Recycled J / City Pop

Por | 21 Mar 19, 9:35

Recycled J, Jorge Escorial, es de los pocos MCs surgidos del nuevo rap/trap español que está demostrando abiertamente una voluntad de alcanzar a un público más amplio que el limitado a la escena hip hop, ajeno a las peroratas sobre autenticidad y realness. Siendo un rarito criado en el barrio de Carabanchel, con 10 años de intentos por sacar la cabeza en la música a sus espaldas (comenzó siendo aún adolescente en el grupo Cool-N-Groove y luego en la crew La Trupe Chingona), posiblemente suponen un máster en realness. Así que, si ya en su debut largo en solitario ‘Oro rosa’ quería mostrarse como algo más que un rapero, cantando de manera más que solvente con poso soul y R&B –y sin precisar de demasiado autotune–, ‘City Pop’ es un trabajo aún más ambicioso.

También es particularmente unipersonal, ya que, pese a estar firmado al 50% con su productor, Selecta, no hay una sola colaboración de ningún otro artista amigo (como son Natos y Waor, Rels B, los BNMP, Maka o Kaixo, con los que ha colaborado en el pasado). Quizá esté motivado por el hecho de que sus letras son, más allá de los discursos que buscan ostentar sobre los logros personales (que los hay, claro: ahí están ‘Kids’ o ‘Guiness’), más honestas e íntimas de lo que estamos acostumbrados a escuchar en el endogámico mundillo del nuevo pop urbano.

Lo parecen las canciones de amor que dirige a su pareja, la modelo Ana Sotillo, repasa hechos concretos sobre su carrera (‘Bambino’ es la más explícita, con referencias a la estratagema de la ruptura que perpetraron para promocionar ‘Oro Rosa’, pero también abunda por ahí ‘Sorry’). Y, sobre todo, las que dedica a contar sus inicios en el popular barrio madrileño, evitando fabricarse un personaje de delincuente juvenil sino que reconoce haber sido el pardillo objeto de acoso en el colegio por su interés por los cómics y la música –bien retratado en el skit ‘Patito feo’, musicalmente anecdótico con su guiño a ‘El Príncipe de Bel Air’.

Resulta inevitable identificarse con aquel chico de gafas grandes y vestimenta esforzadamente personal (él mismo juega a presentarse así en algunas fotos promocionales del disco y en el clip de ‘Bambino’), que ha sido menospreciado por propios y extraños y, pese a eso, ha logrado convertirse en un artista con una personalidad clara y reconocible, un tesoro estos días. Si hay una táctica inteligente en la “guerra”, esa es convertir tus supuestas debilidades en una ventaja. Por ahí abundan temas como ‘Por la pasta’ Y por ahí iba ya la poderosa ‘Aunque digan que yo’, primer avance de este disco que nos hizo levantar las orejas como lobos hacia este ‘City Pop’ por su visión heterogénea del rap y el pop. Esta, precisamente, es la gran característica que marca este nuevo trabajo de Recycled J: se sitúa en un poco frecuentado pero atractivo punto intermedio entre lo uno y lo otro (aunque no faltan versos ágiles y rocosos, como los de la magnética ‘Guiness’), en un posicionamiento ambicioso que recuerda un poco a la idea que planteó C. Tangana con ‘Ídolo’… sólo que con un presupuesto mucho más modesto, claro.

En ese sentido, casi tiene más mérito lo logrado por Escorial y su Alizzz particular, Selecta, porque la proporción entre inversión y réditos artísticos es notable, consiguiendo un disco fresco, atractivo y moderno que, paradójicamente, se alimenta de electrónica, funk y sonidos latinos clásicos, que les sitúa no sólo junto a artistas de su cuerda como One Path o Cruz Cafuné sino también cerquita de propuestas más eclécticas como Delaporte. Porque Pablo Jiménez –nombre real del joven productor madrileño– da fantástica réplica musical al instinto pop que Recycled demuestra para los ganchos, creando una alianza a la que es difícil resistirse tanto si te interesa el trap/rap/loquesea como si no.

Ya lo demostraban en ‘Tiempo’ y ‘Bambino’, y siguen haciéndolo en auténticos pelotazos que rayan a esa misma altura, como la seductora ‘Sorry’ –a la que sólo cabe afear cierta falta de vocalización, que hace la letra casi incomprensible si no se lee–, el deslumbrante future funk de ‘Otro como yo’ y ‘Muñeco de cera’ (en cuyos arreglos se intuyen guiños al Sonido Caño Roto) o la caliente ’12’. El conjunto de ‘City Pop’ peca de cierta falta de concreción: la emorapera ‘Ángeles caídos’ parece algo fuera del tono del disco, mientras que la semiacústica ‘Cadena’ está por debajo del resto melódicamente, mientras que ‘Intro’, ’Patito feo’ y ‘Ricky Martin’ son simples anécdotas. Pero cuando Recycled J y Selecta se ponen al lío, a lo que mejor saben hacer, vuelan muy, muy alto. Recycled J & Selecta están presentando en directo ‘City Pop’ por todo el país. Este viernes, 22 de marzo, actúan en la Sala La Riviera de Madrid con todo agotado; el sábado lo harán en la Sala Apolo de Barcelona (entradas aún disponibles).

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Bambino’, ‘Aunque digan que yo’, ‘Sorry’, ‘Tiempo’, ‘Guiness’
Te gustará si te gusta: C. Tangana, One Path, Rels B, Delaporte
Escúchalo: Spotify

Etiquetas: ,
  • Disco totalmente infravalorado. También por vosotros.

  • Lucas Eme A

    Sorry suena a Majid Jordan y me parece muy bien.

  • Matias Bravo

    hablen de paloma mami la esta rompiendo en latinoamerica

  • Zalo Escobar

    Es un discazo

Send this to a friend