¿Son las letras de Sabina machistas? En defensa de la musicóloga que lo afirma

-

- Publicidad -

¿Son las letras de Sabina machistas? En defensa de la musicóloga que lo afirma

sabina-lo-niego-todoLas últimas horas en Twitter se han visto animadas (es un decir) por una polémica relacionada con la música y el machismo, una lacra que acucia a la música más escuchada del país en porcentajes alarmantes. Todo ha surgido a raíz de una entrevista en el diario La Nueva España a la “musicóloga y consultora de género” Laura Viñuela. En dicha entrevista, Viñuela da detalles sobre un taller que realiza en insitutos de Asturias llamado “Desmontando el amor romántico”, cuyo objetivo es “lograr que los chicos y las chicas adquieran las herramientas necesarias para reconocer conductas «peligrosas» en las relaciones y prevenir así la violencia de género”.

Para ello, Viñuela usa como ejemplo las letras de canciones románticas aparentemente inofensivas que idealizan un tipo de relación sentimental que, a su juicio, alberga un fondo machista y posesivo. Aunque también menciona canciones de The Beatles, Rolling Stones o The Police (según ella, el comportamiento descrito en ‘Every Breath You Take’ es propio de “un psicópata que te está vigilando hagas lo que hagas”), lo que ha encendido la mecha es su opinión sobre una célebre canción de Joaquín Sabina, ‘Contigo’. «A Joaquín Sabina le hacemos la ola cada vez que asoma por esta región. Pero tiene letras que son machistas y peligrosas, tanto o más, que el reggaeton», dice Viñuela según el diario. Un artículo posterior de la misma cabecera incluye la letra completa de la canción, de la que suponemos se quiere poner acento en su popular estribillo:

- Publicidad -

«Y morirme contigo si te matas
Y matarme contigo si te mueres
Porque el amor cuando no muere mata
Porque amores que matan nunca mueren».

Esto último parece haber molestado sobremanera a Edu Galán, co-fundador de la revista satírica Mongolia, que ponía un enlace al reportaje del diario con el mensaje “Atención, idiota”. Este mensaje ha desencadenado reacciones a favor (escandalosamente mayoritarias, sin un mínimo de empatía por lo que la musicóloga intenta transmitir, me permito añadir) y en contra (solo algunos le acusaban de misógino y de faltar el respeto a esta profesional) de la postura de Galán. Uno de los aliados más sorprendentes que han secundado a Galán ha sido el escritor y académico de la RAE Arturo Pérez-Reverte que, en su tono habitual, ha despreciado aún más las opiniones de Viñuela: “Pero de las que contagian la idiotez a quienes se tragan su mensaje, y acoquinan a los cobardes. Idiota peligrosa, o lista sin escrúpulos”.

- Publicidad -

Más allá de que los comentarios de Galán y Pérez-Reverte hayan abierto una especie de veda para faltar a Viñuela gratuitamente, lo peor es que estos dos teóricos referentes del humor y las letras parecen quedarse en la superficie. Se ve que la ofensa es haber elegido una canción de Sabina, un artista teóricamente progresista al que no se encaja en el patrón misógino. Yo me pregunto, ¿habrían reaccionado igual si hubiera usado una letra de Alejandro Sanz? Parecen obviar el mensaje último y las intenciones de su taller: generar una reflexión y el espíritu crítico en adolescentes sobre posiciones aparentemente inocentes, cotidianas. ¿De verdad es eso tan «idiota»?

Además, lo que se genera es otro debate más estrictamente relacionado con lo creativo y la música: si en otros ámbitos, como el periodismo o la televisión, cabe la reflexión interna y la autocensura para aislar comportamientos y opiniones clasistas, machistas, homófobas… ¿no cabe en la creación artística? ¿Es asumible que la poesía, el arte, mida la influencia que puede tener su contenido? Y, al revés, tiene sentido descontextualizar una creación artística para alimentar el pensamiento crítico?

Joaquín Sabina, que en las últimas horas ha sido noticia por iniciar una batalla legal contra la reventa de entradas online, publica el día 10 de marzo su esperado nuevo disco, ‘Lo niego todo‘.

Lo más visto

No te pierdas