Pony Bravo / Gurú

-

- Publicidad -

Pony Bravo / Gurú

En la década que está a punto de finalizar Pony Bravo se han destapado como uno de los grupos de rock españoles más audaces y personales de su generación. Si discos como ‘Si bajo de espaldas no me da miedo (y otras historias)’ (2007) y ‘Un gramo de fe‘ (2010) demostraron que los sevillanos eran capaces de situar al rock andaluz ante perspectivas raramente acometidas en nuestro país –con ecos de Can, Frank Zappa, The Residents o Sun Ra–, ‘De palmas y cacería‘ (2013) mostraba que, además, eran perfectamente capaces de hacer que una propuesta tan poco comercial conectara con el público de una manera natural y espontánea. La clave, además de ritmos bailables y un morro increíble para fusionar y hacer suyo absolutamente cualquier palo, estaba en unos textos que, repletos de giros lingüísticos a refranes y frases hechas, referencias a la cultura popular local y universal, arrojaban ácido (también por su humor) a las contradicciones y paradojas de nuestra sociedad, que también plasmaban en su particular imaginería estilo collage.

Pero los seis años transcurridos desde aquel álbum se han hecho largos de más. Quizá por eso este nuevo trabajo publicado hace unos meses, ‘Gurú’, se nos ha quedado un poco deslucido: recordemos que los primeros avances del disco, ‘Rey Boabdil‘, ‘Espectro de Jung‘ y ‘Piensa McFlyse presentaron en marzo de 2018, exactamente un año antes de que haya visto finalmente la luz el trabajo al completo. Tres cortes que, a la postre, terminan siendo de lo más destacado del disco: el primero, un funk-dub áspero en el que la típica letanía de esas carreras de camellos típicas de las ferias, apenas esconde un mensaje anti-xenofobia; el segundo, sinuoso y ambiental, presenta un paisaje de blues hosco y asfixiante (muy a lo Guadalupe Plata) en el que brillan como nunca las guitarras de Pablo Peña; y el tercero es un número de kraut-jazz-dub en el que Daniel Alonso nos induce a un trance con su loca idea de fusionar héroes como Marty McFly, Frodo, Harry Potter y Luke Skywalker que se contraponen a tipos «en bata» como Gandalf, Yoda, Dumbledore… o Afrika Bambaata. Pese a los LOLes, no es gratuito: detrás nos reserva un mensaje anticapitalista.

- Publicidad -

Pero en realidad, más que culpar al tiempo del paso a un lado que supone este disco en su carrera, cabe achacarlo a una palpable voluntad de no reincidir en los mismos patrones de su anterior álbum y moverse en parámetros de experimentación más adusta, disfrutables pero de una manera menos evidente, menos «fácil». Y eso que la exuberante ‘Totomami‘ –¿un ataque con segundas a la sexualización de la mujer en el pop?– y la hipnótica pero rítmica ‘Casi nazi‘ son bastante inmediatos, gracias a su espíritu travieso y su uso de la musicalidad de las palabras. ¿Es tan fácil como decir «tiene demasiadas lentas»? Pues tampoco. Si bien ‘Loca mente‘ –una rumba-dub en la que el empleo de la letra de ‘Te estoy amando locamente’ es lo más destacado (y también lo más predecible)–, ‘La yerba mala’ –la versión demo que se incluye es, de hecho, más interesante, con ese sonido de psicofonía– y ‘Errores son horrores’ coinciden en su tempo y aportan muy poco al conjunto en particular (y al cancionero de Pony Bravo en general), no se puede generalizar. Porque, ya al final del álbum, la sugerente ‘Claro en la jungla’ –¿un homenaje a Ciudad Jardín?– y la gótico-twanguera ‘Lawrence de Aruba’ seducen con su cadencia lenta, discurriendo por caminos poco concurridos por el grupo. ‘Gurú’ no es, claramente, el gran salto que cabía esperar de seis años de trabajo de Pony Bravo, pero tampoco desprestigia al grupo lo más mínimo. Pony Bravo actúan esta noche en el Escenario Txiki de Bilbao BBK Live 2019, a la 1:30h AM.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Rey Boabdil’, ‘Casi nazi’, ‘Totomami’, ‘Piensa McFly’, ‘Espectro de Jung’
Te gustará si te gusta: Can, Smash, Guadalupe Plata
Escúchalo: Spotify

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas