Ellie Goulding / Delirium

Por | 09 Nov 15, 13:04

ellie-goulding-delirium-album-cover«Para mí ‘Delirium’ es como un experimento. Un intento de hacer un gran disco de pop. Quería estar a otro nivel». Así de elocuente de mostraba Ellie Goulding en la nota de prensa que mandó a los medios anunciando la publicación de su último trabajo. En mi cabeza al menos, ‘On My Mind‘, uno de los primeros singles, sonaba a todo menos a pop. El ya irritante riff a lo Police suponía un refrito de estilos que por momentos recordaba a Rihanna, a Nelly Furtado y a 20 artistas más. ¿Es esa la idea de «un gran disco de pop» que maneja el equipo de Goulding?

No. En realidad ‘On My Mind’ no es nada representativo de lo que es ‘Delirium’: un intento, otro más, de volver a rescatar lo mejor del synth-pop de los 80. Hermanado con el ‘E•MO•TION’ de Carly Rae Jepsen en intenciones, el trabajo de Ellie tiene canciones suficientes como para poder afirmar que la nota de prensa no era tan pretenciosa como pudiera parecer. Si no fuera porque es incapaz de mantener el tipo a lo largo de los 16 temas (!) en su edición normal y 22 (!!) en la deluxe, ‘Delirium’ podría haber sido algo muy grande.

Goulding abre lanzando toda su artillería pesada. Con un sonido muy Delorean, ‘Aftertaste’ deja claro que muchas canciones del álbum, y más teniendo en cuenta que algo tan anodino como ‘On My Mind’ no ha ido nada mal en listas, podrían ser singles. Pero es en esa especie de remake de ‘Emotion’ donde Ellie se muestra más incontestable. Producida por Greg Kurstin, responsable de ‘Burn’, ‘Something In The Way You Move’ supone uno de los mayores aciertos del disco que, esta vez sí, encaja perfectamente dentro del concepto del pop que puede llevar a la intérprete de ‘Love Me Like You Do’ a otro nivel. ‘Keep on Dancing’ además de por lo adictiva que es, sorprende por ver a un One Republic, Ryan Tedder, coproduciendo un tema que saquea a Diplo todo lo que puede y más. Veréis qué risas cuando empiecen los ataques en Twitter entre unos y otros.

La juguetona ‘Around U’, ‘Codes’ o los amables intentos de emular al pop más clásico de ‘Don’t Panic’ o ‘Don’t Need Nobody’ no consiguen, ni de lejos, igualar a la primera parte de ‘Delirium’ pero al menos entretienen mientras llegan ‘Army’ y ‘Lost and Found’, las mejores canciones y una actualización -otra más después de la de Sky Ferreira o Carly Rae Jepsen- del sonido Belinda Carlisle que no hace sino aumentar las ganas de que la intérprete de ‘La Luna’ entre en el estudio a grabar algo con Max Martin, productor de ambos temas, aunque sólo sea para ver qué pasa. Ahora que se celebra el 30 Aniversario de ‘The Breakfast Club‘, ‘Army’ y su letra a lo «mi amiga y yo contra el mundo» podría servir como anuncio de la película de John Hughes.

Parece que lo nuevo de Ellie Goulding va a tener un poco más de relevancia en la lista de ventas que ‘E•MO•TION’ -cosa no muy complicada, por otra parte- pero si esta tendencia de volver a un concepto de pop más clásico consigue que determinadas artistas, que andan como pollo sin cabeza intentando descubrir un sonido que las saque del reino de los flops, se dejen de complicaciones y comprendan de qué va el asunto, bienvenida sea. De momento, dos de los álbumes más destacados del año y un montón de buenas canciones.

Calificación: 7/10
Lo Mejor: ‘Something In The Way You Move’, ‘Army’ y ‘Lost And Found’.
Te gustará si te gusta: La magia del pop.
Escúchalo en: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP