Josh Rouse: “Creo que puedo seguir haciendo buenos discos”

Por | 05 May 14, 11:30

josh-rouseJosh Rouse vive un momento dulce. Por cómo habla, parece que está tranquilo después de ‘The Happiness Waltz’, un agradable ejercicio de optimismo, aunque él lo vea más cercano al realismo. Con el Goya recién ganado tras su participación en la banda sonora de ‘La gran familia española‘, Rouse vuelve a las salas para tocar el disco homónimo de Violent Femmes acompañado de su banda The Long Vacations. Josh Rouse charla con JENESAISPOP desde Galicia mientras continúa con esta gira que el 7 de mayo llegará a Valencia (La Rambleta) el 8 a Bilbao (Kafe Antzokia) y terminará el 9 en Madrid (Shoko).

¿Cómo vas a trasladar las canciones de Violent Femmes al directo?
Las tocamos muy parecidas al álbum, lo hacemos en el mismo orden. No quise cambiar las canciones para que sonara a mi estilo, no sería lo correcto. Soy un gran fan de ese disco, significó mucho para mí cuando tenía 14-15 años, y es bastante divertido fingir que somos los Violent Femmes durante 30 minutos. La idea era hacer un concierto, en Valencia, Houston Party lo escuchó y finalmente quisieron que fuera un tour entero y dar muchos conciertos.

¿De quién fue la idea?
De Cayo, Chema y mía, solo en Valencia, una sola noche, para divertirnos, ya nos sabíamos las canciones. Pero ahora eso se ha transformado en una gira de nueve conciertos.

Así que estabas hablando con tus amigos y dijisteis “¿por qué no tocarlas?”
Con los Long Vacations tocamos como trío de todas formas, y aunque no sea similar al tipo de música que yo hago, conozco ya las canciones y pensé que sería divertido, algo diferente a tocar mis propias canciones todo el tiempo.

¿Vas a tocar canciones propias en estos conciertos?
Sí. Tocamos el primer disco de los Violent Femmes pero solo dura 35 minutos, y luego tocamos diez de mis canciones, un set completo.

Para un músico que está girando todo el tiempo, como yo, es bueno probar cosas distintas, traer diferentes espectáculos a la ciudad

Hiciste un tour bajo el nombre de ‘Storyteller’. Vas haciendo giras temáticas, ¿qué te aportan?
Es solo otra forma de trabajar, quiero decir, algo diferente para que no hagas el mismo espectáculo todo el tiempo. Para un músico que está girando todo el tiempo, como yo, es bueno probar cosas distintas, traer diferentes espectáculos a la ciudad. No quiero ir a Madrid y tocar siempre el mismo concierto y el mismo tipo de canciones, es otro formato. Es lo bueno de ser un cantautor, puedes tocar con gente diferente y puedo presentar canciones de formas distintas. Soy flexible.

¿Has estado cambiando de músicos todo este tiempo?
Durante 16 años, sí.

¿Tienes miedo a tocar ‘Blister in The Sun‘?
¡No!

¿Hay alguna posibilidad de que plasmes la gira en un álbum o no lo tienes en mente?
No, está hecho solo para que vayas y veas el concierto. Estoy seguro de que un montón de gente lo grabará en el iPhone… Pero no hay nada que vayamos a grabar y lanzar.

¿Tratarías de cantar en español otra vez?
Ehm… ¡sí! Lo he estado haciendo mucho, he escrito algunas canciones en español… Creo que solo tengo que sentirlo. He estado escribiendo canciones solo en inglés durante los tres últimos años, pero quién sabe.

¿Trabajar con músicos españoles te ha hecho conocer mejor la música en español?
¿Quieres decir si trabajar con gente que toca en España me ha hecho conocer otros grupos?

Quiero decir si te hacen adoptar un estilo más español, no sé, abandonando tus raíces americanas…
No, definitivamente. El tipo con el que estoy tocando ahora probablemente es tan americano como yo. Podemos tocar muchos estilos diferentes. Necesito estar en cosas diferentes, cuando vine por primera vez a España estaba muy metido en la música brasileña. Siempre trato de incorporar cosas diferentes o probar una canción en un estilo distinto. Los chicos con los que toco escuchan mucha música diferente: jazz, incluso country. Siempre es divertido tocar muchos estilos  y tratar de hacerlos propios. Es otra cosa buena de ser un cantautor, no tengo que hacer solo una cosa todo el tiempo.

