Javier Álvarez / 10

Por | 01 Nov 18, 9:29

Felizmente Javier Álvarez presenta una nueva vida musical (tiene muchas, como los gatos) que está sirviendo para poner en valor una carrera repleta de buenos discos y canciones. El madrileño, toda una diva del pop (sin el más mínimo ánimo peyorativo, más bien al contrario) que trascendió hace ya muchísimo tiempo la tramposa etiqueta de cantautor, está logrando que una generación de público, artistas y medios que vivieron su fulgurante irrupción como estrella adolescente le valoren más allá de los recurrentes hits de su –eso sí, muy notable– debut. Uno de esos valedores es Ramón Rodríguez, The New Raemon, que propuso a Javier la idea de grabar este nuevo álbum en un momento de crisis personal, de renacimiento.

Si nos atenemos al trabajo de producción del artista catalán en ’10’, podríamos afirmar que claramente es fan del Álvarez de sus dos primeros discos, eminentemente acústicos y clásicos. Como nos adelantó el autor en una extensa entrevista, en estas 10 canciones predomina un carácter ascético en la instrumentación y los arreglos, pop acústico ejecutado con el escueto voz y guitarra (Javier, claro, con añadidos de Ramón), bajo (nada menos que Ricky Falkner) y batería (Lluís Cots, colaborador habitual de New Raemon), con medidos –aunque cruciales– arreglos adicionales.

Por tanto, si queda algún nostálgico en la “sala” que prefiera al JÁ de los 90 por encima del imaginativo e inesperado de los 00, ’10’ puede ser su disco de reconciliación con él. Y canciones como la preciosa ‘El mar’, con su inesperado crescendo final sostenido, una ‘Sonata de otoño’ que por momentos evoca a los R.E.M. de ‘Automatic for the People’, la inmaculada ‘No fue’, la superpopera ‘Detr/s’ o la ortodoxa ‘Mi querida señorita’ podrían suponer nuevos referentes para aquellos. Hasta termina, a modo de guiño, con una bonita pero algo ajena a la globalidad del álbum versión de un clásico country (en este caso ‘If I Needed You’ de Townes Van Zandt, interpretada junto al cantautor irlandés afincado en Barcelona Matthew McDaid).

Cierto es que ’10’ es un disco más bien clásico que antepone el poder de las canciones, las melodías, a todo lo de más. Y en él no caben muchas sorpresas. Pero, ojo, tampoco hablamos de un disco canónico y hay sazón al más puro estilo Javier. No siempre tan evidentes como la de ‘Tuno’, magnífico número rock que, tras esos versos casi rapeados, esconden un auténtico tesoro con la melodía de su estribillo. Están también en esos arreglos vocales añadiendo profundidad y juego al ascético punto de partida instrumental de ‘En la cuarta’ (referencia a la planta del psiquiátrico en la que estuvo ingresado para tratar su adicción a la cocaína), un recurso que se repite con el ritmo sincopado de ‘Presente’ (con el cómico gritito emulando a su ídolo, Michael Jackson). O el singular tratamiento, dándole protagonismo a la batería y los coros-fantasma, en la maravillosa ‘Dicen’, con un estribillo de esos que te rompen y dan congoja sin que sepas muy bien de dónde ha venido ese montón de tristeza.

Pero sin duda lo que más difiere del Javier Álvarez de hace más de 20 años es que su madurez y su riqueza como artista se trasluce en unas letras inteligentes y juguetonas, que huyen de lo evidente. Valiéndose de ripios y juegos fonéticos que aportan un tono de humor y, por tanto, cercanía –con frecuencia se adentra en lo excesivamente naif, pero sin que eso incomode– en realidad el artista nos habla de sexismo, identidad de género, salud mental y muerte –un tema recurrente, a veces de manera velada, y otras explícita–. Graves conflictos humanos a veces demasiado escondidos –quizá se refería a esto cuando nos decía que ’10’ era un disco “denso”– en metáforas tan abstractas que no son muy evocativas ni, por tanto, hacen pupa. Sea esa o no su intención, la de relativizar el drama con una sonrisa, lo cierto es que ’10’ es un nuevo disco precioso que rehabilita el grandísimo talento de un autor personal como pocos, capaz de sobreponerse a todo.

Javier Álvarez presenta ’10’ con su nueva banda el día 19 de noviembre en el Teatro Lara de Madrid.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘Dicen’, ‘Tuno’, ‘El mar’, ‘Detr/s’, ‘No fue’
Te gustará si te gustan: Antonio Vega y The New Raemon.
Spotify: Spotify

Etiquetas:
  • armadillo

    ¡Qué crítica más bien hecha! ¡Enhorabuena! Coincido contigo en todo aunque lo de REM no se me había pasado por la cabeza, pero es cierto. El disco me ha encantado aunque se pasa en un pis-pas. Soy más fan de JÁ3 y Plan Be, aun así, este 10 tiene algo (quizá esos cruciales arreglos que comentas) que no se aleja demasiado de ellos.

  • mardebering

    la portada es de vergüenza, espero que el disco no sea igual.

  • Arjenis Rodriguez Jimenez

    Ay no, asca con esa portada. Y aún nada que suben “Super Sunset” de Allie X, es un EP que nos demuestra cuanta falta hace la reivindicación del synthpop en estos días. Espero hagan esa crítica pronto 💔

  • No soy millenial

    La portada disuade, gracias.

  • ZeRaLoGe

    Solo vine a ver que a 10 no le ponen un 10



Playlist del mes

Send this to a friend