‘El dictador’: lo llaman democracia y no lo es

Por | 12 Jul 12, 15:07

En 1940 Charles Chaplin realizó ‘El gran dictador’, una de las grandes sátiras políticas de la historia del cine. Una obra maestra de la comedia y un ejemplo de compromiso político cuando aún EE UU ni siquiera había entrado en guerra. Más de setenta años después el dúo Larry Charles-Sacha Baron Cohen rinde homenaje al filme de Chaplin (tema del doble y discurso final incluidos) con una necesaria puesta al día de conceptos, cada vez más líquidos, como “dictadura” y “democracia”. La pregunta lleva ya tiempo en la calle (en las plazas): ¿se puede llamar “democracia” al sistema político que domina en Occidente? ¿Quién es (era) más dictatorial: el pintoresco Gadafi, en quien está basado la caracterización del protagonista de la película, o la perversa lógica capitalista de los mercados?

Después de ‘Borat’ (2006) y ‘Bruno’ (2009), actor y director repiten estímulo argumental -el choque intercultural- pero no recurso estilístico. Esta vez dejan atrás las estrategias del mockumentary, ya algo agotadas con ‘Bruno’, y se decantan por una ficción de corte más tradicional, que basa todo su potencial en el guión (de la factoría Larry David) y la comicidad del siempre irreverente Baron Cohen.

El gran atractivo de ‘El dictador’ es ver cómo su formulario argumento es agujereado una y otra vez por un arsenal de gags enriquecidos con uranio, un bombardeo de chistes verbales y visuales, no todos igual de logrados, con un denominador común: la incorrección política. Hay para todos: desde los dictadores norteafricanos pre “primavera árabe”, hasta los nuevos progres de maneras (eco)totalitarias.

Al final, debajo de tanta escatología e irreverencia, emerge la lúcida mala baba de los guionistas y el verdadero objetivo de la película: cuestionar el concepto mismo de “democracia”, exponer la roña de corrupción e intereses mercantilistas que la cubre, y reivindicarla limpia para el futuro. 8.

  • Bryn

    Quiero verla !!

  • Judge Dredd

    yo no!!

  • P2

    yo menos !!

  • calma

    “perversa lógica capitalista de los mercados”. Así, tal cual, de delegado de clase de 8ºde E.G.B.

  • Esteban

    Es mala, de 8 no tiene nada. Eso sí, mejor que Hombres de Negro 3 o Spiderman…
    Pero no merece tirar el dinero así.

  • anada

    Supongo que este tipo de humor es demasiado negro para algunos… pero a mi, si se parece un poco a Borat y a Bruno, me va a encantar.

  • Que Guay Soy

    El blackface era esa forma de vodevil en la que los blancos estadounidenses se pintaban la cara de negro y actuaban imitando a los negricos, que eran muy graciosos, con su tontuna de esclavos. Ni qué decir tiene que 80 años después, el blackface es tabú en Norteamérica, por racista y vomitivo.

    Con esta peli, el Baron Cohen (judío británico) nos cuela por segunda vez un ‘muslim-face’, juntando todo tipo de estereotipos racistas anti-árabes, muy en la línea de los que propagan mentiras para justificar guerras.

    Esta pelicula tiene de inteligente incorrección política lo mismo que un Ultra Sur hablando sobre el matrimonio gay.

  • TOM

    otra basura más de Sacha Baron Cohen, ni que me pagaran vería esta tonteria.

  • yomisma

    Ahora cualquier cosa tiene un trasfondo “crítico”…

  • SBC lo único que hace es forrarse partiéndose el culo de lo que le apetece… ¿trasfondo crítico? Sí, claro, seguro que le vendrá bien de cara a vender alguna entrada más…

  • COPY AND PASTE

    …Estoy seguro de que alguien por ahí encontrará de alguna manera entretenidos los asquerosos chistes acerca del aborto, violación infantil, racismo, masturbación, religión, anti-semitismo, enfermedades venéreas, limpieza étnica, defecación en público, crímenes de guerra, necrofilia, zoofilia y vello corporal.”

    Yo… no tanto.

    ¿Y Usted?

  • moroguapo

    yo sí, gracias por preguntar. el humor cabe en todo. 8: estoy de acuerdo. :)

  • Alesi

    @Que Guay Soy,

    Hay una diferencia notable: Los negros en la época del blackface eran un blanco fácil y salía totalmente gratis ridiculizarlos, pero los musulmanes ahora no, más bien al contrario, están protegidos por la corrección política, esa de la que Baron Cohen es enemigo, y por el miedo (v.g.: caso de las caricaturas de Mahoma en Dinamarca).

    De todos modos, no veo que se ría de una religión (la musulmana) si no de estereotipos nacionales (como en Borat, que igual podría haber sido uzbeko o georgiano, de los kazajos), y en este caso un dictador árabe lo és, y totalmente risible. De hecho me parece muy sano, y hasta necesario, ridiculizarlos.

  • Bryn

    Bueno no os pongáis tan críticos, no creo que ninguno de vosotros la haya visto ya para afirmar tan categóricamente que es mala…

  • Albert

    Yo la vi hace mas de un mes, pq estab fuera del país y ya la habian estrenado. Además, si que es posible que la hayan visto, bajandosela. Las craticias estan mas que justificadas, es mala de narices, y lo mas divertido ya está en el trailer. No os perdeis nada, en serio.

Playlist del mes

Send this to a friend