Pienso que cambias mucho entre disco y disco, ¿te importa que ‘1972’ y ‘Nashville’ estén considerados tus mejores discos tanto por la crítica como por público?
Todos los artistas tienen una especia de “cumbre” en su carrera, y ese era mi momento. ‘1972’ era mi cuarto álbum, ‘Nashville’ era el quinto, en aquel tiempo estuve haciendo muchas giras, toqué por todo el mundo… Estaba en el punto en que todo el mundo te estaba escuchando. Eso pasa en la carrera de todo el mundo. Esos discos están bien, tienen canciones pegadizas… Pero no creo que ese fuera mi momento, supongo que si mucha gente dice que este disco y el otro son los mejores, es algo que tienes que aceptar. El resto están bien pero esos son más populares y eso es difícil de aceptar.

¿Por qué?
Incluso si haces una película y el director dice que su mejor película es otra, la gente seguirá considerando mejores otras obras. Tienes que hacer las cosas para ti mismo, creo que puedo seguir haciendo buenos discos. Mucha gente tiene discos que se hicieron muy populares pero continúan grabando, y supongo que tienes que pensar “esto es tan bueno como aquellos otros discos”.

Estaba en el concierto con Nick Lowe y le dije “¿qué estabas haciendo a los 40?” y él dijo “es una época dura, porque es como estar en el desierto, no eres nuevo y guay, pero tampoco eres viejo y guay, y hay mucho tiempo entre estas dos cosas”

¿Crees que ahora eres menos popular? Yo no lo creo.
Es curioso, estaba en el concierto con Nick Lowe y le dije “¿qué estabas haciendo a los 40?” y él dijo “es una época dura, porque es como estar en el desierto, no eres nuevo y guay, pero tampoco eres viejo y guay, y hay mucho tiempo entre estas dos cosas y tienes que plantearte algo que hacer”.

Como una crisis de mediana edad, ¿no?
Sí, es la “crisis de la mediana edad artística”. Está bien, todo el mundo tiene que pasar por ello, incluso los grandes como Dylan, Neil Young o Lou Reed hicieron discos a los que nadie prestó atención, pero hay algunos realmente buenos.

¿Estás escribiendo sobre estos temas?
Sí, mi siguiente disco va a ser sobre un cierto tiempo de crisis de mediana edad, qué debería estar haciendo y qué hago, si buscarme un trabajo, o ser granjero… Quizás necesito hacer algo más.

Cuando escuché ‘The Happiness Waltz’ me pareció un disco muy optimista.
En cierto modo. Creo que es más bien realista, no lo he visto muy optimista.

Hablemos del Goya. ¿Cómo fue hacer la banda sonora de una tan española como esta?
Cuando Dani me pidió hacer la música leí el guión y me gustó mucho, la historia era muy interesante y bien escrita. Pensé, “¿estás seguro que quieres que haga esto?”, porque se llama ‘La gran familia española’ y yo soy americano… Y me dijo: “claro, quiero ese contraste”. Ahí, me dije a mí mismo: “voy a hacer algo muy folk, muy americano”. Quería ese contraste para la película, y al final acabó funcionando muy bien, Dani (Sánchez Arévalo) escuchó la banda sonora y le encantó lo que hice. Fue divertido  y me encantaría volver a intentarlo.

¿Te esperabas ganar el Goya?
No, estaba nominado y pensé, “será divertido”. Fui a la gala, y en realidad estaba bromeando con mi mujer, le dije, “no tengo nada parecido a un discurso preparado”, estábamos riéndonos y haciendo bromas, y no me lo preparé. Nadie pensaba que fuera a ganar, ni siquiera la gente que trabajó en la peli, yo tampoco.

La mayoría de las bandas sonoras tienen nominaciones ‘indie’. ¿Crees que es importante este reconocimiento en la industria cultural?
No lo sé, para ser sincero. He estado interesado en hacer bandas sonoras porque muchas de mis canciones han sonado en películas. Pensé que me gustaría hacer música para películas porque desde un punto de vista artístico, poner música a imágenes me satisface artísticamente. Está bien ser reconocido, que un Goya tenga mi nombre, quizá más directores en España querrán que haga música para sus películas. Pero todavía no ha habido nada, nadie me ha llamado. (risas)

¿Cuál es la diferencia entre trabajar para una banda sonora y hacer tus propias canciones?
Trabajar en una banda sonora es trabajar para otra persona, para el director, tiene que estar satisfecho. Si escribo una canción es solo mi imaginación y yo decido si es buena o no, sin gente que la escuche. Esa es una de las grandes diferencias. Además, tampoco tengo que cantar, ni crear una historia en palabras.

¿Dejarías de escribir tu propia música para hacer bandas sonoras?
No, definitivamente no. Mis fans estarían decepcionados si llegara a parar… ¡Pero quizá no! Quizá desearían que parara. (risas)

Etiquetas:

Send this to a friend