Quantcast

Thurston Moore / The Best Day

-

- Publicidad -

Thurston Moore / The Best Day

best-dayAh, Sonic Youth… Finiquitada la banda madre, de sus diferentes miembros no podemos decir eso de que «siguen» en solitario porque, si por algo se han caracterizado desde siempre, es por ser unos culos inquietos; unos adictos al trabajo cuyo talento se ha ido desparramando más allá del mítico combo, en discos, obras y colaboraciones variadas. Asomarse a la discografía de Thurston, por ejemplo, abruma. Sí, nos habremos quedado sin el conjunto de talentos de la enseña del rock alternativo, pero la sensibilidad e instinto del riesgo siguen intactos en las diferentes facciones.

‘The Best Day’ está más cerca del rock casi clásico de Lee Ranaldo que de la vanguardia huraña que practica su ex Kim Gordon en Body/Head. ‘The Best Day’ es un mazacote de rock «noventero» (si se me permite el palabro), sombrío, amenazante y sensual pero, lamentablemente, también algo monótono y repetitivo, a pesar de contener sólo ocho temas. Su primer tramo es extenuante: las canciones casi mellizas ‘Speak to the Wild’ y ‘Forevermore’ que lo abren acaban resultando agotadoras, con sus más de ocho y once minutos, respectivamente, de duración. Quizás les habría convenido una buena poda ya que ambas adolecen del mismo defecto: más que ser canciones largas, están alargadas; juro que la primera vez que puse el disco llegué a pensar que ‘Speak to the Wild’ se me había repetido cuando, tras su magnífico fragmento instrumental – denso, obsesivo, onírico- vuelve a entrar la voz con la misma estrofa. ‘Forevermore’, con un prometedor inicio que parece anunciar terrenos peligrosos, acaba resultando aburrida.

- Publicidad -

Una vez superado el tramo inicial, el resto del disco recuerda poderosamente a los R.E.M. de finales de los 80 y principios de los 90, especialmente ‘Tape’ y ‘The Best Day‘. Pero, ay, entonces te das cuenta de otro de los motivos por el cual este disco no te acaba de llegar: la voz de Thurston no acaba de supurar la garra necesaria para llevar los temas más allá y no puedes evitar especular con cómo sonarían con una voz más sentida y poderosa. Cómo serían cantados por Michael Stipe, vamos.

A pesar de todo esto, ‘The Best Day’ es disfrutable: los gruñones aires post-punk de ‘Detonation’, la disonante y sentida introducción de ‘Vocabularies’, la abrupta e instrumental ‘Grace Lake’ o la contundente ‘Gems Burn’ son suficientes motivos para volver a él cuantas veces haga falta… y auguran que, en directo, puede provocar los sudores y pálpitos que aquí echamos de menos.

- Publicidad -

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘The Best Day’, ‘Detonation’, ¾ de ‘Speak to the Wild’
Te gustará si te gustan: Sonic Youth (obvio) juntos o por separado, R.E.M. y el «Nuevo Rock Americano».
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas