Jack White / Blunderbuss

Por | 24 Abr 12, 12:33

Hace poco más de un año que The White Stripes anunciaron su disolución, pero parece que ya ha pasado un siglo. Y no solo porque su último álbum de estudio se publicó en el ya lejano 2007 sino, sobre todo, porque desde entonces Jack White se ha convertido en uno de los músicos más inquietos y prolíficos de la escena: The Raconteurs, The Dead Weather, colaboraciones con Alicia Keys, Danger Mouse y Daniele Luppi, Tom Jones, Insane Clown Possé, el lanzamiento de su propio sello, la producción del disco de debut de su ex mujer, Karen Elson, o del regreso de Wanda Jackson… La lista es casi inabarcable. Y resulta curioso, nada casual, que casi siempre esté escondido entre una banda de músicos reputados o cediendo directamente el foco a otro. Algo extraño, viniendo de uno de los músicos de talento e imaginación más desbordantes de su generación, que en el prodigioso dúo que formó con Meg White, aparentaba la seguridad y la suficiencia que se espera de una gran estrella del rock.

¿Y quién es en realidad Jack White, de nombre real John Gillis? ‘Blunderbuss’, al fin su primer disco en solitario, contiene buenas canciones pero, sobre todo, alberga algunas respuestas a esa pregunta. Como mínimo, desvela ciertos aspectos íntimos de su relación con las mujeres que han marcado su vida en los últimos tiempos y sus respectivas rupturas con ellas. A ellas parece referirse cuando en la inicial ‘Missing Pieces’ canta “a veces alguien te controla totalmente, y cuando dicen que no pueden vivir sin ti no mienten, se llevarán pedazos de ti, permanecerán sobre ti y se alejarán”, apuntando a su filia hacia mujeres dominantes o a su propio carácter sumiso.

El daño que parecen haberle infligido las féminas (‘Freedom At 21‘) y su lucha por escapar al maligno amor (‘Love Interruption’) son el eje principal sobre el que gira este álbum, aunque en el single ‘Sixteen Saltines‘ el mensaje alude muy directamente a su ex partenaire artística, con sus referencias a vestirse de negro, blanco y rojo, y planteando una cuestión muy cristalina en su estribillo: “¿quién está celoso de quién?”, la lucha de egos que probablemente acabó con The White Stripes. White, sin embargo, equilibra acertadamente su resentimiento con buenas dosis de sentido del humor, como el que demuestra en una ‘I Guess I Should Go To Sleep’ que parece exponer sus fracasadas relaciones maritales (aun amistosas) con Elson, o romanticismo, en un tema titular que habla de relaciones concupiscentes y remata con una frase memorable: “hacer lo que dos personas quieren no está nunca en el menú”.

El carácter de disco confesional, intimista y expiatorio casa perfectamente con el tono de canciones como ‘Blunderbuss’, la ya conocida ‘Love Interruption‘, ‘On And On And On’, ‘Hypocritical Kiss’ o ‘Hip (Eponymous) Poor Boy’, guiadas casi siempre por un piano que se erige en protagonista en detrimento de las delirantes guitarras que han caracterizado las canciones más populares de White, que aún brillan en algunos de los cortes más pujantes, como ‘Sixteen Saltines’ o la vibrante adaptación del clásico de Rudy Toombs ‘I’m Shakin´’.

‘Blunderbuss’ es un álbum técnicamente exquisito, con un trabajo de producción perfecto por parte de White, que no se conforma con alargar su prodigioso gusto para retorcer hasta la caricatura los sonidos más clásicos del rock ‘n roll y el rhythm & blues, sino que amplía sus miras y abre nuevas vías por explorar, poniendo especial atención a los trabajos vocales con una pléyade de féminas, que incluye a su ex esposa, y hace destacar a valores por descubrir, como la maravillosa Ruby Amanfu en ‘I Guess I Should Go To Sleep’ o la sugerente ‘Take Me With You When You Go’. Aunque se haya resistido, es indudable que el músico de Detroit estaba llamado a labrarse su propio camino, y demostrar que proyectos como The Raconteurs o The Dead Weather no servían para desplegar todo su talento. Aunque no alcance la chispa y el gancho de sus mejores momentos con The White Stripes, ‘Blunderbuss’ destaca sobremanera por encima de cualquiera de sus múltiples proyectos accesorios.

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Sixteen Saltines’, ‘I Guess I Should Go To Sleep’, ‘Blunderbuss’, ‘I’m Shakin´’
Te gustará si te gusta: The Black Keys, The White Stripes, la familia Cash,
Escúchalo: Spotify, Spinner

Etiquetas:
  • Delher/Star Player

    Jack White es una de los guitarristas más destacados del rock actual
    “It Might Get Loud” es un interesante y muy recomendable documental en el que se hace homenaje a la guitarra eléctrica
    En ese documental veréis a Jack White, The Edge y Jimmy page tocando música gloriosa y contando sus respectivas historias de amor con la guitarra

    Este “Blunderbuss” es muy bueno

  • Muy buen disco. Grande Jack White.

  • Adri

    Se os va la cabeza con este tio. Cualquier disco de los Raconteurs es superior a este disco. Un album decente, pero nada sobresaliente. Y la produccion no es tan buena. La compresion de Sixteen Saltines hace llorar al niño jesus.

  • Con el riesgo de no haber escuchado el disco al completo… tiene buena pinta. Tanto el primer adelanto, como el single; el “Sixteen Saltines” está genial!.

  • mayoyo

    a mi si se me va la cabeza,peazo disco, un notable alto,genial……

  • NoNE

    Solo es a mi,o a nadie mas le recuerda el riff de Sixteen Saltines al riff de la sintonía de entrada de 90210 Sensación de Vivir ??

    http://www.youtube.com/watch?v=BhuvOFswwVo

    Es que me parecen casi iguales..

  • Delher

    Lo de Raconteurs y lo de White Stripes… BESTIAL
    Ahora sigue siendo… BESTIAL
    Por algo seleccionaron a White, Evans y Page para ese documental… nadie lo ha visto???

  • @NoNE: yo lo he pensado también xD

    El disco está guay…

    …para estar hecho, prácticamente, de descartes del “Get behind me, Satan”, vamos.

  • Delher

    Da igual si está hecho de descartes o de los retales del haloween
    Es un disco excelente, lo suficientemente bueno como para estar ahora haciendo comparaciones
    A escucharlo y a disfrutarlo, coño

Send this to a friend