Little Scream / Cult Following

Por | 06 Jul 16, 12:53

little scream cult follAlgunos de los afortunados asistentes al codiciado show de Arcade Fire de la pasada noche en la sala Razzmatazz de Barcelona, se encontraron como teloneros a unos tales Little Scream. En realidad, es más bien el proyecto solista de Laurel Sprengelmeyer, una joven música de formación clásica de Montreal (aunque nació en Iowa), que lleva años colaborando con bandas como Thee Silver Mt. Zion, The National (hizo coros en ‘High Violet’, por ejemplo) y, sí, Arcade Fire. Su debut, ‘The Golden Record‘, fue producido por Richard Reed Parry, miembro del grupo de los hermanos Butler. Un disco sinuoso y oscuro, que ya logró unas cuantas nominaciones a los premios Polaris en 2011 (sin suerte, al final).

Tras más de cuatro años, hace varias semanas Little Scream lanzaba un segundo largo, con el título de ‘Cult Following’, repleto de estrellonas del rock alternativo norteamericano: Sufjan Stevens, los hermanos Dessner, Sharon Van Etten, Owen Pallett (enésimo disco en que sus arreglos de cuerdas resultan fundamentales), Kyp Malone (TV On The Radio), Thomas Bartlett o la venerable Mary Margaret O’Hara. Y, de nuevo, Richard Reed Parry como asistente creativo y técnico. Dice mucho bueno de Sprengelmeyer que, entre esta constelación de nombres reputados, nadie haga sombra a su propia personalidad. No quedar eclipsada por ninguno de esos nombres ya tiene gran mérito.

Esto, claro, lo logra gracias a una producción casi opuesta a la de su anterior disco. En esta ocasión, Little Scream muestra un sonido deslumbrante, expansivo, que ejerce un gran magnetismo. Sobre todo cuando la cosa va acompañada de canciones, claro. Si hay una clave para entrar en este particular mundo que se da en llamar ‘Cult Following’ es la exhuberancia de su primer single, una ‘Love as a Weapon‘ exultante, una especie de aventura funk-rock por el sendero de la herencia de ABBA que abrieran Music Go Music hace unas temporadas, que sin duda opta ya a figurar entre las canciones de este 2016 (al menos, de las de servidor).

Pero ese es solo el lado más luminoso, junto a su continuación con ‘Dark Dance’, de un disco repleto de giros, a veces dentro de una misma canción, como ocurre en la intensa, mutante ‘Evan’. En realidad, ‘Love is a Weapon’ tiene algo de espejismo, de trampantojo de una falsa efusividad, que se va tornando en taciturna tristeza poco a poco. A veces, se muestra en una forma más agresiva, como en unas ‘The Kissing’ y ‘Wreckage’ que rememoran de inmediato a St Vincent (de hecho, su excesiva semejanza con Annie Clark es una de las escasas flaquezas del álbum). Y otras, como ‘Wishing Well’ (el dueto con O’Hara) o ‘Someone Will Notice’, lo revelan de una forma más atmosférica. Pese a la caída de tensión de la secuencia, no se pueden poner peros a la profundidad sonora y lírica de las composiciones de Laurel. ‘Cult Following’ es un disco más denso y complejo de lo que aparenta, bello pero difícil de digerir. Pero sobre todo, hará que Little Scream no pueda ser pasada por alto en el futuro, sola o acompañada de estrellas.

Little Scream actúa el jueves 7 de julio en Bilbao BBK Live 2016.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Love as a Weapon’, ‘Dark Dance’, ‘Evan’
Te gustará si te gustan: St Vincent, Sharon Van Etten.
Escúchalo: Spotify
Cómpralo: Amazon

  • paninaroh

    Love as a Weapon es puro Prince jajajajajaja …………pero con el problema de que está a 2 años luz del talento del de Minneapolis

Playlist del mes

Send this to a friend