Camila Moreno, cantautora en transformación

Por | 21 Jul 15, 18:49

camila-morenoFelizmente, la temporada estival, merced a festivales e iniciativas varias, han propiciado que podamos disfrutar estos días de artistas latinoamericanos que raramente pueden visitarnos pese a tener un importante mercado potencial en España. Entre esos artistas está la chilena Camila Moreno. Aunque es originaria de Santiago, la obra de Moreno se aleja (en principio) del pop electrónico y hedonista de otras propuestas de la ciudad habituales en nuestras páginas. Camila debutó en 2009 con ‘Almismotiempo‘, cuyo single ‘Millones’ fue nominado ese año nada menos que al Grammy Latino a la mejor canción. El álbum estaba marcado por su carácter acústico, con cierta raíz folclórica y letras de trasfondo social.

Inevitablemente, esto la hizo ser encasillada como cantautora folk, etiqueta con la que no estaba muy conforme. Muy poco después, ya demostraba que sus inquietudes trascendían esa etiqueta con la edición de ‘Opmeitomsimla‘, firmado junto a Los Disfruto. En él presentaba nuevos temas, a la vez que revisaba otros de su primer disco, con una perspectiva más rockera y virulenta. En 2011, sus canciones para la serie televisiva chilena ‘Prófugos’ aumentó aun más su popularidad, como anticipo a su álbum de 2012, ‘Panal‘. En él contó con la producción de Cristián Heyne (Gepe, Javiera Mena, Dënver, etc.) y un buen montón de músicos que contribuyeron a un sonido más poliédrico e inclasificable. En él destacaban singles como ‘Incendie‘, ‘El amor a las hierbas salvajes‘ y ‘Te quise’, con ecos de Lennon y preciosos arreglos orquestales.

Hace apenas unos días, Camila Moreno publicaba su cuarto álbum, ‘Mala madre‘, un disco ofrecido en descarga gratuita que, partiendo del nombre de esa planta, pretende ahondar en el lado oscuro y menos condescendiente de la femenidad, de la parte de la mujer que se rebela de lo que se espera de ella, con canciones dedicadas a Elizabeth Bathory, la Condesa Sangrienta, a los rituales de las brujas o a su propia abuela, una mujer muy conservadora y católica con la que Camila tuvo una relación difícil. De ahí, esa portada en la que ella misma se muestra como una especie de fantasma tras esa ropa mojada que revela su cuerpo. Musicalmente, ‘Mala madre’ se aproxima a referentes como Bon Iver o PJ Harvey, con exquisitos arreglos de cuerda y electrónica.

Camila Moreno, tras haber actuado el pasado fin de semana el La Mar de Música de Cartagena, continúa estos días con su gira por España. Mañana miércoles, día 22, actuará junto a Gepe y Elsa de Alfonso y Los Prestigio en los Caprichos de Apolo de la Sala Apolo (Barcelona); y el viernes, 24 de julio, estará en Festival Charco, en la Plaza de Toros de Getafe (Madrid), junto a Los Planetas, Nacho Vegas, Gepe, Él Mató a Un Policía Motorizado, y muchos más.

Etiquetas:

La Tienda JNSP