Prince / Art Official Age

Por | 06 Oct 14, 12:27

prince-artCasi dos décadas después de su ruptura con Warner Bros., Prince ha vuelto a su sello de toda la vida con el trigésimo tercer álbum de su carrera, ‘Art Official Age’, que en uno de sus juegos de palabras súper ingeniosos que te cagas energy, suena casi, casi como ‘Artificial Age’. “La única forma de que aguantemos hasta que amanezca / es que olvides el teléfono / y que empiece la fiesta”, reza Nelson, de hecho, en la fascinante ‘FUNKNROLL‘, recordándonos inevitablemente a los tiempos en que afirmaba que “la era de Internet está acabada” y vendía su disco del momento, ’20Ten’, a través de periódicos en rechazo a iTunes. En concordancia con sus opiniones sobre la evolución de la industria musical, el trabajo reciente de Prince nunca ha sonado especialmente “avanzado”; más bien, el músico continúa estancado en un espacio tiempo paralelo en el que todavía un “new jack swing” como ‘THE GOLD STANDARD’, con esa apasionante llamada al baile “everybody ready to move?” tan poco rancia, podría ser un hit. Pero esa es la gracia de Prince y, para bien y para mal, la verdadera esencia de ‘Art Official Age’.

Porque no no nos engañemos: por muy irritante que pueda llegar a ser Prince a veces (bueno, vale, siempre), su catálogo publicado a lo largo del siglo XXI contiene varias joyas para enmarcar. Un ejemplo es la gran ‘Black Sweat’, pero hay demasiadas para nombrarlas todas, y eso incluye algunas de las pistas nuevas como el notable corte R&B de gruesos beats ‘WHAT IT FEELS LIKE’, por cuya melodía parecen asomar tímidamente AlunaGeorge (imaginad lo que habría hecho con esta canción George Reid), la sensual “slow jam” ‘U KNOW’, que pide a gritos una versión de Jessie Ware, o la conmovedora balada ‘BREAKDOWN’, en la que Prince recuerda con desprecio su pasado fiestero en frases como “solía montar fiestas en fin de año / el primero en emborracharse era el último en irse / apareciendo en sitios que nunca te imaginarías / devuélveme el tiempo, puedes quedarte con los recuerdos”, y en la que el cantante se desgañita vivo al final en un despliegue de elasticidad vocal que remite con dignidad e identidad a ‘The Beautiful Ones’, una de las grandes canciones de su carrera.

‘Art Official Age’, con sus momentos menos brillantes -‘WAY BACK HOME‘, pese a su letra, es olvidable, como también lo es la final ‘affirmation III’, interpretada por una Lianne La Havas -sí, esta Lianne La Havas– que de hecho aparece a lo largo de todo el disco cantando algunas melodías o interpretando interludios- mantiene el tipo gracias sobre todo a la especial sensibilidad de Prince para los medios tiempos. Y eso que el corte disco que abre el álbum, ‘ART OFFICIAL CAGE’, tan exuberante y lleno de efectos sorprendentes que ni Kimbra (que si ahora te meto unas guitarritas funky, que si ahora te canto ópera, que si ahora me paso al pseudo-dubstep, que si ahora te pongo un efecto chorro de agua como si acabara de descubrir el Fairlight CMI), está bastante bien, pero donde Prince lo borda esta vez es en canciones como ‘BREAKFAST CAN WAIT‘ o la doo-wop ‘CLOUDS’, que habrían sonado estándar en manos de otra persona pero mantienen el interés gracias a la renovada creatividad de Prince, al que se nota en ese trabajo mucho más interesado en experimentar que en previas ocasiones, y sobre todo a la adecuada producción de Joshua Welton, marido de la batería de 3RDEYEGIRL Hannah Ford Welton.

Evidentemente ‘Art Official Age’ ni es un disco propio de 2014 (a saber qué no fans lo seguirán escuchando en unos meses) ni tampoco es el mejor disco de Prince. Sí es, sin embargo, un trabajo interesante y con momentos que valen la pena rememorar. Porque, a diferencia de obras como ‘Planet Earth’ o ‘LOTUSFLOW3R’, ‘Art Official Age’ puede presumir de consistencia y hasta de frescura, algo que ya se echaba de menos por parte de Prince. No vamos a pasarnos toda la vida recordando lo bueno que era ‘Purple Rain’ así que quizás sea mejor decir que ‘Art Official Age’, con sus virtudes y sus defectos, y esta vez con un añadido de estimulante y refrescante experimentación, es otro buen disco de Prince, que tampoco está nada mal.

