¿Por qué la Cenicienta más fea está gustando a la crítica americana?

Por | 06 Abr 15, 21:10

cenicientaLa crítica estadounidense se ha hecho pis encima con ‘Cenicienta’. Según datos de Rottentomatoes, el 84 por ciento de las reseñas de la película son positivas, incluyendo las de firmas poco sospechosas de mal gusto (o servilismo) como las de The New Yorker, Village Voice, Indiewire o Chicago Reader (Ann Hornaday, del Washington Post, es una de las pocas voces discordantes). El entusiasmo crítico está solo un punto por debajo del de los espectadores que han llenado las salas esta última semana (la película es número 1 allí donde se ha estrenado). Según estos datos, ‘Cenicienta’ es el blockbuster más aclamado por crítica y público de lo que va de año.

Por el contrario, la crítica española (y la francesa) la han masacrado. Cursi, hortera, aburrida, simple, fea… Salvo a Oti Rodríguez Marchante (ABC) a todos los demás (Jordi Costa, Nando Salvá, Luis Martínez…) les ha parecido un horror. Hasta en Fotogramas, donde es difícil leer una crítica mala (por su política de encargar la reseña al crítico que más le haya gustado la película), la han puesto a caldo (“es kitsch en el sentido peyorativo del término”, Sergi Sánchez).

¿Por qué esta acusada disparidad de opiniones? O, mejor, ¿por qué la crítica estadounidense se está relamiendo de gusto con esta híper azucarada tarta de veinte pisos cortada con un sable por este nuevo funcionario del blockbuster llamado Kenneth Branagh? Desde aquí propongo tres hipótesis:

1. Reyes sin corona. Como dice Ian Svenonius en ‘Estrategias sobrenaturales para montar un grupo de rock‘, “no hay nada que los estadounidenses amen más que a los ingleses”. Es la figura paterna que una vez, siendo adolescentes, repudiaron (hacia 1775) y que hoy, ya adultos (o casi), desearían recuperar. Una nostalgia por lo británico y monárquico (¿cómo se explica si no el éxito en EEUU de las seis temporadas de una serie como ‘Downton Abbey’ que se agotó al tercer capítulo de la primera?) materializada en la cultura popular en forma de hiperbólica y kitsch imaginería aristocrática: castillos imposibles, príncipes azulísimos y princesas rubísimas. ‘Cenicienta’ es el último ejemplo de ello, y con director shakesperiano al frente.

2. La princesa del pueblo. Una maltratada y desarrapada rubia de bote, con las cejas más negras que las patillas de la Pantoja, convertida en una princesita de cuento de hadas. ¿No es el personaje de la Cenicienta el sueño proletario americano hecho realidad? Si el cupcake es la reformulación yanqui de la alta repostería francesa, ‘Cenicienta’ es la versión en bisutería de las joyas de la corona inglesa. Por cierto, ¿de dónde ha salido esta actriz, Lily James? Ah, ya, ¡de ‘Downton Abbey’!

3. En Europa somos muy cínicos. Uno de los aspectos que más sorprende de esta nueva versión del cuento es que no es una puesta al día del clásico animado de Disney, una reformulación más o menos irónica o más o menos crítica de la película original, a la manera de ‘Maléfica’ o ‘Into the Woods‘. No, es su remake al pie de la letra. Más de medio siglo después, ‘Cenicienta’ sigue siendo igual de cursi, remilgada y bobalicona que aquella. ¿Es esta candorosa inocencia la que ha deslumbrado a la crítica estadounidense o es que el brillo de las 4.000 luces de leds que lleva el vestido del hada madrina les ha cegado por completo?

  • minipimer

    Si se me permite un OFFTOPIC, al hilo de la frase “En Europa somos muy cínicos”:
    Poca gente es consciente que la palabra “cínico” en castellano NO es sinónimo de “cynical” inglés. La traducción de “cynical” es en realidad un reto para los traductores españoles porque no hay una palabra equivalente, se podría traducir como pesimista o descreído de la buena voluntad de las personas, pero ya sea por ignorancia o por vagancia, ale, venga a traducir siempre cynical por cínico y causa confusión, ya que en esencia, una persona cínica es una mala persona, un mentiroso (desvergonzado) podríamos decir.

