Disclosure / Settle

Por | 03 Jun 13, 20:54

Disclosure-SettleDisclosure van a darse unos cuantos baños de masas este año. A una sucesión de singles que no tiene nada que envidiar en potencial comercial a la perpetrada por ya gigantes de las ventas internacionales como David Guetta o Calvin Harris, añaden un punto de sofisticación que ya quisieran estos dos -sobre todo el primero- para sí. La idea de los hermanos Guy y Howard Lawrence ha sido recrear el deep house de los 90 con unas gotitas de UK garage y 2-step, y ejercitarlo con una serie de cantantes más o menos de moda, entre los que han destacado de momento Aluna de AlunaGeorge en la espléndida ‘White Noise‘; Sam Smith en la anterior ‘Latch’ o Eliza Dootlittle en ‘You & Me‘; y lo harán en el futuro la inagotable pero nada cansina Jessie Ware en ‘Confess To Me’ o Jamie Woon en la también digna ‘January’. Incluso el disco entrega pistas menos explosivas pero también sugerentes como ese medio tiempo junto al infravalorado vocalista de Friendly Fires, Ed Macfarlane, llamado ‘Defeated No More’.

Hay algún tropiezo en el tracklist, como la excesivamente repetitiva ‘Grab Her!’ o el innecesario relleno con esta hora de duración de ‘Second Chance’, pero el gran triunfo de ‘Settle’ es que a pesar de las múltiples colaboraciones logra sonar bien cohesionado y apetecible, lo que se debe principalmente a dos cosas: a la ausencia de concesiones al trance o al dubstep peor entendidos, más que vistas hace rato, y a la elegancia con la que el grupo despliega una buena colección de estribillos que nunca suenan desesperados. En su acercamiento a géneros underground que en realidad nunca lograron tantísimo éxito en las listas internacionales, han conseguido sonar asequibles pero nunca pastelosos, pudiendo competir sin pestañear con los intentos poperos en su momento de Basement Jaxx, Moloko o Fatboy Slim, y sonando afines a otros proyectos revival tan finos y meditados como Totally Enormous Extinct Dinosaurs.

Quizá uno de los secretos para haber podido llegar a una secuencia tan buena, aparte de la paciencia (hace un par de años que se está hablando de ellos) es la variedad de sus influencias, que no se limitan al house de Chicago o Detroit o a compatriotas como Joy Orbison, sino al hip-hop americano o al pop. En ese sentido, abiertamente dicen que han querido evitar hacer un disco de house. Así, logran moverse con naturalidad entre canciones tan divertidas, cómicas y aptas para todos los públicos como el nuevo single ‘When a Fire Starts to Burn’; otras más pensadas para los clubs como ‘F For You‘ o ‘Stimulation’; y otras con un punto ciertamente sentido y afectado, no tan lejano a Junior Boys, como la propia ‘Latch’.

Intuyo que este verano se harán largos viajes en coche con este ‘Settle’ sonando en bucle, que sus sencillos y los que no lo son animarán muchísimos chiringuitos playeros y piscineros, y que el álbum circulará alegremente entre una generación de jóvenes que nunca han escuchado la música de los 90 a la que referencia. Sin embargo, también tengo mis dudas de que el álbum sea una referencia en años venideros, pues el dúo, quizá esclavo de su edad -y ahí sí que se nota- se ha quedado en la recreación sin apenas aportar alguna idea propia de ellos o del año 2013. En ese sentido, es mosqueante que el tema más vibrante del tracklist sea el firmado por AlunaGeorge, cuyo sonido incluso sin disco es mucho más identificable que el de Disclosure (será por una cuestión de voz). A pesar de que este arsenal de hits es incontestable, mi verdadera apuesta va para ellos.

Calificación: 8/10
Lo mejor: ‘White Noise’, ‘When a Fire Starts to Burn’, ‘You and Me’
Te gustará si te gustan: Totally Enormous Extinct Dinosaurs, Basement Jaxx, MJ Cole
Escúchalo: Deezer, The Guardian
Opina: en nuestro foro de Disclosure

La Tienda JNSP