‘Carmina y amén’: Bárcenas, la reina Sofía y el «chocho colgón»

Por | 03 May 14, 15:58

Carmina_y_amen¿Habrá perdido su espontaneidad Carmina Barrios? ¿Se habrá “profesionalizado”? Esa era la gran duda (y el gran riesgo) de esta secuela de ‘Carmina o revienta’: comprobar hasta qué punto, una vez diluido el factor sorpresa, la fórmula narrativa y estilística de la primera película iba a seguir funcionando; y si Carmina, persona y personaje, conservarían toda su autenticidad.

Paco León parece que lo tenía claro desde el principio: no, no iba a funcionar. Por eso en ‘Carmina y amén’ ha tomado dos decisiones: 1) se ha alejado de la parte documental, acercándose más a la ficción, a la comedia costumbrista, y 2) ha rebajado el protagonismo de Carmina (absoluto en la primera), potenciando la labor de los actores secundarios. Dos decisiones que, curiosamente, han tenido su reflejo en forma de premio: mejor guión (Paco León) y mejor actriz de reparto (una espectacular Yolanda Ramos) en el último Festival de Málaga.

El resultado de este cambio de dirección es una película mucho más convencional en sus formas, menos singular, más calculada; pero también mucho más divertida. Las limitaciones de ‘Carmina o revienta’, ese desequilibrio entre la irregular parte ficcional y la documental, se solventan aquí gracias a la sobresaliente labor de las actrices (profesionales: Yolanda Ramos, Mari Paz Sayago…) que rodean a la madre de Paco León. No es casualidad, por ejemplo, que muchas de las mejores secuencias de la película estén protagonizadas por las interlocutoras de Carmina. O, que en escenas como la hilarante conversación entre cuatro mujeres en el velatorio, ni siquiera aparezca ella.

Paco León ha realizado ‘Carmina y amén’ mirando de reojo (a veces directamente) al ‘Volver’ (2006) de Almodóvar y al universo tragicómico de Rafael Azcona. Humor costumbrista y soez, apuntes sociológicos (facilones pero graciosos: el loro Bárcenas), vocación naturalista, estilizados interludios musicales a modo de signos de puntuación (Espaldamaceta), y el retrato de una mujer, Carmina Barrios, convertida ya en un icono de la comedia española. Amén. 8.

La Tienda JNSP