Jamie xx / In Colour

Por | 31 May 15, 21:39

jamiex-loudNadie puede considerar lo de Jamie xx un proyecto «paralelo» en el sentido «menos mal que sabemos que The xx están grabando algo y probablemente lo saquen a finales de 2015 o principios de 2016″. De hecho, es flipante que se esté considerando ‘In Colour’ «su debut propiamente dicho». Sí, el anterior álbum era de revisiones de Gil-Scott Heron, pero desde antes incluso de que este muriera (en pleno Primavera Sound, por cierto), estaba claro que aquello fue una ideaza. Por no hablar del impacto y la influencia (no sólo en el segundo disco de The xx) que han supuesto temas suyos que datan ya de hace cuatro o cinco años, como ‘Far Nearer’ y ‘Beat For’. Nada que envidiar a grandes de la electrónica como Caribou o The Field, personas tan aptas para hacerte bailar como llorar.

La línea artística de este álbum no es que sea la misma que la de esas canciones, aunando dubstep, tropical, minimal, house y R&B, sino que el disco no pretende ser más que una serie de temas que Jamie xx ha ido realizando desde hace hasta seis años. De ahí que hace tiempo que conozcamos algunas de ellas, como ‘Sleep Sound’ y ‘Girl’.

Como consecuencia de esto, Jamie xx encuentra algún problema de continuidad en una secuencia que incluso, para los que estamos acostumbrados a su mezcla de géneros, no termina de ser la correcta. Y no me refiero al polémico ‘I Know There’s Gonna Be (Good Times)‘, que algunos fans no han encajado nada bien debido a su comercialidad, pero al fin y al cabo emparentado por ejemplo con ‘Obvs’; sino más bien a qué pinta la oscura y burialiana ‘Sleep Sound’ después de ‘Gosh’, un temazo que parece lo mismo pero no lo es, aderezado con ese centro de canción completamente excitante, luminoso.

Sin embargo, da igual. Jamie xx puede ser pasto de Metacritic por la sutileza y el gusto exquisito de sus beats, pero lo que nos importa es su modo de tocar el corazón. Timidísimo (Alexis Petridis en The Guardian se queja de sacarle pocas palabras, pero es que yo le saqué menos), lo ha puesto todo en canciones que esconden las razones por las que podías emocionarte viendo un vídeo de Jean Michel Jarre, pues maneja como nadie sensaciones como la nostalgia o la evocación. Es evidente en el precioso piano de ‘The Rest Is Noise’ pero sobre todo en su maravilloso desarrollo.

Terminando el disco con la pesadumbre salpicada de esperanza (en las voces sampleadas y sensuales) de ‘Girl’, uno se pregunta si tanto aportan Romy y Oliver como respaldo, haciendo que esto parezca por momentos un álbum de The xx. No seré yo quien diga que sobran porque adoro sus voces y todo lo que transmiten -Romy en ‘Loud Places’ con una base por enésima vez cercana a los mejores Everything But The Girl (los de ‘Walking Wounded’) y unos fantásticos coros, Oliver primero sobre un fondo un tanto Jarre, luego muy The xx en la notable ‘Stranger in a Room’-; pero Jamie xx debería atreverse a lanzarse solo de verdad. No necesita a nadie.

Jamie xx presenta este disco en Sónar.

Calificación: 8,5/10
Lo mejor: ‘Gosh’, ‘The Rest Is Noise’, ‘Loud Places’
Te gustará si te gustan: Burial, The Field, The xx
Escúchalo: avance en Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP