El insólito récord del Sónar

Por | 18 Jun 12, 21:31

Saltó la noticia: el festival Sónar cerraba la edición de 2012 con el mayor éxito en sus 19 años de historia. Los motivos de ese récord, valorado en la friolera de 98.000 asistentes (seguido por los 91.000 del año 2002, con Björk como cabeza de cartel) han sido analizados por los directores del festival, que sacan pecho ante la contundencia de las cifras. No es para menos, teniendo en cuenta la crisis, y sabiendo que estamos hablando de un festival que no es precisamente barato y que compite cada vez con festivales de precio más bajo (Low Cost, SOS 4.8 o Territorios Sevilla).

Los motivos de su consolidación son varios. Por un lado, ha aumentado el porcentaje de asistentes extranjeros hasta el 60%, principalmente británicos, alemanes y franceses, pero también estadounidenses, chinos o vietnamitas, hasta un total de 80 nacionalidades. El reconocimiento internacional que el Sónar se ha ganado después de años de trabajo ha terminado destacando cuando menos se podía esperar. Todos nos tenemos que sentir orgullosos de tener en nuestro país un festival que trata de esa forma tan especial algunos aspectos que a otros se les escapan: la imagen corporativa o la impecable gestión de la comunicación a la que nos tienen acostumbrados es difícil de superar. Y, por ejemplo, las retransmisiones en streaming de algunos conciertos vía YouTube han registrado unas 380.000 visitas en estos tres días, que ya es decir. Un dato más que ilustra el interés que suscita uno de los mejores festivales de Europa.

Por otra parte, también tiene responsabilidad el diseño de la programación de este año, claro está. En este sentido, la nómina de artistas seleccionados no daba la impresión a primera vista de ser capaz de conquistar tanto éxito. La propuesta ha sido fundamentalmente conservadora, o todo lo conservador que puede ser un festival “de música avanzada y new media art”: abundaron las apuestas seguras y reconocibles por el público más fiel, aquel que lleva años asistiendo a estos conciertos. Ha sido habitual la repetición de algunos durante estos días: Nicolas Jaar, Flying Lotus o New Order son algunos ejemplos de personalidades que han actuado dos veces en esta edición. Otros como Hot Chip, James Murphy o Richie Hawtin son habituales en el archivo histórico.

Pero el secreto del Sónar ha sido haber sabido renovar su público, localizarlo y ofrecerle todas las facilidades para que, sencillamente, se lo pase bien. Y sus resultados han sobrepasado las expectativas más optimistas. La mejor noticia no es solo que el Sónar garantice su sostenibilidad, sino que además su programación sea una buena mezcla, reflejo de esa nueva generación de músicos y productores muy jóvenes (como James Blake, Nicolas Jaar o Daniel Martin-McCormick, por citar algunos) que están actualizando la nómina de artistas habituales en este evento único dedicado a la cultura electrónica.

Etiquetas:
  • DPJ

    La mitad o más de los asistentes son guiris…

  • processblack

    Pues eso, el 60%… no? ;-)

  • Recuerdo un año que me preguntó una chica con cara oriental (creo que era coreana) que cómo se llegaba al Sonar de Noche, creo que en Plaza de España se llamaba. Me fui con ella y me iba contando que llevaba muchísimos años deseando ir al Sónar, que es algo que veía año tras año, que es el mejor festival de electrónica del mundo y tal, y que ya aprovechaba para hacer un tour por Europa.

    Intrigado, y con el modo sociable que me da en los festis, fui hablando con guiris. Y sí. Australianos, norteamericanos de todos lados, me confirmaban que montaron sus vacaciones para que girasen alrededor del Sonar. Eso de ser un festival puramente urbano, el tirón que tiene Barcelona y que no sea algo tan localista o burro como un Outlook o un Dimensions es lo que llama tanto al extranjero… aunque estar siempre en el número uno de los festivales de electrónica indispensables de Resident Advisor debe ayudar.

  • Rateta

    Si, yo vendí mi abobo por no poder asistir y no pararon de llamarme españoles sin parar.

  • countryborracho

    Ha sido por Lana Del Rey y lo sabeis, piratillas

  • Rey de lana

    Ni de coña ha sido solo por Lana del rey

  • muy mal

    De verdad que la fijación que tienen algunos con los guiris roza lo absurdo… Esto qué es? Patriotismo barato, conservadurismo o ignorancia? Es que si no no me lo explico…. Los guiris hacen lo que nos gustaría hacer a la mayoría de españoles, que es ir de vacaciones y aprovechar para ir al festival de turno, que además tiene buena programación, aceptable organización y encima les sale barato….
    Yo me encontré con unos australianos que montaron sus vacaciones en Europa sin contar pasar por nuestro país y en el último momento decidieron parar en Bcn al ver el cartel del Sonar , os acordáis que vivimos del turismo, no? Pues se trata de eso….

  • Mars

    Yo vivo con austriacos y no conocen el FIB ni el Primavera ni el Rototom ni ningún festival español que no sea el Sónar. Además conocen perfectamente el Off Sonar y la forma que la ciudad se trasforma.

  • Iñaki

    Nunca he ido al Sonar, una espinita que tengo clavada, pero tengo una pregunta. No es demasiado agobiante tanta gente? No sé cuales son las dimensiones, pero llegar a 98.000 cabezas, igual te impide disfrutar de tu artista favorito (o no). Y hablo desde la ignoracia. A ver si alguien que ha ido me resuelve esta duda. La tengo también con el Primavera de Bcn.

  • Pues Iñaki, cuando se peta el Sonar de Día puede ser insoportable: la carpa de red bull y los dos espacios cerrados huelen a humanidad y no ventilan nada. El Sonar de Noche es bastante más cómodo, y la cosa es conocer los accesos y no quedarse en los sitios de tránsito.

  • muy mal

    Iñaki, los 98000 son sumando la gente del jueves, viernes y sábado (que en gran parte es la misma con abono) y además contando jornada nocturna y diurna…. En una noche se pueden juntar entre 20 y 30 mil…. No más…..

  • Iñaki

    Genial. Gracias a los dos, me quedó mucho más claro. Prox año toca!

Send this to a friend