Vetusta Morla: “La radiofórmula ha perdido el contacto con la realidad”

Por | 12 Abr 14, 12:49

vetustamorla-entreVetusta Morla han protagonizado uno de los fenómenos musicales más importantes de los últimos años. Autoeditados, han logrado llegar a las listas de ventas y encabezar festivales, además de favorecer una nueva oleada de grupos con un sonido similar -aunque ellos lo nieguen en esta entrevista-. Esta semana han publicado su tercer disco, ‘La deriva’, y nos atienden en una terraza de Madrid próxima al Retiro para hablarnos de su nueva obra, su lugar en la industria o la supuesta nueva canción protesta. Están presentes los dicharacheros autores de las letras del grupo Guillermo Galván (guitarra) y Juan Manuel Latorre (guitarra y teclado) y también Pucho (voz). Vetusta Morla actúan en Bilbao BBK Live, Dcode, Low Cost, Cruïlla, larguísimo etcétera.

“Esta idea que nos han vendido de que teníamos un sistema en el que los derechos eran el centro es mentira. Cuando las cosas han ido mal, ha caído un telón y personalmente me siento robado, estafado”

¿A qué se refiere en concreto ‘Golpe maestro’? ¿Os inspirasteis en una manifestación concreta a la que fuisteis o queríais hacer una canción más genérica?
Juanma: “Es génerica, aunque algunos de los versos sí se refieren a hechos en particular. Tampoco es un análisis, somos músicos, no analistas políticos, ni pretendemos tener la verdad sobre nada. Habla sobre cómo nos sentimos ante las situaciones con las que desayunamos todos los días con la prensa. Nos sentimos atracados no tanto en lo económico, que también, sino en lo moral. Esta idea que nos han vendido de que teníamos un sistema en el que el ser humano, su dignidad y sus derechos eran el centro es mentira. Cuando las cosas han ido mal, ha caído un telón y nos hemos dado cuenta de que no es así, personalmente me siento robado, estafado. La canción va de esa sensación. En realidad es una canción personal, no es política, habla de un sentimiento personal. Lo que ocurre es que surge de unas circunstancias sociales que han generado empatía enseguida”.

¿De qué miembro del grupo surgen las letras más políticas?
Guillermo: “No hay canciones más políticas que otras. Durante esta semana está saliendo mucho este tema en las entrevistas, da la sensación de que al final las canciones sólo se miran desde ese prisma. Es verdad que hay un punto de vista que conecta con lo económico, lo social, lo político, pero nunca decimos “vamos a hacer una canción política”. Hay política, igual que en los discos anteriores, pero también hay otras cosas”.
Juanma: “Cada uno tiene su vida y compartimos implicaciones, pero el activismo individual depende de cada uno. Aunque siempre que podemos echar una mano como grupo cuando nos llaman, lo hacemos. Hemos tocado en la Embajada por Jose Couso, nos hemos involucrado con el pueblo saharaui… Pueden ser propuestas individuales pero si las hacemos como grupo es porque nos sentimos cómodos”.

¿Creéis que hay una nueva canción protesta, con el single de Amaral, el disco de Nacho Vegas, que es el más político de sus discos…?
Guillermo: “Los que hacemos música popular nos alimentamos de ciertas coordenadas históricas, de los problemas que tenemos alrededor. En ese sentido es natural que surja algo así si los individuos quieren cambiar las cosas. Cuando se expresan es normal que salgan estas cosas. No es premeditado o que haya una vuelta de la canción protesta o que antes el grupo indie ahora sea un grupo de canción protesta. Nacho Vegas ha participado antes con Fundación Robo, está muy activo con el 15-M, en sus letras anteriores hay mucha crítica. Quizá ahora surge de manera más explícita”.
Pucho: “La política se ha puesto muy explícita”.
Guillermo: “La violencia en lo moral es tan fuerte que te sale natural decir las cosas con otro tono, más contundente”.

¿De quién ha sido la idea de hacer un vídeo con gente con un “hullahop de cabeza”?
Juanma: “De Guillermo”.
Guillermo: “Tenía en mente algo que fuera obsesivo por el loop rítmico tan frenético que tiene la canción. He trabajado de documentalista mucho tiempo, conozco bastante bien las imágenes de dominio público, sabía dónde buscar. Di con un anuncio de los 50 que más que de un juguete, era una tortura. Era repetitivo y alienante, con una capa más pop o naíf, pero conjugaba muy bien con la canción”.

