Are Girls’, ‘Bullets’, ‘Edge’
Te gustará si te gusta: Robyn
Escúchalo: Spotify

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

Por qué ‘Ella baila sola’ sigue siendo un disco vigente

No hubo adolescente español a mediados de los 90 que pudiera escapar ni queriendo de la historia de Marta...

J Balvin sigue sin contarnos nada sobre sí mismo en ‘Otra noche sin ti’ con Khalid

Hubo un tiempo no muy lejano en que contamos con J Balvin para escuchar temas de reggaetón más interesantes...