David Guetta publica vídeo en castellano sobre su cancelación de último minuto en Santander: «lo siento muchísimo»

-

- Publicidad -

David Guetta publica vídeo en castellano sobre su cancelación de último minuto en Santander: «lo siento muchísimo»

David Guetta tenía que actuar anoche en Santander, pero no pudo hacerlo por un problema técnico de su avión, que no pudo despegar de Moscú. La gente se enteraba in situ, a través de megafonía, de que el DJ no iba a aparecer, lo que provocaba un aluvión de críticas. El Mundo publica alguna foto de la gente desolada. Las entradas para el evento, en el que también participaban Sylvain Armand, Deepend y Wally Lopez, estaban agotadas.

La nota de prensa de la organización dice lo siguiente: «Lamentamos comunicar que el concierto que David Guetta tenía previsto ofrecer esta noche se cancela. Problemas técnicos con el avión privado que tenía que traerle a Santander, impiden que llegue a tiempo y no va poder estar hoy aquí tal y como estaba previsto. Tendréis esta noche a Wally López en el escenario de La Campa como fin de fiesta. Os pedimos disculpas y lamentamos esta situación ajena a la organización. Estamos desde ahora mismo trabajando para que podáis disfrutar de este concierto y reubicar las fechas. Os seguiremos informando a través de las redes sociales oficiales del festival de todas las novedades que tengamos al respecto».

- Publicidad -

David Guetta ha publicado un vídeo en Instagram en el que se disculpa: “Hola Santander, lo siento muchísimo, no puedo estar con vosotros esta noche debido (a que) tuve problemas con el avión. Estoy tratando de venir lo más pronto posible para hacer nuestra fiesta”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

J Balvin sigue sin contarnos nada sobre sí mismo en ‘Otra noche sin ti’ con Khalid

Hubo un tiempo no muy lejano en que contamos con J Balvin para escuchar temas de reggaetón más interesantes...

‘Otra ronda’: Thomas Vinterberg ya puede ir brindando por el Oscar

Crítica del film en el que los personajes usan una coartada intelectual para, en vez de ir al psicólogo, ir pedo todo el día.