Deradoorian / The Expanding Flower Planet

Por | 25 Ago 15, 10:19

deradoorianDado su pasado como bajista de Dirty Projectors y como miembro de Avey Tare’s Slasher Flicks, Angel Deradoorian tiene asegurada la atención de los medios especializados. Su álbum debut, ‘The Expanding Flower Planet’, que llega un lustro después del EP ‘Mind Raft’, sin embargo, no es tan interesante como prometían su psicodélica portada, que de hecho parece un guiño a la de ‘Bitte Orca‘, y el primer adelanto del álbum, el caramelo kraut ‘A Beautiful Woman’.

Aprovechándose (como es debido) de su descendencia armenia, Deradoorian presenta en el largo una atractiva confluencia de ideas kraut, sonoridades de Oriente Medio, así como nativoamericanas y de la tradición musical japonesa, y un interés claro en la experimentación vocal que emparentan su propuesta, al menos superficialmente, con la de artistas del estilo de Meredith Monk, Björk o Camille. Titulado además en referencia a un tapiz chino colgado en su estudio con bordado de una flor de mandala, ‘The Expanding Flower Planet’ representa, en palabras de su autora, «el deseo de expandir la mente y sus capacidades más allá de lo que no han dicho que es capaz de hacer».

El resultado, si bien inequívocamente ambicioso en concepto, podría haber sido mucho mejor. ‘A Beautiful Woman’, el primer single, está bien; se percibe en él la influencia de Can, una de las bandas que más escuchó Deradoorian durante la creación de este álbum, y cuenta con melodías pegadizas e interesantes arreglos electrónicos. El sereno tema titular, por otro lado, es un buen trabajo de recreación tribal, mientras los coros de fondo de ‘Your Creator’ son espectaculares en su sutileza y ‘Violet Minded’ combina melodías blues, sintetizadores esponjosos y elásticas autoarmonías vocales de una manera que evoca para muy bien a la banda de Dave Longstreth.

El álbum, desde luego, no está exento de ideas interesantes, pero hay en él un problema de frescura en sus arreglos y de pobreza en la composición de sus melodías vocales que no es difícil de detectar detrás de los ornamentos. La culpa no es del gusto de Deradoorian por las melodías repetitivas o la instrumentación oriental. Pero por muy monas que sean las canciones mencionadas u otras como ‘Komodo’, de influencias japonesas, si el impacto de estos temas es más que nada anecdótico, está claro que no estamos ante un disco que vayamos a seguir escuchando en el futuro. Y de un antiguo miembro de Dirty Projectors, la verdad, esperábamos mucho más.

Calificación: 6,1/10
Lo mejor: ‘A Beautiful Woman’, ‘The Expanding Flower Planet’, ‘Violet Minded’
Te gustará si te gusta: Can, Kate Bush, Björk, tUnE-yArDs
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP