The Specials / Encore

Por | 16 Feb 19, 13:07

‘Encore’ es el primer disco de The Specials con Terry Hall desde ‘More Specials’. Admito que me pierdo entre el follaje de Specials A.K.A, splits, álbumes acompañando a Desmond Dekker, discos de versiones y en directo varios, etc. Pero si nos ceñimos estrictamente al nombre y a los componentes míticos, este es el álbum de retorno desde el lejano 1980. O casi. Porque sí, está Terry Hall junto a Lynval Golding y Horace Panter, pero falta Jerry Dammer (teclista y compositor principal). No se puede tener todo.

Más allá de lo crematístico, la sensación que da ‘Encore’ es que es un disco urgente, cocinado ante la actual deriva del mundo: el auge de la extrema derecha, el racismo, el Brexit y los populismos conservadores, contra los que The Specials esgrimen sus armas; soul, sonidos jamaicanos y letras combativas. El problema es que la parte lírica es infinitamente más interesante que la melódica. ‘Encore’ es un disco atrayente en sus palabras, pero descafeinado en lo musical, lo que rebaja su espíritu guerrero. Las canciones, estrictamente hablando, son lo menos relevante, desde la inicial ‘Black Skin Blue Eyed Boys’, una versión soul pero algo falta de fuelle de Eddy Grant & The Equals.

No es la única relectura, también está ‘The Lunatics’, que desfallece comparada con la original de Fun Boy Three. Tampoco remontan mucho el vuelo las discretitas ‘Vote for Me’ y ‘Breaking Point’, a pesar de intentarlo a base de rock steady. Las más relevantes son ‘Blam Blam Fever’, un ska juguetón para hablar de algo tan terrorífico como tiroteos y el demencial abuso de las armas y ‘Embarrassed by You’, un ataque a ni-nis ultras, en que las voces de Hall y Golding en el estribillo se combinan a la perfección.

Sin embargo, ninguna de las mencionadas superan en interés a dos “spoken word”, ‘BLM’ y ‘10 Commandments’, que resultan los temas más destacados desde la primera escucha. En ‘BLM’ (“Black Lives Matters”), Lynval Golding desgrana su vida y la de su padre, desde que este decidió cambiar Jamaica por Inglaterra en busca de una vida mejor. Ambos se tuvieron que enfrentar con el feroz racismo británico. No acaba ahí la cosa, porque Golding también narra su encontronazo con la xenofobia de EEUU: “In England, them call you a black bastard / In America, they call you a goddamn nigga / Boy, welcome to my world”. En ‘10 Commandments’ la voz es la de Saffiyah Khan, la chica que se enfrentó sonriente a un nazi del English Defence League (EDL). Es una respuesta a Prince Buster, a sus machistas ‘Ten Commandments of Man’ (los héroes también la pifian), a los que opone un desafiante recitado feminista: “Me puedes llamar feminazi o mujeroide / Luego veré si me importa una mierda” y concluye con: “Se me verá. Y se me escuchará”. En ambos casos, el texto y la manera de expresarlo son tan poderosos que da bastante igual el envoltorio, sea de soul sofisticado (el de Golding) o ska narcótico (el de Khan).

The Specials (o lo que queda de ellos) están esta vez mucho más interesados en el mensaje que en el continente (la música). Y quizás estos tiempos requieran de más garra. Sí; necesitamos a The Specials… pero a los de 1981. Quizás por eso puede resultar mucho más atractivo el segundo disco que acompaña a la edición deluxe de ‘Encore’, que recoge once temas clásicos en directo, grabados en The Troxy en 2016 y la sala Bataclan en 2014. Y estos sí, siguen siendo tan contundentes y necesarios como lo eran hace 40 años.

Calificación: 5,8/10
Lo mejor: ‘BLM’, ‘Blam Blam Fever’, ‘10 Commandments’, ‘Embarrassed by You’
Te gustará si… echas de menos el espíritu de la escena 2 Tone

Etiquetas:
  • nachob

    Compré (y disfruté) sus dos discos en su momento. También los de los grupos que iban formando sus miembros, que ya no eran lo mismo. Creía que este “Encore” sería especial, aunque el hecho de que Jerry Dammers no estuviera ya hacía sospechar que no , por eso el chasco que me he llevado ha sido mayor. Yo echo mucho de menos el espíritu de “Tone y este “Encore” no me dice absolutamente nada, pese a las veces que lo he puesto en los últimos días. Decepción.



Playlist del mes

Send this to a friend