FIDLAR ocultan depresión y adicción tras la euforia juerguista de ‘By Myself’

Por | 11 Feb 19, 11:01

La canción más destacada de ‘Almost Free‘, el nuevo y algo fallido disco del grupo de Los Ángeles FIDLAR es, claramente, ‘By Myself’. Se trata del mayor acierto de este trabajo dentro de la inesperada elección del generalmente-orientado-al-mainstream Ricky Reed, casando estupendamente el espíritu punk-rocker que siempre ha caracterizado al grupo con un potente groove funky que irrumpe y que con cierto aire reggae retrotrae a The Clash.

El magnetismo de ‘By Myself’ recae también en una estructura curiosa, arrancando con una intro acústica (que podría ser perfectamente una demo previa) en la que el vocalista hawaiano del grupo, Zac Carper, arranca entonando el gancho de la canción, una melodía sencilla en la que parece esquilmarse un compás (como en ‘Despacito’, quizá el truco de su magnetismo esté ahí). Y cuando entra la citada base, el aire macarra que aporta el resto de la banda cantando a coro, junto con percusiones alocadas y hasta un gato maullando por ahí, invita a pensar en la euforia juerguista.

Ese es, sin duda, el espíritu que irradia la canción, incitando al baile y generando con su estribillo un bucle adictivo, que parece que podría extenderse infinitamente. Sin embargo, detrás de esa energía aparentemente optimista, su letra esconde un himno etílico en el que no todo es diversión. Porque el origen de la canción, ese “estoy tomando una con los amigos… en solitario” se extrae directamente del reproche de una antigua novia a Carper, que le señalaba su adicción al alcohol. Por eso “todo el mundo piensa que necesita ayuda profesional”, continúa, “sólo porque me desperté tumbado en la casa de alguien preguntando “¿quién coño soy yo?”” Así, ‘By Myself’ en realidad expone cierta preocupación “cuando pensaba que había tocado fondo” antes de “pasar una noche en el calabozo” y reconocer que su vida es “una píldora cada vez más difícil de tragar”.

“¿Y por qué estar sobrio te hace sentir tan solitario?”, reflexiona Zac en otro verso de la canción, esgrimiendo la soledad como una de las supuestas razones de su adicción. Claramente por eso el clip de la canción (a la que se podría haber sacado más partido visualmente, la verdad) muestra a Carper, a sus compañeros de grupo y a otros amigos (entre los que se incluye a miembros de Twin Peaks y Together Pangea) bebiendo en soledad (aunque muchos ingieren agua o café, no necesariamente priva). ‘By Myself’ es, en definitiva, una canción eufórica y divertida, pero agridulce como un chupito.

Lo mejor del mes: escucha las últimas “Canciones del Día”

Etiquetas:

Send this to a friend