También está la lectura de que el juguete sirve para distraer a la gente, la idea me pareció muy buena. ¿Habrá vídeo verdadero?
Guillermo: “Los dos adelantos están hechos así y entronca muy bien con el arte del disco, una foto de Demeny, uno de los primeros fotógrafos que estudiaron el movimiento del cuerpo humano. El disco es bastante energético y tiene que ver con la desnudez, el movimiento, lo corpóreo, el baile…”.
Pucho: “Tiene mucho que ver con la fisicidad…”
Guillermo: “Pensamos que venía muy bien. Hemos hecho otro vídeo oficial con Juan Cavestany, que es una apuesta bastante grande, tiene menos formato de videoclip, queríamos sacar el vídeo de los códigos tradicionales de fotografía cuidada, preciosismo… Queríamos que fuera más humano. Es un vídeo coral en el que cada uno necesita algo a lo que agarrarse literalmente”.
Pucho: “Son personas que se caen y se agarran y se apoyan en quien tienen más cerca. Es un canto a la comunidad”.

“La premisa de ‘La deriva’ era salir de la zona de confort de los dos anteriores discos. Tanto en estudio como en directo, el juego de intensidad es algo que hemos hecho bastante, formaba parte de nuestros shows. Hemos intentado canalizar esa energía en otras cosas”

He leído un canción por canción en internet que deja bastante poco que preguntar (se ríen). He leído que ‘Cuarteles de invierno’ os remitía al pasado en cuanto a música y en cuanto a letra. ¿Contener subidones y bajones ha sido un tema importante para el grupo, como ha pasado con Arcade Fire, que han dejado bastante épica de lado?
Guillermo: “Sí, la premisa de ‘La deriva’ era salirnos de la zona de confort de los dos anteriores discos. Tanto en estudio como en directo, el juego de intensidades es algo que hemos hecho bastante, formaba parte de nuestros shows. Hemos querido hacerlo menos y hemos intentado canalizar esa energía hacia otras cosas. Es un disco más rítmico con bases más potentes. Las dinámicas y la intensidad las hemos intentado conseguir de otra manera… ‘Cuarteles de invierno’ sí es la canción que más recuerda a la arquitectura de las canciones anteriores: empieza abajo, tiene un clímax, te lleva a otro lado… pero por lírica venía bien al disco”.

¿Ha habido discrepancias en el estudio o en la composición en ese sentido, a la hora de por dónde llevar las canciones?
Juanma: “No, porque nosotros no hacemos las cosas de manera premeditada. Nos dejamos llevar por las circunstancias y lo que cada canción necesita. Hay discrepancias, discusiones, pero no hay nadie concreto que diga…”
Pucho: “…”¡¡Quiero épica!!”” (se ríe)
Juanma: “Esa canción surgió de manera natural. Igual que ‘Golpe maestro’ nació como “power trio”. Teníamos 20 minutos e hicimos “plas plas plas”. Lo importante era que lo que estábamos contando, estuviera adecuado a cómo lo estábamos contando”.

“Teníamos una premisa: que no hubiera más capas de las necesitadas, que no hubiera más arreglos de los necesitados. Se nos han ocurrido arreglos que no hemos metido y quizá hemos pecado de austeros”

‘Fiesta mayor’ incorpora vientos, ‘La grieta’ es más americana, vosotros decís que funky… Hay varios palos en el disco. ¿Nunca fue una opción centraros en uno de estos estilos?
Pucho: “Esas cosas surgen sobre la marcha, sobre lo que vayas precisando. No nos hemos planteado un disco de soul o de metales. Igual en el futuro nos da por ahí. Hemos hecho una banda sonora de videojuego, hemos hecho arreglos con una orquesta sinfónica… cada proyecto tiene su punto y unas necesidades. No hay una intención de primeras, las cosas van surgiendo”.
Guillermo: “Sí ha habido un principio de contención. Sí que quizá teníamos una premisa: que no hubiera más capas de las necesitadas, que no hubiera más arreglos de los necesitados. Se nos han ocurrido arreglos que no hemos metido y quizá hemos pecado de austeros”.
Pucho: “Tampoco somos cerrados en cuanto a “falta de eclecticidad””.
Juanma: “En ‘Los Ríos de Alice’ es la única vez que nos hemos sentado a priori para grabar en plan casero, con instrumentos pequeñitos y acústicos, con una estética sonora”.
Pucho: “Pero también había algo conceptual más fuerte”.
Juanma: “En un álbum puedes hacer cosas más diferentes”.