  • Chepito & Pochongo

    Todo esto podría explicar por qué al público americano le ha gustado la película, pero sigue en al aire la pregunta de por qué ha gustado entre los críticos, a los que se les presume un criterio y una capacidad de análisis que les sitúa (o les debería situar) por encima de esos tres motivos simplones que exponéis. También cabría preguntarse si se le ha escapado algo a la crítica europea.

    Vuestras tres hipótesis también servirían para encumbrar algo como ‘Princesa por sorpresa’ entre la crítica americana y en este caso no fue así (47% de críticas positivas en Rotten Tomatoes).

  • Anchored

    Yo siempre he pensado en el “cynical” inglés como “estar de vuelta de todo” o “curado de espanto”, mientras que para entender cínico sólo tengo que pensar en el PP.

  • Nono Gámez

    Después de “Maléfica” o “Into the woods” (películas que te hacen preguntarte porqué estas en el cine gastándote una pasta por esa basura), creo que se aprende la lección y dejas de ir a ver más cuentos (aunque dentro de las basuras, casi prefiero que sea una fiel reproducción, que una versión sin sentido, y cutre. Aún asi, pasando.)

    Me quedo con el “Por siempre jamás” en el recuerdo, como la versión de la Cenicienta.

  • Sr. Thompson

    Robb Stark ♥

  • Yazoo

    “..Downton Abbey’ que se agotó al tercer capítulo de la primera”

    Ahí he dejado de leer.

  • Alberto Tebembaum

    Y este tono tan agresivo?

  • Pablo Glez.

    +1

  • Alvaro

    A mi me pareció un truño enorme.

  • Warp

    Y exactamente ¿a quién le importa lo más mínimo?

  • totalmente de acuerdo ¡menuda bobada!

  • KatePush

    Pues menuda inyustisia, Princesa por Sorpresa es un peliculón

  • Crisalida

    Sinceramente, me parece que el tono que habéis utilitzado es completamente innecesario por insultante y arrogante (ese titular…). No he visto la película, pero creo que esto no invalida mi opinión respecto el argumento de la “fealdad” de Cienicienta que habéis expuesto. (Sí, me he leído la crítica xd mejor prevenir que curar.) Que triumfe porque es fea, cosa que resumís según vuestro titular amarillista, me parece totalmente superficial y estereotipado. Si la caracterización de la protagonista es así (rubia, cejas oscuras) es porque es una elección puramente artística, y no es muy diferente del look “artificial – fantástico” de, por ejemplo, la White Queen de Alice in Wonderland de Tim Burton, o por lo menos yo lo veo así. Hablar de princesas del pueblo à la Belén Esteban… telilla. Cierto es que la historia retrata el sueño proletario, pero en fin, me ha parecido que habéis intentado rascar más de la cuenta donde no toca. ;-)

  • Es la típica frase sentando cátedra para llamar la atención.

  • Yazoo

    Supongo que sí, porque además tampoco viene mucho a cuento con el artículo.

  • reboot

    pues a mi me ha encantado que vaya por lo seguro, nada de experimentos como maléfica o alicia..
    esta es la version calca de la cariucatura de disney y eso es mas atractivo para mi

  • sólo el trailer me produce vomitar purpurina.

  • carne

    que mal rollo transmite este articulo

  • perfect

    Hacía años que no veía una película de Kenneth Branagh y aunque cursi, me entretuvo y me gustó más de lo que esperaba. Por cierto, Angel Sala de Dirigido Por también escribe una buena crítica sobre esta Cenicienta.
    Cuando está bajo el hechizo no podía dejar de pensar que la Cenicienta me recordaba a:

  • L.

    De acuerdo, la Cenicienta de Drew Barrymore es la mejor!

Send this to a friend