Usher / Looking 4 Myself

Por | 13 Jun 12, 21:11

Dice Usher, en el título de su nuevo disco, que anda “buscándose a sí mismo”. En su “búsqueda” ha echado mano de profesionales de la talla de will.i.am, Diplo, Max Martin, Danja, Pharrell Williams, Jim Jonsin, Swedish House Mafia, Salaam Remi, Klas Åhlund, Rick Ross y hasta Luke Steele de Empire Of The Sun.

El problema de este tipo de discos, en el que invitas a todo el mundo, es la casi imposibilidad de que al final te quede un todo unificado. Cada productor quiere aportar su estilo, y dejando a un lado que el cantante se sienta más o menos a gusto en cada una de las producciones, al final no sabríamos calificar este como un álbum de R&B, de pop ni de dance.

Obviamente, Usher no es bobo. Los tiempos en los que R&B escalaba a lo más alto de las listas de éxito han pasado. El mayor hit de su disco anterior fue ‘DJ Got Us Falling In Love’, en el que participaba Pitbull y que producía Max Martin. No es de extrañar que reserve bastante lugar ahora para el pop bailable. Pero para variar, los mayores logros de ‘Looking 4 Myself’ son los más cercanos a la música negra. Cuando no esperábamos que una producción de Pharrell nos sorprendiese a estas alturas de la película, los dos se marcan uno de los mejores temas. ‘Twisted’ tiene el sello de las producciones de Neptunes con un toque de soul clásico que engancha desde el principio. Y está a la par que la aportación de Salaam Remi en ‘Sins Of My Father’, otra muestra de la buena mano del productor recuperando el sonido Motown. Un tercer acierto sería ‘Climax’, el primer single. Salido de las manos de Diplo, es una balada de R&B clásica con un crescendo absolutamente irresistible. Le siguen de cerca las dos aportaciones de Danja, que no se prodiga en exceso últimamente y que aquí deja su impronta en dos temas completamente diferentes. ‘I Care For You’ es urban con ligeros toques dubstep que casi ahogan unos arreglos vocales bastante acertados y ‘Show Me’ es pop luminoso y buenrollista.

El resto incluye algunas baladas más en las que el artista despliega todas sus armas como seductor, ¿y qué nos queda? Si exceptuamos ‘Looking 4 Myself’, en la que participa Luke Steele, y que en la primera frase parece que vaya a cantar ‘Walking On A Dream’, lo que nos queda son temas dance, carnaza con la que el cantante pueda alimentar a las audiencias hambrientas de hits instantáneos. Producciones de Max Martin y de Swedish House Mafia que suenan tan estándar y genéricas como cabría esperar.

En los extras del disco encontramos la otra aportación de Steele en un tema, ‘Say The Words’, que es Prince al 100%; otra producción de Diplo titulada ‘2nd Round’, mucho menos interesante que ‘Climax’; y ‘Hot Thing’, también producida por Pharrell y con la participación de A$AP Rocky. Todo correctamente relegado a la edición deluxe.

Como decíamos, resulta irónico que un artista como Usher titule su séptimo disco de esta manera cuando la sensación que deja no es la de que ande buscándose a sí mismo, sino a su público. Al igual que pasaba con el último de Nicki Minaj, no nos queda claro si todas esas concesiones al pop comercial son del gusto del artista o si simplemente están pensando en la carrera comercial del álbum, relegando a un segundo plano su identidad como músico.

Calificación: 5,5/10
Lo mejor: ‘Twisted’, ‘Climax’, ‘I Care For U’.
Te gustará si te gusta: Usher, el último de Nicki Minaj y todo el pop comercial del momento.
Escúchalo: En Spotify

La Tienda JNSP