¿Hay algún tema que creáis que pueda ser una pista sobre por dónde tiraréis en el futuro?
Pucho: “¿Como guía para continuar por ahí? La verdad es que no…”
Guillermo: “Nos sentimos muy cómodos aquí, pero después de ‘Mapas’ no esperábamos hacer un disco con una sinfónica. Intentamos ir mejorando, pero sabe Dios lo que va a pasar el año que viene o el siguiente”.
Pucho: “El camino de las canciones es impredecible, en este disco hay una canción de la época del primer disco, ‘Sonata fantasma’, que la hicimos en su día para el Día del Libro, una adaptación de Shakespeare en inglés antiguo. Con el tiempo, mira cómo se ha introducido en el lenguaje de este disco en castellano”.

‘Fuego’ habéis dicho que trata sobre una epidemia indígena que acaba con toda la población cuando les llega el “progreso”. Curiosamente, a mí me parecía que era sobre sentirse atraído por el mal…
Juanma: “Yo la interpretaba también de otra forma diferente”.
Guillermo: “Conté la historia para decir de dónde surgió la idea. No es una canción antropológica, no te puedes quedar con ese dato. La inspiración me vino de esa población que desaparece por no haber respetado sus costumbres, pero luego dice muchas más cosas. El fuego y el mal no están tan lejos, se puede hacer una re-visita…”

La canción de ‘Las salas de espera’ tiene una ambiente mortuorio, como de folk de pueblo pequeño, me parece fúnebre. ¿Es ahí donde queríais ir?
Guillermo: (risas) “Queríamos un ritmo tedioso”.
Pucho: “Opresivo”.
Guillermo: “Como cuando estás bajo un fluorescente y se genera un ambiente del que no puedes salir. Es la sensación no de estar sólo en una sala de espera, sino de estar esperando que suceda algo, una entrevista, un hospital… Hay dos puntos que sí pueden tener una relación con lo de pueblo, lo castizo… ‘Fiesta Mayor’ da como ese ambiente, esa canción es como ‘Bienvenido Mr Marshall’ en el siglo 21, esa cara de pedir lo que es tuyo, que no te le den y que te quedes con lo puesto y la folclórica bailando al lado”.
Pucho: “En este disco veo muchas imágenes de España antigua, clásica, de Berlanga, también en ‘¡Alto!’, hay bastante “clasicismo español”.

Hay un tema sobre el Alzhéimer, la gripe, el cine… se agradece que haya un disco que no hable de amor porque ya hay muchos, ¿pero no tenéis unas novias o unas groupies que os digan “tronco, ¡me podías hacer una canción!”?
Juanma: (se ríe) “Ya lo hemos hecho anteriormente, pero no se ha interpretado así, como nos gusta que la interpretación sea abierta… pero claro que hemos hecho. No es el caso de este disco”.

En verdad lo que me pregunto es si evitáis ya temas más personales por lo súper famosísimos que sois, si sentís cierto rubor.
Pucho: “No hay que olvidar que esto es una banda y por tanto funcionan mejor las cosas colectivas, más universales. Creo que por eso no se ha explorado tanto la parte personal. Al menos yo lo veo así como intérprete”.
Guillermo: “No me veo tan interesante como personaje como para tener cosas dignas de ser contadas. Me parece más fácil y bonito inventarme una historia sobre las vivencias que ves. No sé si es pudor o lo que dice Pucho. Estás condicionado por para quién estás escribiendo, si tuviéramos proyectos personales, pero siendo una banda… No vamos a poner en su boca ciertas cosas”.
Pucho: “Aunque cuando las canto, me doy cuenta de que las canciones tienen mucho de lo personal del letrista. Hay veces que no preguntas porque no quieres saber… pero otras veces hablas o preguntas y dices “¡qué bonito que venga de donde viene”””.

“No, no creo sinceramente (que hayamos sido influyentes). Lo que ha sucedido es que ha habido una buena generación de bandas e interés del público por escucharlas. Porque siempre ha habido bandas. Lo diferente es que ahora hay gente interesada y portales y revistas que quieren contarlo”

¿Os sentís cabecillas de una serie de grupos como Supersubmarina, Izal… que han surgido después de vosotros? ¿Creéis que habéis sido muy influyentes en el pop español?
Juanma: “No, yo no lo creo, sinceramente. Lo que ha sucedido es que ha habido una buena generación de bandas e interés del público por escucharlas. Porque siempre ha habido bandas buenas o malas. Lo diferente es que ahora hay gente interesada y portales de internet y revistas que quieren contarlo. No es una cuestión de ser cabecillas de nada. Estamos en un “in pass” después del cual, a ver qué pasa. Entre todos, medios, público, bandas… sí creo que se ha hecho como una escena donde generar música, escuchar música, generar opiniones diferentes… que no existía antes, porque nosotros veníamos de un vacío absoluto. Pero eso es algo que no hacemos nosotros con nuestra influencia, se hace de manera global y colectiva, y no va dirigida, sino de manera natural”.

¿Qué grupos escucháis?
Pucho: “Me gusta mucho… hoy me he despertado con Pony Bravo, me ha apetecido. He descubierto el disco de León Benavente, que tan buenas críticas ha cosechado y me ha parecido un gran disco”.
Juanma: “Guadalupe Plata”.
Pucho: “Tuya… hay muchas bandas. También estoy liado con Novedades Carminha, que acaban de sacar su nuevo disco“.

“Vas al festival del que te llamen, no te vas a poner una frustración encima porque de unos te llamen y otros no”

¿Hay algún festival en el que os gustaría tocar y no hayáis sido invitados?
(risas)
Guillermo: “No, la verdad que no, tenemos suerte con eso”.

Lo decía porque estos grupos que habéis dicho por ejemplo son carne de Primavera Sound… entiendo que no os llamen del Sónar, pero…
Juanma: “Sí, el Sónar tiene acotación estilística y como no hagamos un disco de electrónica…”

¿Entonces os da igual?
Guillermo: “¿El qué?”

Que haya ciertos festivales que no os llamen (NdE: pienso también en el FIB), siendo un reclamo de público tan claro.
Guillermo: “Ya te hemos dicho que no…”
Juanma: “Ojalá podamos ir a cualquiera que nos llame. Vas a donde te llaman, no te vas a poner una frustración encima porque de unos te llamen y otros no”.

¿Cómo vivís la fama? Recuerdo en el Día de la Música de hace un par de años, tocaban bastantes grupos muy buenos que nunca se habían visto en Madrid, pero el público entró cuando tocasteis vosotros. No me voy a meter en lo que cobráis o no cobráis porque me da igual…
Juanma: “Probablemente cobremos bastante menos que los internacionales”.

“Intentamos que lo que sucede fuera, para bien o para mal, no nos afecte. Hay alabanzas, hay palos, lo normal cuando estás expuesto”

El caso es que impresiona, la gente os ha visto 50.000 veces y sigue yendo a veros, ¿cómo vivís esto dentro del grupo?
Guillermo: “Intentamos que lo que sucede fuera, para bien o para mal, no nos afecte, ni cuando son cosas positivas ni cuando no lo son tanto. Hay alabanzas, hay palos, lo normal cuando estás expuesto. Nos da responsabilidad y alegría, por ejemplo ahora haber agotado cinco Rivieras y muchas fechas sin ni siquiera haber sacado el disco. La gente tiene fe en lo que hacemos y piensa que un concierto de Vetusta Morla son dos horas especiales en su vida. Lo que pase con una banda de fuera… ojalá todas las bandas de fuera y de aquí tuvieran el mismo público”.

¿Y es una presión al grabar?
Juanma: “Conscientemente no, aunque sabes que lo que haces lo va a juzgar muchísima gente, aunque intentes no pensarlo, la gente está preparada con el aplauso y con la guadaña, las dos cosas a la vez. Eso no pasaba antes. Con ‘Un día en el mundo’, bastante que pudimos sacarlo, editarlo… Ahora no hay una presión negativa, genera una presión, te motiva, te hace llegar más allá, no repetirte…”

¿Os han llamado de multinacionales para ser fichados?
Juanma: (risas) “La verdad es que no nos han llamado, no…”
Guillermo: “Hace tiempo que no, con ‘Mapas’ sí hubo una reunión”.
Juanma: “Pero nadie nos ha hecho una oferta con maletín”.

