Tindersticks / The Something Rain

Por | 22 Feb 12, 14:04

Lo queramos o no, la versión más grandilocuente, la más melodramática, de Tindersticks quedó parcialmente en un segundo plano cuando la banda de Nottingham regresó a la actividad en 2008 con un notable álbum titulado ‘The Hungry Saw’. La escisión de la mitad de sus miembros, destacando la ausencia de Dickon Hinchliffe (encargado de los arreglos de cuerda), provocó que el trío restante, formado por Stuart Staples, David Boulter y Neil Fraser (junto a otros músicos) encontraran otras vías para que la melancolía de sus composiciones siguiese plasmada con toda plenitud. Digamos que se desnudaron un poco, se volvieron algo más terrenales (sin por supuesto perder un ápice de grandeza), y ‘Falling Down A Mountain‘ (2010), la continuación, seguía por este sendero. Dos años después llega ‘The Something Rain’, el tercer LP de estos renovados Tindersticks.

De todos modos, esto de la desnudez no es una novedad en su caso. En 1999 facturaron ‘Simple Pleasure’, un disco que ya desde el título (hasta la portada, si rizamos el rizo) implicaba un desvío de las atmósferas de ‘Curtains’ (1997) o ‘Tindersticks (II)’ (1995). En ‘The Something Rain’, siempre con ese aura de solemnidad (nunca fueron un grupo para tomarse a la ligera, su “simpleza” es la complejidad de muchos otros), muestran diversas caras: continuando con el espíritu directo de su predecesor, vuelven los coros gospel y los vientos, ornamentando su clásica base de jazz, rock y pop de cámara. Ejemplos de ello son ‘Show Me Everything’ o ‘This Fire Of Autumn’. La del gusto por la variedad viene claramente dada por la secuencia de ‘A Night To Still’ y ‘Slippin’ Shoes’, una con base electrónica y otra en la que se vuelven un poco latin-jazz.

Mención aparte merece ‘Chocolate’, el corte que abre el disco: sus nueve minutos son una secuela de ‘My Sister’, tema del citado ‘Tindersticks II’, en el que Staples narraba una historia sobre una pieza instrumental elegante. Ahora es Boulter quien nos habla de un affaire entre dos personas, rodeadas de un ambiente ciertamente sórdido y con final sorpresa, por cierto.

En la segunda mitad del disco ahondan en las mismas ideas, pero lejos de caer en la burda repetición, las mejoran, como en la desesperada ‘Frozen’ y ese “If I could just hold you” de Staples, que hiela la sangre. Difícil, o casi imposible, se plantea la tarea de igualar sus tres excelentes primeros discos, pero desde entonces han estado en muchas ocasiones a punto de hacerlo. En ‘The Something Rain’, una vez más, emocionan y hacen vibrar a todo el que se les acerque y sobre todo mantienen el notable nivel de calidad al que nos tienen acostumbrados.

Tindersticks actúan el próximo marzo en Barcelona, Madrid (ciclo Son Estrella Galicia), Gijón y San Sebastián.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Frozen’, ‘Show Me Everything’, ‘This Fire Of Autumn’, ‘Chocolate’
Te gustará si te gustan: Low, Arab Strap, Richard Hawley, Lambchop
Escúchalo: Spotify, próximamente.

Etiquetas:

Send this to a friend