Top: las giras de Madonna

-

- Publicidad -

Top: las giras de Madonna

Madonna llega hoy a Barcelona para volver a actuar en el Palau Sant Jordi, aquel escenario en el que decidió arrancar una gira mundial en 2001. Casi desde sus comienzos, sus conciertos han estado provistos de un fuerte sentido teatral que requiere de meses de ensayo más allá de lo musical. Casi nunca ha sumado por sorpresa una canción a su repertorio. Más bien, cada una de ellas forma parte de un «acto» o «bloque temático» que permite calificar sus giras de la menos a la más acertada (o al revés) basándose en su dirección artística. Mañana podremos decir si la gira ‘MDNA’ está entre las mejores de su carrera o más bien no. De momento os dejamos con el ránking provisional junto a muchos de los enlaces a los vídeos completos, disponibles en Youtube hasta que alguien los borre.

8.-The Virgin Tour: Después de patearse los clubs en las condiciones más tristes con su primer disco como todo hijo de vecino, la primera gira de verdad de Madonna es la correspondiente a ‘Like A Virgin’. De manera curiosa, nunca llegaría a Europa ni saldría de Estados Unidos (salvo un día a Canadá). La cantante sólo se ha decidido a añadir fechas y más fechas a sus giras a medida que se ha ido acercando a los 50 o los ha superado. Este ‘Virgin Tour’, que contó con Beastie Boys como teloneros, era un simpático y bien organizado esquema de los singles de sus dos primeros álbumes que carece de la espectacularidad de sus giras posteriores, aunque ya apunta maneras en cuanto a coreografías y uso de las diferentes alturas. Como curiosidad, el setlist incluía su single olvidado ‘Gambler’ y un fragmento de ‘Billie Jean’ en ‘Like a Virgin’ (minuto 41).

- Publicidad -

7.-Who’s That Girl?: A pesar de que hoy en día se hace de visionado insufrible (así han cambiado los ritmos, además, dura el doble que la anterior gira), el segundo tour mundial de Madonna presenta grandes avances con respecto al primero. Hay más recursos escénicos, como la plataforma deslizante durante ‘Causing a Commotion’, muy bien aprovechada también con efectos dramáticos en ‘The Look of Love’; la cabina telefónica-vestuario o la silla. Progresa adecuadamente, pero queda mucho por aprender.

- Publicidad -

6.-Re-Invention Tour: Tras el fracaso de ‘American Life’, Madonna hace en 2004 lo que unos años antes había dicho que nunca haría: volver a cantar temas como ‘Material Girl’ o ‘Papa Don’t Preach’. La excusa es que los «reinventa» aprovechando la creencia popular ya extendida por entonces de que Madonna «se reinventa» (que daría lugar a una gran parodia de ‘La hora chanante’). Las versiones guitarreras de ‘Material Girl’ y, sobre todo, ‘Burning Up’ funcionan, aunque a la larga, no hay quien las prefiera sobre las originales (obviaremos el ‘Into The Groove’ gaitero por ser su día). En realidad, los highlights de la gira son la potentísima puesta en escena de ‘American Life’, con toda la exhibición militar de la que su vídeo se había avergonzado en los tiempos de la guerra de Irak, la ejecución en la silla eléctrica (‘Die Another Day’) y posterior lamento, y por supuesto la acústica ‘Nothing Fails’. ‘Music’ es ya un hit que no puede faltar y el ‘Vogue’ pino-puente, imposible de borrar de la retina.

5.-Sticky & Sweet: Igual algún día alguien encuentra un momento para reivindicar la gira que más ha recaudado de Madonna como la mejor. Hoy, su sección gitana y ‘Spanish Lesson’ permanecen demasiado recientes, así como la espantosa versión rockera de ‘Hung Up’. Técnicamente, la salida con ‘Candy Shop’, el Rolls Royce en ‘Beat Goes On’, el ‘Into The Groove’ de la tontísima comba, el romanticismo de ‘Devil’, la recuperación de ‘You Must Love Me’ o las reinvenciones salvajes de ‘Like a Prayer’ y ‘Music’ con samples varios, siguen siendo de 10, pero ella sabe hacerlo un pelín mejor…

