Fallece a los 94 años Stanley Donen, director de ‘Cantando bajo la lluvia’

Por | 25 Feb 19, 12:52

Este 23 de febrero ha fallecido Stanley Donen, ha confirmado Michael Phillips de The Chicago Tribune en Twitter y recogen medios como The Guardian. Uno de las figuras más influyentes del Hollywood clásico, Stanley fue director de ‘Cantando bajo la lluvia’, una de las películas más icónicas de la historia, y ‘Otro día en Nueva York’ junto a Gene Kelly y director en solitario de cintas tan recordadas como ‘Charade’, ‘Una cara con ángel, ‘Siete novias para siete hermanos’, ‘Indiscreta’ o ‘Dos en la carretera’, y trabajó con actores y actrices como Cary Grant, Audrey Hepburn, Ingrid Bergman o Fred Astaire.

A Donen se le atribuye el mérito de haber transformado el cine musical de los años 50, haciéndolo pasar de un estilo más próximo a Broadway a uno inequívocamente cinematográfico. Donen, que también era bailarín y coreógrafo, creaba en sus películas bailes que solo podían tener lugar en películas, no en teatro (técnica que recibió el nombre de “cine-dance”). La relevancia de Donen menguó en los 80, con películas que fracasaron en taquilla o crítica como ‘Lío en Río’. Su última película, ‘Love Letters’, se estrenó en 1999.

Aunque Donen jamás ganó un Oscar por su trabajo, el director sí recibió una estatuilla honorífica en 1996, dando lugar a uno de los discursos más queridos que se recuerdan en los premios, cuando cantó ante el público ‘Cheek to Cheek’, de la película ‘Sombrero de copa’ de Fred Astaire y Ginger Rogers. Precisamente las películas de Astaire y Rogers habían animado a Donen a dedicarse al cine musical, cuando tras verlos de pequeño se quedó prendado con sus bailes y la alegría que desprendían en cámara.

Etiquetas:
  • david

    A buenas horas. Casi resucita para informaros.
    DEP

  • Jaime

    Como dije en otra linea del foro, Stanley Donen tiene el gran merito, junto a Vincent Minelli y sobre todo junto a Gene Kelly de haber dado al cine musical un tratamiento estrictamente cinematografico, dejando atras el musical clasico tanto en cuanto a puesta en escena como a tematica.
    En relacion con esta ultima cuestion, que me parece muy interesante, con anterioridad a la aparicion de Gene Kelly (uña y carne con Donen) la pelicula musical tipo, por lo general, trataba o bien de la aristocracia (“Sombrero de copa”, “La dama del armiño”, por poner un par de ejemplos), o bien trasladaba a la gran pantalla las las peripecias de cantantes y bailarines en un contexto teatral (por ejemplo “Vampiresas 1933” o la gran “La calle 42”).
    Gene Kelly, en sus colaboraciones con Donen (“Cantando…”, “Siempre hace buen tiempo”, “Un dia en Nueva York”) y con Minelli (“Un americano en Paris”, “Brigadoon”, “El pirata”, gran fracaso esta ultima en su dia), se pone a bailar no en salones suntuosos con trajes de gala, si no a pie de calle. Ahora los que bailan son soldados a la caza de las chicas, artistas bohemios, cazadores, veteranos de guerra, filibusteros,…
    Y el baile se traslada a las calles, a los bares, a los museos. Y se baila con cualquier objeto comun, un sofa, un maniqui, una gabardina… El baile no esta reservado para un lugar ni un momento concreto, el baile es la vida misma. Si Fred Astaire era el aristocrata, Kelly representaba a la clase trabajadora. Todo ello en obras llenas de humor, ingenuidad, romance, magia, grandisimas canciones y coreografias dinamicas y revolucionarias.
    Y como aun encima de vez en cuando aparece Cyd Charisse ya es el no va mas.
    Yo es que estas pelis me las llevaba a la isla desierta.

  • Williamreid

    Pues yo cuando se ponen a bailar y a cantar sin ton ni son me suelo acordar de la madre de Fred Astaire y de la Ginger Rogers.

  • Jaime

    Eso es como si te pones una porno y te quejas cuando empiezan a follar

  • nachob

    Comentario del año.

  • Williamreid

    Me encanta la música y me encanta el cine, pero el cine musical no tanto, es el genero que menos me interesa yo creo. Por supuesto que hay de todo, pero en general siempre me ha parecido un poco cursi y un poco tontorrón. Aun así voy a tener en cuenta tus recomendaciones, espero no acabar bailando con una farola.

  • Marc

    RIP Stanley….él y Kelly realmente revolucionaron el musical, empezando por sacarlo del plató y llevarlo a la calle, a escenarios naturales y democratizarlo, era la época y el momento.

    Porque lo que tu llamas musical aristocrático, era simplemente alimento moral para la ciudadanía pues esos musicales con escenarios y vestuarios lujosos y 5.000 bailarinas eran sobre todo para hacer soñar a la gente (de ahí Hollywood, la fábrica de sueños) y hacerles olvidar por un par de horas la dura y triste vida que tenían a causa de las consecuencias de la Gran Depresión, a veces la gente se gastaba los cuatro centavos que tenía para ir al cine en lugar de comprar pan, les alimentaba de otra manera. Quién dijo que soñar no alimenta? El poder del cine y fenómeno de masas en la época! Así que más que musical “aristocrático” tenía una función, propaganda si se quiere, para animar y hacer soñar a la gente ante su dura existencia…hay un musical que me gusta mucho que muestra muy bien como se vivía eso en esa época y la finalidad de esos musicales: Pennies from Heaven de Herbert Ross

    Solo cuando acabó esa situación (y la II Guerra Mundial) fue cuando el musical se pudo renovar.

    Por cierto que aunque en la pantalla es como tu dices, curiosamente Astaire era de origen rural y Kelly digamos, “aristocrático”! ;)

  • Marc

    Supongo que uno entra o no entra, como en todo…aunque también creo que hay mucho prejuicio frente al musical y también desprestigio. pues eso se veia como entretenimiento, algo fácil para pasar el rato y sobre todo porque es verdad que en películas como las de Astaire-Rogers los argumentos siempre eran lo mismo, chico encuentra chica, tienen problemas y acaban con Happy end y ya está…aunque haya otros muy interesantes, no solo como musical sino también como película o historia…

    A mí lo que me hace gracia es que hay gente que dice que cuando de repente empiezan a cantar y bailar, como que no se lo creen y les distancia, pero luego se ven toda la saga de Harry Potter, señores de anillos, dragones, animales parlantes etc. etc etc. todo muy real y creible…

  • Jaime

    Si. Cuando digo aristocratico me refiero a los ambientes y personajes retratados, no al publico, que evidentemente lo componian las clases populares. El publico posterior a la II guerra mundial ya no era ese pueblo empobrecido al que te refieres, si no ciudadano de un pais que justo en ese momento surge como primera potencia mundial tras el conflicto belico, que mira optimista al futuro y con una economia lanzada, que avanza firme y seguro y que quiere divertirse, como bien representan los 3 amigos de “Un dia en Nueva York.”
    Un pais que en breve alumbraria el Rock and Roll.

  • Marc

    Creo que “Un día en Nueva York” fue el primer musical que se rodó, al menos en gran parte, en la calle o escenarios naturales. Más que desde entonces se empezó a rodar siempre en escenarios naturales, digamos que se rompió el tabú y también se podía hacer lo que hasta entonces nadie se había atrevido: salir del estudio con un musical, se llevó a la calle, lo que significaba que rompía moldes y se democratizaba de alguna manera…
    Naturalmente se siguió rodando y mucho en estudio, tal vez por el carácter del musical, algo fantasioso, con una determinada estética artificial y más artística que realista, y también dependiendo de presupuestos o por dificultades técnicas porque no es lo mismo rodar en la calle a una pareja paseando que a un grupo de baile ocupando toda la calle y que ha de repetir 100 veces el número… es más práctico el estudio.
    Pero el número final de “Un americano en París” , por ejemplo, no se rodó en escenarios naturales porque el número no buscaba eso, al contrario. Es un homenaje a la pintura, a los impresionistas, a artistas como Toulouse-Lautrec, entonces para nada querían algo natural, sino totalmente aritificial, artístico.
    Pero el mismo Stanley Donen se fue a París a filmar ” Funny Face” en escenarios naturales, por ejemplo…

  • Jaime

    Te refieres al número final de “Un americano en París” y me viene a la cabeza el final de “Cantando…”, “Broadway Melody Ballet”, que resulta glorioso, una pequeña película dentro de la película.
    Hay una gran injusticia con Donen, que nunca ganó un Oscar, y en concreto con “Cantando bajo la lluvia”, que salió mal parada en los premios de la Academia de su año, precisamente por haber arrasado el año anterior Minelli con “Un americano en París”, lo que probablemente motivó que los académicos no vieran oportuno hacer nuevamente ganador a un musical con el mismo actor protagonista.
    Y paradójicamente, hoy “Cantando bajo la lluvia” se reconoce generalmente como el mejor musical cinematográfico de todos los tiempos y se mantiene fresca y divertida, mientras que “Un americano en Paris” quizá ha envejecido peor y se sostiene en gran parte por la simpatía y dinamismo de Gene Kelly (si bien sigue siendo una gran peli, con un número que me gusta mucho, “I got rythm”, y con la pesadilla casi lisérgica de Oscar Levant).

  • Marc

    Y que homenaje le pegó La, La ,lAnd a esos números finales de un Americano en PArís y Broadway Melody Ballet, aunque la película esta lelna de esos homenajes (vamos, espero que fueran eso :))

    Diría que es porque un Americano en París, tal vez sea más artística, no se si decir pretenciosa, basada más en la estética, mientras que Cantando bajo la lluvia además de seguir siendo una película fresca, con ritmo o divertida, nos muestra de una manera entretenida e interesante lo que fue parte de la historia de Hollywood, su paso del mudo al sonoro

  • Jaime

    Oye, un gustazo haber charlado un rato sobre cine musical

  • nachob

    “Cantando bajo la lluvia” no fue en su momento una peli especialmente alabada por la crítica. Ha sido el paso del tiempo el que la ha puesto ahí arriba, donde se merece. Es como cuando se estrenó “Chicago” en Broadway el mismo año que “A Chorus Line” y la primera pasó desapercibida y casi sin premios; ahora es el clásico indiscutible de su época.
    Pero es curioso el tema de los musicales y los Oscar. Hasta 1939 entre las nominadas a “mejor película” había al menos un par de musicales cada año. Luego han sido contados los nominados, y en la década en que se redujeron a lo bestia, los 60s, 4 musicales ganan el Oscar a la mejor película (todos basados en éxitos de Broadway).
    Stanley Donen nunca fue nominado al Oscar (Alfonso Cuarón tiene 5 y Donen, 0) , pero sí lo fue una de sus pelis, mi musical favorito de siempre, “Siete novias para siete hermanos”.

  • Jaime

    Elucubrando un poco y jugando a la sociología, si tenemos que “Cantando …” se estrenó en el 52 y después y a todo trapo llegaron el rock (que dejó pasados de moda a los musicales de este estilo de un plumazo), la guerra de Vietnam que hizo perder la “inocencia” a la sociedad americana (al menos esa apariencia de inocencia, ahí está James Ellroy para sostener lo contrario), el LSD, el movimiento hippie… supongo que hubo una transformación social que dejó este tipo de cine obsoleto.
    Y los pocos musicales que se hicieron después habían cambiado tono y temática, como por ejemplo “West Side Story”, con el tema de la inmigración y la delincuencia juvenil, o esa rareza western-musical que es “La leyenda de la ciudad sin nombre”.

  • Marc

    Sí, aunque que pena que sea con motivo de la desaparación de los grandes como Donen o hace poco Michael Legrand…

  • nachob

    Pero, en mi opinión, el mayor número de musicales clásicos (de los que recuerdas un baile o una canción) que no están basados en Broadway se hace en los 50s, sobre todo en la MGM con Arthur Freed. Se buscaba más la calidad que la comercialidad, algo que hoy sería impensable. Y claro, el talento de directores, compositores, intérpretes,era indiscutible.
    Y los 50s es la década del rock, pero también la del inicio de los musicales eternos en Broadway cuyos discos eran los más vendidos: South Pacific, West Side Sory, El rey y yo, My fair Lady, … Es como si el musical se pagara en el cine y arrasara en Broadway, hasta el punto de marcar el tipo de musicales para la pantalla que se hicieron a partir de entonces. El último musical con canciones originales que ganó el Oscar a la mejor película fue “Gigí”, hace 60 años..

  • Marc

    … te olvidas de un musical maravilloso que ya introducía pinceladas de todo eso, el LSD/drogas, los hippies, adiós a la INOCENCIA (así en mayúsculas por las hostias que se da la inocente protagonista!), nuevos estilos musicales para el musical y todo de la mano de otro revolucionario del musical como fue Bob Fosse…me refiero a Sweet Charity con una maravillosa Shirley McLaine

    Y aunque Hair llegó más tarde a las pantallas, el musical es más antiguo y tal vez eso hizo que Fosse optara por adaptar esta película, inspirada en Las noches de Cabirira de Fellini, a esa actualidad americana

  • Jaime

    O Jim Thompson. Lo que pasa es que a Ellroy lo tengo fresco porque acabo de terminar “Perfidia”

  • Jaime

    En este avance en el tiempo que estamos haciendo, aunque solo sea por cuestiones de exito y arraigo en la cultura popular, no seria justo olvidarse de como lo peto Travolta con “Fiebre del sabado noche” y “Grease”. Que en mi opinion resultan mas validas que la reciente “La la Land”, aquellas divertidas y soeces, con sexo, droga y rock&roll (o musica disco), apegadas a ciertas realidades y actitudes juveniles, y esta ultima lentorra y aburrida, con una casta historia de amor al estilo de los 50 que chirria espantosamente en nuestros dias. Una cosa es el homenaje y otra la naftalina. Ademas de no gustarme los actores (Gosling, no se puede estar en un musical como en un funeral) ni los numeros musicales, salvando el del principio en la autopista. Ha gustado a mucha gente pero a mi no me convencio nada.
    Y ya por ultimo mencionar a Disney, pues practicamente todo su cine ha sido y sigue siendo musical.

Playlist del mes

Send this to a friend