La increíble historia del ex mánager de Backstreet Boys y N Sync y autor de uno de los mayores fraudes de la historia

Por | 21 Ago 16, 12:14

Lou-pearlmanLou Pearlman, ex mánager y descubridor de Backstreet Boys y N Sync, ha muerto a los 62 años en una prisión de Estados Unidos, según informa la revista People. La causa de su fallecimiento ha sido una enfermedad que no ha sido revelada. Estaba condenado a una sentencia de 25 años de cárcel o 300 meses por blanqueo de capitales y fraude, representando cada mes uno de los millones de dólares que debía. Un juez le ofreció reducir su condena a cada millón de dólares que pudiera pagar, pero nunca intentó siquiera rebajarla.

Primo de Art Garfunkel, Pearlman fue un ambicioso empresario que primero intentó triunfar en el mundo de la aviación. Tras ver frustrados sus intentos de crear una especie de taxi-helicóptero en Nueva York y después de formar varias empresas de dirigibles que coló en empresas tipo McDonald’s, decidió cambiar de negocio cuando uno de sus socios se marchó y varios de los aparatos se estrellaron. Inspirado por el dinero que ganaba su primo y sobre todo por el que ganaban New Kids on the Block, decidió fundar Trans Continental Records para buscar un grupo de chicos imitando ese éxito. Se gastó 3 millones de dólares en dar con Backstreet Boys, les hizo de oro y se repitió la jugada con N Sync. También se encargó de otros artistas como LFO, Take 5 o las chicas de Innosense, por las que fugazmente llegó a pasar la pequeña Britney Spears.

Pero las cosas se estropearon años después. Todos los grupos con los que trabajó le denunciaron porque sus contratos eran injustos. El pionero fue Brian Littrell de Backstreet Boys, al que le parecía un poco raro que el grupo solo hubiera recibido 300.000 dólares por todo su trabajo mientras Lou y su compañía habían recibido millones. Fue la era dorada de la mafia en la industria musical cuando esta colaba millones de copias y merchandising en grandes almacenes e hipermercados. El caso aparece en el reciente documental de Backstreet Boys que se vio en In-Edit el año pasado.

Todos los demás grupos excepto US5 siguieron la denuncia, incluidos N Sync y Aaron Carter, que con solo 14 años le acusó de robarle cientos de millones de dólares y de crimen organizado. Su caso, como casi todos, se resolvió con acuerdos fuera de los tribunales con agresivas cláusulas de confidencialidad.

Sin embargo, Pearlman no pudo evitar que en 2006 se le acusara de defraudar a un millar de inversores individuales un total de 315 millones de dólares. También de conseguir bajo falso pretexto más de 120 millones de dólares de distintos bancos. Le detuvieron en Indonesia en 2007 tras ser reconocido por una pareja de alemanes. Se declaró culpable y en bancarrota, si bien después se le condenó también por declararse falsamente en bancarrota. Ingresó en prisión en 2008, donde ha permanecido hasta este viernes, cuando ha fallecido.

Sorprendentemente, Lance Bass de N Sync le ha recordado en Twitter, indicando que no era “el hombre de negocios ejemplar”, pero reconociendo “que no sería quien es sin su influencia”. Cuando hace unos años se acusó a Pearlman de acosar a los chicos de los grupos en los que trabajaba, y de tocamientos indebidos que llegaron a salpicar al mismísimo Justin Timberlake, miembro de N Sync, Lance declaraba que «siempre había asumido que Lou había sido gay como él». Sobre los abusos decía: «No sé cuánto era de verdad, pero para mí, cuando el río suena, agua lleva», indicaba aclarando después, no obstante, que nadie en N Sync «había sido acosado sexualmente por Lou, que él supiese».

La disyuntiva entre el rencor y el agradecimiento se muestra también en las entrevistas que han dado estos años Backstreet Boys, como podéis ver a continuación.

La Tienda JNSP