4.-Blonde Ambition Tour: ¿Quién no recuerda el momentazo «¿tenéis culo? ¿tenéis polla?» que Madonna se marcó en Barcelona retransmitido por TVE? Pertenecía a esta gira, probablemente la más llena de hits de toda su carrera, antes de que la artista se volviera más caprichosa y selectiva con sus propias canciones. Tras el trepidante arranque con ‘Express Yourself’, ‘Open Your Heart’ y una ‘Causing A Commotion’ con número de violencia ultra cómico, el setlist picoteaba de lo masturbativo (‘Like a Virgin’), lo religioso (‘Oh, Father’) y lo festivo (‘Holiday’), con buena promoción también de los sujetadores-cono de Gaultier, que traumatizaron al mundo y se convirtieron en un improbable icono todavía citado por medios generalistas a día de hoy. A destacar también el apañadísimo set sobre ‘Dick Tracy’, con algunas de las infravaloradas canciones de ‘I’m Breathless’, como la sobresaliente ‘Sooner or Later’.

3.-Confessions: Marcada por un espectacular arranque en el que Madonna aparecía en una bola de espejos gigante, la gira de presentación de ‘Confessions On A Dance Floor‘ se beneficiaba de presentar un muy buen álbum: ahí estaba el subidón de ‘I Love New York’, ‘Sorry’ reconvertida en una parodia de Bush, la versión loca de Stuart Price de ‘Let It Will Be’ o el cierre con ‘Hung Up’. El ‘Like a Virgin’ a caballito (después de haberse caído con el caballo) o el ‘Live to Tell’ en la cruz de Swarovski fueron cumbres de su carrera, aunque quizá se abusaba demasiado de los trucos de ‘Drowned World Tour’ (el guitarreo y el desmadre contra los momentos espirituales como centro).

2.-Drowned World Tour: El primer concierto de la mejor era de Madonna (se presentaban ‘Ray of Light’ y ‘Music’ a la vez, ahí es nada) tuvo lugar en Barcelona, pero no creáis que la ausencia de Youtube y redes sociales impidió los «spoilers». La prensa publicaba el setlist completo el día del concierto y la ausencia casi total de temas previos a ‘Ray of Light’ hacía temer un show irregular. No fue así. Aunque Madonna no hubiera volado por el Palau Sant Jordi como anticipaban todos los periódicos, el público hubiera disfrutado igual de su set más adulto, que arrancaba con dos de las joyas perdidas de su carrera, ‘Drowned World’ e ‘Impressive Instant’, la una correspondiente a su vertiente más espiritual y la otra a la más lúdica. Ambas seguirían luchando en la sección «geisha» o en la «country», con una festiva ‘Don’t Tell Me’ (tras una emocionante ‘I Deserve It’) que recuerdo como uno de los momentos más celebrados de aquella primera noche. Tras el latineo ya inevitable, el show se cerraba de manera inmejorable con ‘Holiday’ y ‘Music’. Además, se prescindía definitivamente del absurdo concepto de bis programado.

1.-Girlie Show: En presentación de lo que se considera su álbum más infravalorado, ‘Erotica‘, ‘Girlie Show’ fue una reivindicación del cabaret, el burlesque, la música negra, el circo y la música disco que dejó momentos tan espectaculares como la combinación de ‘Express Yourself’ y ‘Deeper and Deeper’ (minuto 28 del primer vídeo) o la ocurrente nueva versión de ‘Like a Virgin’ (comienzo del segundo). La cosa prometía desde que una tía en tetas abría el concierto, y aunque sobre el papel el setlist pueda parecer más flojo que en otras ocasiones, Madonna entretiene con su histrionismo en canciones más débiles como ‘Why’s It So Hard’ e ‘In This Life’. Sobre todo, es loable que por primera vez prescinda de muchísimos de sus éxitos (son más los que faltan que los que se recuperan) en favor de un concepto artístico más definido y coherente que nunca (y eso incluye ‘I’m Going Bananas’ y una generosa sección latina, lo cual representa más mérito aún).

Lo más visto

No te pierdas