‘Santa Clarita Diet’: peor que la Telepizza KitKat

-

- Publicidad -

‘Santa Clarita Diet’: peor que la Telepizza KitKat

Drew Barrymore en Santa Clarita Diet / Saeed Adyani / NetflixEstá claro que los proveedores de contenidos no pueden acertar siempre. Es fácil encontrar paja entre el grano, o que nos den una de cal y otra de arena, y en eso Netflix no es una excepción. Sobre el papel, ‘Santa Clarita Diet’, su nueva serie, tenía bastantes papeletas para convertirse en un buen producto. Sí, se trata de la enésima serie sobre zombies, pero esta vez el foco recae sobre una madre de familia que ha de aliarse con su marido para conseguir carne fresca y así poder alimentarse. Añadamos a esto que, como ya hiciera ‘Stranger Things’ con Winona Ryder, la serie recuperaba a Drew Barrymore, un icono generacional.

Para añadir leña al fuego de las expectativas, ahí van dos datos más: el creador de la historia es Víctor Fresco (‘Better Off Ted’, ‘Me llamo Earl’) y el primer par de episodios vienen firmados por Ruben Fleischer (director de la hilarante ‘Zombieland’). ¿Quién podría resistirse a ‘Santa Clarita Diet’?

- Publicidad -

Vistos los primeros episodios, cualquiera. Tal y como ha sucedido con la Telepizza Kit Kat, las expectativas superan con creces la realidad. La serie, simplemente, no funciona. Pese a contar con capítulos de menos de treinta minutos de duración e intentarlo muy fuerte a base de chistes, la trama va perdiendo fuelle hasta simplemente aburrir. La pareja protagonista (Drew Barrymore y Timothy Olyphant) no puede tener menos química, ni resultar menos creíble como familia. Los chistes no son graciosos, las situaciones son predecibles y el guion no puede ser más tedioso, hasta el punto de obligar al espectador a mirar más su propio reloj que a la pantalla de la televisión para calcular cuánto tiempo de suplicio queda. Definitivamente, esta no es la comedia que estábamos esperando.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

Los Goya… ¿mejores de manera telemática?

'Las niñas' y Mario Casas, entre los grandes triunfadores de la noche.