¿Por qué no cuajó aquella reunión con ‘Mapas’?
Pucho: “La reunión fue surrealista, nos llamaron de una discográfica y consistió en alabar lo bien que lo habíamos hecho, nos dijeron que ellos no lo podían haber hecho mejor y que si queríamos algo, allí teníamos un amigo. Nos quedamos un poco como “pues vale”, “a qué hemos venido”, con una sensación de “vaya” un poco rara”.

“Imagina que en los 80 no hubiera sonado en la radio todo lo que fue esa década”

¿No os parece surrealista seguir sin sonar en radiofórmula, tras la aceptación que tenéis?
Juanma: “Sí, pero no solamente es nuestro caso. La radiofórmula ha ido perdiendo el contacto con la realidad”.
Guillermo: “Imagina que en los 80 no hubiera sonado en la radio todo lo que fue esa década”.
Juanma: “Supongo que se mantiene la fórmula de pagar por salir, aunque no lo sé. Lo curioso es que a veces sale un cantante melódico que te preguntas quién rayos es. Nosotros no estamos encerrados en una burbuja, sabemos quién es Pablo Alborán, cuándo saca disco Bisbal… y de repente aparecen señores que no sabes quiénes son y te da la sensación de que hay una desconexión con las bandas, sean indies, mainstream… que tienen una verdadera relevancia social y que están funcionando. No es que dé rabia pero llama la atención…”
Pucho: “El otro día me hablaron de una banda que estaba sonando mucho en radiofórmula y no había oído en la vida llamada El viaje de Elliot o algo así. Es curioso que salgan bandas en radiofórmulas que no lleguen… me resulta curioso”.

Pregunto sobre todo por vuestros padres… Sois de los grupos que más venden en España, de los que más giran… pero falta un poco que vuestras canciones las conozca todo el mundo de la calle, que vuestros padres puedan ver a qué os dedicáis.
Guillermo: “Bueno, cuando sales en el telediario de la 1 de repente lo entienden también (risas). Hay más vinculación con la realidad musical en telediarios o en noticiarios, donde de vez en cuando ves a bandas parecidas a nosotros, que en las radiofórmulas. Quizá son una muestra más de lo que ha pasado con los medios tradicionales, los periódicos… No se está hablando de la realidad. A lo mejor es que este tipo de empresas son un reducto de algo que ya ha cambiado”.
Pucho: “No dejan de ser herramientas comerciales”.
Guillermo: “En las listas (NdE: americanas) cuenta Youtube, Spotify, iTunes… está todo tan fragmentado, pensar que la referencia son las radios es anacrónico”.

Foto: Jerónimo Álvarez.

Etiquetas:
  • Alberto

    Vendo el Cd La deriva de Vetusta. Está nuevo. Lo vendo por 8 euros. Si hay alguien interesado puede escribirme a [email protected]

  • Carlisle

    ¡Cuánta razón en lo de la radiofórmula!
    Y supongo que no tendrá nada que ver con el hecho de que la radiofórmula en nuestro país esté controlada por UNA única persona… ejem…

  • Alehop

    Paradójico que citen como referentes a Guadalupe Plata, Noveades Caminha y Pony Bravo. Quedará muy bien en la entrevista, pero no se lo creen ni ellos.

  • Revisionistas en Red

    ¿Quien es esa persona que controla la radiofórmula? Estamos por enviarle un burro-bomba. Dinos el nombre !!!

  • Antílope Cruzado

    No hace falta ser un lince para saber que se refiere a TONI AGUILAR, el mafias

  • Warp

    Unos bienqueda.

    Seguro que si salieran en los 40 no dirían ni mu de la radiofórmula.

  • Rambo

    La mafia de Los40 es lo mismo que la mafia de los festivales, ¿no?

  • TONTO A LAS TRES

    Para mi gusto son grandilocuentes y aburridos…. para gustos colores….

  • chusma

    Grandilocuentes y prepotentes. No sé quién se creen que son pero por lo que dicen se ven a sí mismo muy importantes jej3

  • Jodó

    ¿”in pass”? ¿en serio? ¿así, sin más? http://www.wordreference.com/definicion/impasse

Playlist del mes

Send this to a friend