La canción del día: ni Kesha ni Bonnie «Prince» Billy, Dark Rooms se quedan el mejor momento de ‘A Ghost Story’

-

- Publicidad -

La canción del día: ni Kesha ni Bonnie «Prince» Billy, Dark Rooms se quedan el mejor momento de ‘A Ghost Story’

aghoststoryUna de las joyas presentadas este año en el Festival de Sitges es ‘A Ghost Story’, la nueva cinta de David Lowery, conocido por ‘En un lugar sin ley‘. La película protagonizada por Rooney Mara y Casey Affleck es un precioso retrato de la muerte de uno de los miembros de una pareja, pero desde un punto de vista diferente: el del fantasma incapaz de dejarse ir. Premiada con el galardón a mejor fotografía, ‘A Ghost Story’ puede pecar de ceñirse a eso, a «una bonita fotografía» en la que no pasa demasiado, durante parte de su metraje, pero finalmente deja un gigantesco poso y un considerable desasosiego gracias a su reflexión existencialista sobre la muerte, el sentido de la vida, la crisis de mediana edad o la empatía por quien se ha marchado versus la propia pena que supone perder a un ser querido.

La película cuenta con un cameo de Kesha y un monólogo entre divertido y demoledor de Will Oldham, más conocido como Bonnie «Prince» Billy, pero ni por esas a nadie se le va a escapar que el momento musical más importante de la película es la aparición de la canción ‘I Get Overwhelmed’. ¿Sabéis esas ocasiones en que una canción captura al 100% la esencia de una película hasta el punto de resumirla, hasta el punto de que canción es indisociable de la película y viceversa? Pues esta es una de esas ocasiones.

- Publicidad -

La banda sonora de ‘A Ghost Story’ ha corrido a cargo del colaborador habitual de Lowery, Daniel Hart, quien ha trabajado también con gente como St Vincent, Swans o Broken Social Scene. Cuenta la leyenda que a 3 meses de empezar a rodar, Hart le envió a Lowery esta canción y al director de la cinta le gustó tanto que no podía parar de escucharla por todas partes, añadiendo inmediatamente una escena más para que la composición luciera de manera absoluta.

Y vaya si lo hace. Con un fondo musical y una voz protagonista que podemos vincular a Jónsi, Bon Iver, James Blake, James Vincent McMorrow, Sigur Rós o Majical Cloudz (me encanta un comentario de Youtube que dice “esta actuación no puede ser más pretenciosa y aun así me encanta a pesar de mí mismo»), la letra alterna la cotidianeidad de la vida diaria con el vacío que deja la soledad de un amante que se ha marchado para no volver. Aunque “carece de estribillo”, sí se repiten estructuras, tarareos y aparecen arreglos que hacen la canción recordable desde la primera escucha.

- Publicidad -

Como resultado, desde que la película se proyectase en el Festival de Sundance, la popularidad de ‘I Get Overwhelmed’ no ha dejado de crecer, suma ya 1 millón de escuchas en Spotify y Daniel la ha incluido en un disco de su proyecto paralelo Dark Rooms, si bien tiene toda la pinta de ensombrecer todo lo que puedan tocar estos.

Consulta todas las «Canciones del día» aquí.

Lo más visto

No te pierdas