Una pesadilla, terror clásico y espíritus japoneses para la noche de Halloween

Por | 30 Oct 15, 19:07

Charles Burns / Cráneo de azúcar

Craneo-de-azucarCuatro años ha costado conocer el final de la trilogía que comenzó con ‘Tóxico‘ y continuó con ‘La colmena‘. Al fin podemos dar sentido y cerrar un círculo en torno a la pesadilla adolescente engendrada por Burns. Y quizá podemos hablar de ligera decepción, no por haberse demorado tanto el desenlace, sino más bien porque se den demasiadas explicaciones en la narración. Eso sí, Burns se impone en el manejo del misterio, en la creación de criaturas sobrenaturales y en la rotulación en color de las viñetas más siniestras -en las que no escasean los atributos escatológicos- , donde el vínculo con Tintín es evidente. 7,5.

Jason / El loro de Frida Kahlo

ellorodefridakahloEl noruego Jason, con un ritmo imparable de publicación, vuelve con once historias cortas desplegando el acostumbrado espíritu de cine negro de personajes solitarios: común denominador con ‘El carro de hierro’, ‘Los hombres lobo de Montpellier’, sus obras más populares ‘Yo maté a Adolf Hitler’ y ‘No me dejes nunca’, o más recientemente ‘La isla de los cien mil muertos’ junto al guionista francés Fabien Vehlmann. Su estilo, lejos de agotarse, robustece el carácter opresor de los encuadres junto a la quietud de las figuras, siempre mitad humanas, mitad animales.

Aunque algunos relatos no desborden de ingenio, la mayoría son impagables, desde el que hace guiños a ‘Esperando a Godot’ a la versión vampírica de ‘La noche del cazador’, sin pasar por alto el homenaje al disco ‘Moondance’ de Van Morrison, con una serie de portadas de algunas de las canciones, todas ellas personificadas por un protagonista de terror clásico. Como también lo es la nueva visión que vamos a tener de Frida Kahlo, un ángulo diferente pero creíble. 7,5.

Shigeru Mizuki / Kitaro Volumen 3

kitaroNueva entrega de la saga de Kitaro: parece que el compromiso de Astiberri de publicar dos tomos por año comienza a coger velocidad. Su esfuerzo es muy de agradecer, pues da a conocer la obra del japonés Shigeru Mizuki en nuestra lengua. Si en el volumen 2 se rendía homenaje a Godzilla, al universo fantástico con pinceladas siniestras y a la cultura tradicional japonesa, en esta nueva entrega prevalecen las relaciones humanas con los yokais (espíritus japoneses).

En estos cinco nuevos relatos destacan las ambientaciones, las intrigas se mantienen y se acentúan los desenlaces un tanto naíf, lo que puede ahuyentar a los lectores más adultos… pero compensa ese humor que enlaza con todas la edades. 7,5.

  • a3

    Os recomiendo “Portus”, manga de terror psicológico estilo japonés.

Send this to a friend