‘El desconocido del lago’: aguas turbulentas

Por | 28 Mar 14, 12:33

El_desconocido_del_lagoEl cartel de la película nos pone sobre la pista: la atmósfera, los personajes y el entorno de ‘El desconocido del lago’ parecen extraídos de una pintura posimpresionista, fauvista. Un lago, unos bañistas. Calma y voluptuosidad. Una zona de cruising vista como un espacio edénico, como lugar de celebración hedonista. Un rincón de rutinas plácidas, de repeticiones filmadas desde un mismo punto de vista pero con leves y significativas variaciones: aparcar el coche, bajar hasta el lago, saludar a los conocidos y observar a los desconocidos.

Pero, como si Hitchcock irrumpiera en una película de Eric Rohmer (o de Renoir), un suceso luctuoso removerá las apacibles aguas del lago salpicando la película con gotas de suspense y empapándola de una dimensión moral. Razón contra pasión. La fábula naturalista se convierte de repente en un thriller erótico, en un luminoso relato noir cuya tensión se rebaja con felices dosis de comedia absurda: el mirón, el celoso, el despistado que busca mujeres, el excéntrico inspector que se permite cuestionar las relaciones de los hombres que investiga… Personajes muy reconocibles del universo del director Alain Guiraudie.

“El desconocido” en realidad son dos. El protagonista, Franck, se mueve entre ellos. Entre el deseo sexual, sin voluntad de compromiso, de uno (un atractivo bigotudo que parece un actor porno de los setenta), y la amistad sexualmente desinteresada del otro (un solitario hombre de mediana edad deprimido y reprimido). Las conversaciones junto a éste, cálidas y afables, contrastan con la tensión poscoital que se genera con el primero.

‘El desconocido del lago’ viene a confirmar lo que ya se apuntaba en ‘Le roi de l’évasion’ (2009): Guiraudie es uno de los directores más interesantes de la actualidad. Un cineasta de gran personalidad capaz de, por ejemplo, mostrar sexo explícito gay con la misma naturalidad y relajación con la que filma una conversación entre dos desconocidos a la orilla de un lago. Sin subrayados ni ostentación militante.

Después de triunfar en Cannes (mejor director en Un Certain Regard) y en Sevilla (mejor película), ‘El desconocido del lago’ ha sido elegida para inaugurar la IV edición del Atlántida Film Fest, el festival de cine online de filmin que poco a poco se está convirtiendo en cita ineludible dentro del panorama festivalero español. 8,7.

Etiquetas:
  • gomadeborrar

    Revisad el titular.. con la misma qué?

  • Gengibre

    Tercera vez que hacéis mención a este truño infumable. La vi en su estreno y me pareció una excusa barata para ver culos y penes con la misma carga emocional que un mensaje del Rey.
    Al final de la película -la parte del crímen- se escuchaban carcajadas en el cine de lo incoherente que resultaba. Gente saliendo de la sala, etc.

  • Jesse Santana

    Entre la nenaza del Guillaume y este bujarra del lago, hoy la cosa va de maricones sidosos.

  • Entendido

    Bonita y con misterio, como la propia vida!

  • homocabreado

    Pues sinceramente, para que se hagan películas gays como ésta prefiero que no se haga ninguna… Mucho decir que visibilizan y normalizan pero parece que nadie ve que en realidad estamos en lo de siempre: las relaciones entre hombres se convierten en objetos de morbo femenino y en escenitas degradantes de pollas antes que en cualquier otra cosa, y eso es más un retroceso que un avance. Los propios gays somos tan críticos con esta película precisamente porque nos vemos reducidos a una fantasía absurda de algún directorucho, posturas ridículas y una actitud como de “vosotros tocaos hasta la extenuación que yo filmo”. Teniendo una historia tan maravillosa como la que tenía, con un temazo a desarrollar y unos actores entregados y convincentes para darle vida, Giraudie ha malgastado sus 97 minutos de película en pajas y mamadas. A “El desconocido del lago” le falta verdad y le sobran erecciones. La prioridad de Alain Giraudie ha sido ejercer de dictador. Él quería sostener la lupa como un voyeur dándose el lujo de exigir todas sus fantasías desde el lugar más privilegiado.
    Y conste que en ningún momento se discute sobre no mostrar sexo en la película, de hecho es necesario y está justificado que se muestre, pero no ASÍ. El problema no es con el sexo explícito siempre que esté justificado y bien presentado. El problema es cuando se ha decidido mostrar una escena sexual larguísima con el único propósito de crear morbo gratuito y polémica. Podía haber sido una escena de sexo rodada con respeto, buen gusto, erotismo y sensibilidad y no quedarse en el puro morbo de un director tiránico que parece regodearse en las pajas y las mamadas mientras filma para después querer tomar al espectador por tonto, hacerse el ingenuo y pretender venderlo como otra cosa. Eso es lo indignante. Más que una relación sincera y realista entre hombres parece una fantasía pornográfica bastante tópica (e incluso ridícula por determinadas posturas) de un hombre heterosexual y obsesivo.
    Por ejemplo, una película como Nymphomaniac es bastante más honesta que ésta en cuanto a propósitos y objetivos, ya que no miente al presentarse a sí misma: “FORGET LOVE” es su frase de presentación y en ningún momento reniega de sus escenas pornográficas o de sexo explícito. Pero Giraudie hace todo lo contrario, muy hipócritamente: rueda escenas claramente pornográficas y de bastante mal gusto y nos las quiere hacer tragar no sólo como necesarias sino como demostración de la pasión más auténtica. Pues por eso yo no paso, lo siento mucho, no quiero que se me tome por idiota. Lo que ha rodado este hombre es porno, se ha recreado en él y en los actores y ha querido hacerlo así para llenar más salas, crear más audiencia y alimentar más morbo (sobre todo el femenino).
    En esta película no veo más que testículos bamboleantes y posturas ridículas propias de un vídeo de Youporn.

  • Magnífica, bella y desoladora película. A los que critican cómo están rodadas las escenas sexuales, quizá deberían preguntarse el porqué de esa decisión. Y creo que bien lejos del buscar el morbo, más bien tiene que ver con la profunda soledad de los personajes que habitan en el film.

  • Paralepopido

    Mas que Fauvista O posimpresionista parece que los personajes de Guiraudie habiten ese espacio homoerótico y luminoso de los cuadros de Henry Scott Tuke.

  • seven

    Maravillosa, apabullante, hipnótica y bastante emocionante. Guiraudie logra que la parte sexual (incluso porno) pase incluso desapercibida ante el peso de los otros elementos de sus películas. No señores gays, no sientan denigrado su genero con esta película, porque esta es mucho más que una película de temática gay, así que dejen el protagonismo y de inventarse líos que a nadie le importan.

  • AnaTema

    Es de una pretenciosidad taaaaan enorme que durante todo el metraje te estas acordando del director, y si mientras estás viendo una peli te acuerdas del dire, es que falla algo, o mucho.
    Otro punto flaco son los personajes; a mí se me hizo imposible entenderlos, empatizar o preocuparme…De hecho, estaba deseando que mataran de una puta vez al gilipollas del prota. Por lo demás, típica peli que en tres años no se acuerde de ella ni los mismos protagonistas.

  • lp

    El suspense y la sensación de angustia del final son memorables.

  • Cojonuda. La creación de espacio que tiene es alucinante: esto ES el paraíso que nunca ha sido el cruising. Y aunque la metáfora sexo desaforado sin protección – muerte me da un poco en las narices, el tipo crea tensión. Pero sobre todo crea un universo onírico palpable.

  • Mctetis

    Yo tengo un lago desconocido aqui pa tí.

  • postureo

    que coñazo de película… no me gustaron ni las escenas de sexo, los tios son feos y tienen pollas raras.
    una perdida de tiempo

  • Un pestiño infumable…pretenciosa y aburrida hasta decir basta. No sé quien fue el primero que dijo que esto era una buena película, pero vamos, todavía se debe de estar riendo de nosotros

  • testarudo

    homocabreado, sin haber visto ésta, hay ciertas frases que aplican perfectamente a La vida de Adele: escenas largas gratuitas de sexo. ¿te refieres a eso?

    A ver ésta… Habrá que verla.

  • vvs

    Truñaco

Send this to a friend