Duncan Dhu / 1

Por | 04 Ene 14, 13:27

duncan-1Antes de que el mundo arqueara las cejas cuando La Oreja de Van Gogh citaba en una de sus canciones a La Buena Vida, un grupo de su ciudad probablemente tendió un puente entre ambos. Con los primeros, Duncan Dhu tenían en común la comercialidad de sus estribillos y la irregularidad de sus letras. Con los segundos, su gusto por los 60 (más Dylan y Cash unos, más Moustaki y Love los otros) y las orquestaciones: atentos a la instrumentación de ‘A tientas’, una canción incluida en ‘Piedras’ en 1994, o de ‘Y la tarde está muriendo’, de ‘Crepúsculo’, de 2001.

Tras codearse últimamente con otra figura legendaria de San Sebastián como Rafael Berrio, Mikel Erentxun se ha reunido con su ex compañero Diego Vasallo, con el que ha mantenido buena relación e incluso también ha colaborado a lo largo de estos 12 años de parón. Lo que en principio iba a ser un “grandes éxitos” para México con alguna canción nueva se ha transformado en un recuerdo de 30 viejas canciones remasterizadas y ordenadas cronológicamente (¡bien!) junto a un EP aparte pensado para el formato vinilo (incluso en el CD se alude a su cara A y su cara B) con cinco canciones nuevas originales y una versión.

El CD 1 recopila los cinco primeros años de vida de Duncan Dhu, los más vertiginosos de su carrera y el CD 2 los diez últimos, ya con algunos bandazos experimentales como la electrónica o el obligado “folk de madurez” con el que decidieron en principio despedirse del público bajo la supervisión de Suso Sáiz. Ni sus momentos comerciales fueron tan horribles, ni sus momentos adultos tan infravalorados. Comenzando por el principio, aunque algunos crean que con grupos como Arctic Monkeys se inventó el “hype”, la expectación que se levantó en torno a la banda británica surgida en MySpace en 2006 no fue casi nada en comparación a las expectativas que despertó en 1987 el lanzamiento de ‘El grito del tiempo’. Duncan Dhu habían llamado la atención en 1985 con un mini LP de debut del que se recuperan aquí un par de pistas, ‘Casablanca’ y ‘Fin de amor’, pero fue su segundo disco el que se convirtió en “sleeper”.

Sólo por haber descubierto a una generación esa preciosidad de canción de Lynn Anderson, escrita por Joe South, ‘Rose Garden’, que llegó a ser top 2 en nuestro país en 1971, habría merecido la pena, pero antes ya había dado incluso más de sí. ‘Cien gaviotas’ es la prueba fehaciente de que no hay nada mejor que ordenar un par de acordes y colocar bien un trotante ritmo de batería para construir un precioso himno de pop, y ‘Esos ojos negros’, lo es de que difícilmente se puede evocar más que con una mandolina. Mucho se ha criticado el carácter adolescente de las letras de Duncan Dhu. Y se seguirá haciendo porque incluso en la edad adulta eran capaces de entregar algo tan rocambolesco como ‘Como dioses pequeños’. Sin embargo, es justo reconocer que no se les daba tan mal encontrar frases que, desde su sencillez, terminaban resultando icónicas. “Los buenos tiempos volverán”, “la lluvia los devolverá”, “desde el país donde mueren las flores”… Es fácil deducir por qué José Luis Lanzagorta de La Buena Vida, una de las personalidades que ha escrito textos para el cuidado libreto de la edición especial de este ‘1’, destaca el título de aquel segundo disco: ‘Canciones’.

‘El grito del tiempo’ llegaba al mercado con Duncan Dhu convertido en supergrupo y les daría su mayor éxito comercial. ‘En algún lugar’, el single de “comeback” (sólo un año después) que sonó por todas partes, mostraba al mismo tiempo sus puntos fuertes y debilidades, de la espléndida intro de casi un minuto a la influencia de los Smiths… pero pasando también otra vez por una letra algo caótica y también cierto exceso instrumental, aquí guitarra eléctrica mediante. Más desenfadadas y espontáneas sonaban ‘Una calle de París’ y ‘El sentido de tu canción’, que debería haber sido versionada por Klaus & Kinski (atentos a los teclados).

