Quantcast

Ricardo Lezón de McEnroe canta a la “esperanza” (y a beber hasta la madrugada) en su primera aventura en solitario

-

- Publicidad -

Ricardo Lezón de McEnroe canta a la “esperanza” (y a beber hasta la madrugada) en su primera aventura en solitario

ricardolezonTras publicar uno de sus discos más ricos y emocionantes junto a través de su banda McEnroe, ‘Rugen las flores‘, y un recomendable álbum colaborativo junto a The New Raemon, ‘Lluvia y truenos’, además de un precioso disco con Viento Smith, el cantante, letrista y compositor de los citados McEnroe, Ricardo Lezón, lanza su primer disco en solitario, ‘Esperanza’, el 6 de octubre. El álbum, que será corto -9 canciones- se publica en Subterfuge Records en vinilo, CD y digital y se presenta con el single ‘Arena y romero’, que estrenamos en JENESAISPOP.

‘Arena y romero’ es una balada, como indica su título y explica su autor, “como todas, sobre la esperanza”, pero además destaca por su letra costumbrista llena de melancolía y por la colaboración a las voces de la hija de Lezón, Jimena. La letra nos sitúa en Sevilla al principio del verano (¡ahora que está a punto de terminar!) y nos presenta a un Lezón que observa a los “caballos que miran de reojo al río” en la “plaza de Alfalfa, donde no se oye un ruido” y que al llegar la noche se queda bebiendo hasta la madrugada. “Hoy me duele todo el cuerpo y no siento nada el alma”, lamenta. Es al llegar su amada cuando Lezón recupera la esperanza: “me sentaré en una terraza, a esperar a que aparezcas, y hablaremos de bobadas, beberemos unas cervezas y planearemos como siempre un viaje a la playa”.

- Publicidad -

El mismo Lezón explica que ‘Areno y romero’ es “una canción que llevaba escrita bastante tiempo. Una historia de ausencia inspirada en Sevilla, ciudad en la que paro mucho y dónde tengo grandes amigos. Parte de la canción de grabó en Getxo, en los Estudios Pan Pot, allí entre Txomin, Edu y yo vestimos una canción que siempre había estado desnuda. Después, en Sevilla con Raúl Pérez, productor de Esperanza, la fuimos rematando. Cuenta con la colaboración a las guitarras de mi amigo Marc Clos y con la voz de mi hija Jimena aportando siempre luz. Estoy muy contento la canción que, como todas, habla de la esperanza”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas