#lode2manydjs: hedonismo pre-navideño

Por | 24 Dic 14, 9:41

Puede que la respuesta del público no fuera del todo masiva dadas las delicatessens programadas, pero a nivel artístico #lode2manydjs en la barcelonesa sala Razzmatazz cumplió, y con creces. Los hermanos Dewaele, los cerebros detrás de 2manydjs, fueron de los primeros en actuar el viernes con una sesión que no pilló de sorpresa a todo aquel que les haya visto en los últimos años. Su show ‘Under The Cover’ (el mismo en el que el dúo se apoya en cachondas proyecciones móviles de las portadas de discos que en cada momento suenan) sigue siendo todo un divertimento por su calidad visual y un repertorio de lo más ecléctico en el que se asoman desde clásicos contemporáneos como el ‘Kids’ de MGMT, pasando por el ‘Elephant’ de Tame Impala o hasta el mismísimo Chimo Bayo. Aunque en la entrevista previa que les hicimos nos prometieron un nuevo repertorio respecto a lo que hace dos años vimos en Sónar, ciertamente la cosa no difirió mucho de lo que presenciamos por entonces. Se les puede tirar en cara ese inmovilismo, ¿pero para qué cambiar una fórmula más que rodada y que siempre les ha generado alegrías?

Nancy Whang, por su parte, tiró de repertorio disco y funk con una maleta de discos sobrada de buen gusto y joyitas retro que hicieron las delicias de cualquier buen fan de DFA. Sin duda, fue un buen calentamiento para enfrentarse minutos después a un Matías Aguayo que no dio tregua a los más bailongos. El chileno, fundador del siempre a reivindicar sello Cómeme, ofreció una magistral clase de electrónica tropicalista repleta de congas y sensualidad. A pesar de que su micrófono no estaba todo lo alto que quisiéramos (resultó difícil entender sus primitivos cánticos), el groove de temas como ‘El Sucu Tucu’ o ‘Levantate Diegors’ fueron suficientes para poner a danzar hasta al apuntador antes de que Tiga, con su inseparable gorra, endureciera el ambiente con una sesión 100% techno de lo más envolvente.

Ya el sábado, 2manydjs volvieron a ponerse al control de los platos acompañados de Erol Alkan tirando de cosmic disco, remixes de oro como el de ‘Love Letters’ de Soulwax y clásicos infalibles como el ‘Over And Over’ de Hot Chip. La sesión fue mucho más sorpresiva que la que protagonizaron el viernes con una mayor parafernalia visual, pero la sorpresa mayúscula de la jornada vino a cargo de un Jarvis Cocker que, acompañado de Jason Buckle, convirtió el dj set de Relaxed Muscle en una fiesta divertídisma. El líder de Pulp, vestido de calavera y pintarrajeado como una puerta, ejerció de agitador hooliganesco sobre el escenario dejándose querer por sus fans mientras se dislocaba las caderas al son del ‘Love Action (I Believe In Love)’ de The Human League o el ‘I’m Waiting For The Man’ de la Velvet Underground. No todos los días se tiene la oportunidad de tener tan cerca a un icono como él pasándolo tan bien, ajeno a todas las miradas. Genio y figura.

El colofón final lo pusieron Thomas Bullock acompañado de los propios 2manydjs o Nancy Whang en su ‘Mezcal Circle Club’ (o lo que es lo mismo, una jam improvisada con instrumentos en directo a pie de escenario en la que el público se situaba a su alrededor), y unos The 2 Bears que no se atrevieron a coger el micrófono y se limitaron a pinchar temas house. Aún quedan meses por delante para que lo demos todo en los festivales de verano, pero al menos nos hemos quitado cierto mono de encima gracias a esta iniciativa que esperamos que vuelva a repetirse más pronto que tarde. Sin duda, valió la pena.

  • pedro

    La noche del sábado fue un fiestón pero hay que ser muy rancio para no dar consumición con una entrada de 34€. Mucho aniversario y mucho dj pero tremenda falta de empatía con el público fiel.

  • JG

    La respuesta no fue masiva por las delicatessens? Del precio de la entrada no decís nada? Me parece bastante escandaloso que además no dieran consumición.

    Seguro que fue una gran fiesta, de eso no hay duda, pero esos no son precios para la gente “normal” de barcelona con los sueldos que hay aquí. Aunque tal vez para guirilandia sí…

Send this to a friend