Se incluyen cuatro temas del doble ‘Autobiografía’, a la postre el favorito del grupo, quizá debido a la solidez de cortes ya entonados por Vasallo como ‘Rosa gris’, pero es en los temas recogidos de ‘Supernova’ donde aparecen las novedades más interesantes: del esplendor absoluto del estribillo de ‘Mundo de cristal’ a la influencia de Depeche Mode que se asoma en la siniestra ‘Rose’. Tras aquel disco de 1991 vendría una etapa más folk con algún guiño suelto al soul (‘Si no eres tú’, a pesar de su cita a “los Cult”) y al entorno cantautor (Vasallo no puede deshacerse de un tono canalla vinculable a Sabina), que parece clave para comprender el ambiente de las seis canciones nuevas.

Estas composiciones englobadas bajo el nombre ‘El duelo’ se recrean en las influencias rockabilly que según sus propias palabras es lo que ahora les une. Es curioso que en un momento dado sus momentos más eclesiásticos fueran los que pudieran repeler al mundo alternativo. Ahora hemos aprendido que aquello no era malo después de años de weird folk, folk indie, anti-folk, alt-country y hasta folk gay. Y lo mejor: su perversión ha dado lugar a grandes cosas. ‘No dejaría de quererte’ suena casi tan seca como uno de los últimos números de Christina Rosenvinge, ‘Cuando llegue el fin’ perfecta para una taberna y la versión de la habanera ‘Plora guitarra’ de Josep Lluís Ortega i Monasterio, digna. ¿Dan lugar a ese deseado disco de madurez? Las canciones no son tan bonitas o impactantes como las de los discos enlazados, pero este es claramente el mejor camino que podían tomar.

Calificación: 6,8/10
Lo mejor: ‘Cien gaviotas’, ‘Esos ojos negros’, ‘El sentido de tu canción’, ‘Mundo de cristal’
Te gustará si te gusta: el pop español, aunque no sea súper ultra mega underground
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:
  • Fernandogalindo

    Venga ya!!!!!!

    Duncan Dhu es el grupo mas infravalorado de la musica española.
    Son, han sido y serán la bomba.
    No se a quien le escuche una vez que WILCO hubieran matado solo por el estribillo de cien gaviotas.
    Viva Duncan Dhu!!!!

  • Warp

    Cuando salieron no fueron infravalorados, muy al contrario.

    Lo malo vino cuando, con el tiempo, se convirtieron en los peores enemigos de si mismos.

  • miguel

    para mi Duncan Dhu es uno de los mejores grupos del pop español, tanto en sus inicios como en su época final. y si no habéis ido a los conciertos de presentación os lo recomiendo ya que lo dan todo y no solo tocan grandes éxitos también rescatan temas de la época menos popular

  • Juanan

    Duncan Dhu fueron buenos, pero la trayectoria (pésima) de Mikel Erentxun en solitario ha perjudicado al grupo.

  • Juanlu

    Hola, soy Trent Reznor, escuchad mi otro proyecto, Nine Inch Nails. Duncan Dhu caca, gracias, adios

  • Jose

    “Pero es en los temas recogidos de ‘Supernova’ donde aparecen las novedades más interesantes”. Venga ya, si Supernova es su peor disco con diferencia, dicho por ellos incluso!

  • forbidden

    ´”Los días Buenos” es un pedazo de tema que ya quisieran para sí muchos de esos grupitos españoles de ahora. Este recopilata merece mucho la pena, pero mucho.

  • Copito

    ¿Nadie habla de mis letras?

  • Donoster

    tenían un pase con los dos o tres primeros discos, pero después demostraron unas ínfulas impresentables, en las que siguieron después, con unas carreras en solitario absolutamente deleznables.

  • Rubén

    La de Diego Vasallo no es nada deleznable, escucha Los abismos cotidianos o Canciones de amor desafinado y después opina. Lo de Mikel Erentxun es otro cantar…

  • torito

    Diego con cabaret pop y luego de “maldito” y Mikel “plagiando” a Morrissey, Lloyd Cole y demás, escogieron distintos caminos pero muy flojos.

    Como Duncan Dhu, rockabilliy pop facilón para público masivo, lo bordaron. A cada uno lo suyo.

  • vaquita

    torito debe ser los que consideran a papa topo o los punsetes como algo nada facilon….

  • Copitoman

    Yo vengo a hablar de mis letras!

  • Copiman

    Yo vengo a hablar de mis letras!

Send this to a friend