Calificación: 6,9/10
Lo mejor: ‘FUNKNROLL’, ‘WHAT IT FEELS LIKE’, ‘CLOUDS’, ‘BREAKDOWN’
Te gustará si te gusta: Outkast, Kimbra, Janelle Monáe
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:
  • Suivant

    Empieza el disco mirando a Graffiti bridge, claro que sí, su mejor era ! Anda que …

  • Mmmmm…. todavía no he publicado mi crítica de este discazo, y he leído la vuestra con interés. Me íbais vendiendo la moto hasta el momento en que dice “‘Art Official Age’, con sus momentos menos brillantes -’WAY BACK HOME‘, pese a su letra, es olvidable, como también lo es la final ‘affirmation III’.

    Ahí me habéis matado. Y, desde el mayor respeto a los gustos de cada quién, dejadme decir que no habéis pillado el disco. Porque precisamente Affirmation I & II – Way back home – Affirmation III es la pieza clave del disco.

    Esas tres canciones (que si las escucháis seguidas, cobran todo su sentido) son el mejor resumen de un disco que sí, suena renovado, y además inspirado, y en el caso de varias canciones (en particular, Breakdown y Way back home), suena además sentido.

    Por eso digo que, si consideráis que “Way back home” es “olvidable”… entonces para qué seguir hablando.

    Gracias en todo caso por la crítica. Se percibe que (para variar) vosotros sí prestáis atención a la música actual de Prince, en lugar de lanzar las clásicas descalificaciones que suelen leerse a menudo, con el mantra de “no llegan ni de lejos a sus discos de los 80”, como si eso significara algo, a estas alturas.

  • Warp

    “No vamos a pasarnos toda la vida recordando lo bueno que era ‘Purple Rain’…”

    “‘The Beautiful Ones’, una de las grandes canciones de su carrera…”

    Joder, es que es bien difícil olvidarlo. Con todo, he escuchado FUNKANDROLL y Breakfast can wait. La segunda me recuerda toda esa etapa de Grafitti Bridge y sus insoportables tiempos medios (los que no bordaba) que no se acababan nunca.

    La primera sí es bastante más fresca y extraña, consigue traer emoción e intensidad y no esperaba que fuera Let’s go Crazy, claro, pero me ha hecho revivir el gusanillo.

    A la espera de oír el resto del disco, vuelvo a Purple Rain y os recuerdo que va a reeditarlo. ¿Es sensato poner su Everest al lado de una colina soleada? ¿Está pensado para que el público más joven conecte los puntos A y B?

  • Nos pasamos la vida comparando… Un “te gusta si” con Prince de por medio… es complicado de entender. A mi la canción que más me ha gustado es TIME!.

  • paninaro

    Nos pasamos toda la vida recordando lo bueno que era ‘Sign Of The Times’.

  • Solo por las tres primeras y las tres últimas este disco ya merece la pena y está DE INMEDIATO por sobre la media que nos llega a diario.

    Ya lo que suena entre esas seis queda a gusto de consumidor. Para mi, sin haber aún escuchado lo suficiente el disco me parece que tiene muchísima calidad. Ese 6.9 (porque el miedo a dar el 7?) yo percibo que se queda corto.

    Saludos!
    http://politomusica.blogspot.com

  • Warp

    #paninaro (qué gran nick)

    ¡Es que es superior! Lo escuché hasta aburrirme, lo que pasa es que nunca me aburría. Hoy ya no lo escucho tanto, pero con tanto Prince aquí y allá lo desempolvaré, y eso es lo que juega siempre en contra de sus discos nuevos.

    Ayer escuché más de este y es verdad lo que dice #Esteban, es mejor de lo que parece y por encima de la media. Anda que no podrían aprender las Rihannas y Beyoncés, por no hablar del sector masculino del ramo.

Playlist del mes

Send this to a friend