Vicente Navarro / Casi Tierra

Por | 05 Ago 19, 12:57

Vicente Navarro, estudiante de Arte Dramático pero antes músico de Conservatorio, lleva cuatro años planificando este álbum de debut que ha producido Eduardo Figueroa y ha mezclado Carlos Hernández (Shakira, Malú). Pero lo que encontramos en ‘Casi Tierra’ es completamente diferente: estamos ante el disco de un cantautor influido por el folclore patrio, que parece haber disfrutado tanto de Pablo Alborán y Miguel Poveda, como de cantautores alternativos como Javier Álvarez y Espaldamaceta.

La influencia del flamenco es un poso, nada más, si bien evidente en momentos puntuales del álbum, y obras como ‘Lágrimas negras’ o ‘La leyenda del tiempo’ flotan tan sólo en espíritu, más por la calidad de las melodías que por desgarro. Vicente Navarro no ha querido apuntar tan alto y en principio ‘Casi Tierra’ es un disco sutil, contenido y deliberadamente austero, en el que ha querido dejar el protagonismo a las letras, a su bonita voz en primer plano y a algún arreglo de guitarra. El inicio de álbum con ‘En el río’ nos hace pensar en un disco centrado en el mundo del amor, con letras como “Qué bonito que vinieras / qué bonito que ya estés aquí / Qué bonito que cuando hables de amor te refieras a mí” o “Cómo brillas cuando dices mi nombre”; pero después hay aparecen varios matices, ya no tan cercanos a un cantante melódico superventas de nuestro país.

Las relaciones frustradas vuelven a aparecer en ‘Un llanto’ (“Si yo pudiera convertirme en quien quisiera y elevarme sobre ti y escapar de tu mirada”) o en ‘El puente’ (“Yo conocí a alguien, pero no funcionó”); pero lo bueno es que las cosas a veces se tornan algo más abstractas o surrealistas. “Voy a drogarme de ti y a beberme la luna” es el estribillo de ‘Toro’, mientras la final ‘Las montañas’ es una canción mucho más misteriosa, hablándonos de manera inquietante de “máquinas de luz” en medio de un entorno bucólico.

Mientras ‘Esternón’ retrata a una pareja gay, inspirada en la represión que sufre la comunidad LGTB+ chechena (“cómo no va a ser hermoso lo que nos hacemos”, se pregunta); mención especial merece ‘Los dientes’, una canción que primero apunta al bullying pero luego resulta hablarnos sobre un fusilamiento en el campo que bien podría ser el de Lorca o, en general, cualquiera en la Guerra Civil. Vicente Navarro es muy seguidor de Maria Arnal, que ha hecho un disco al respecto, y ahí apunta ese inicio (“Me rompieron los dientes con los puños cerrados / me sacaron de mi casa, me enterraron bien lejos / Me llevaron al campo, me taparon los ojos / yo quería ir al cielo, pero estaba lleno”) y ese estribillo (“Y entre los árboles, los compañeros sacaron las armas y abrieron fuego”), que finalmente sentencia: “pero perdieron”.

Tras esta canción tan intensa, ‘El luto’ resulta la secuela perfecta con ese título y su estribillo “no estés triste” que aporta la colaboración de Karmento, nada menos que bajo el efecto del AutoTune o similar. Y es que Vicente Navarro, fiel seguidor de la música urbana aunque no lo parezca, se declara fan de Rosalía y ha querido añadir por aquí y por allá sonidos de caballos relinchando (‘Las montañas’), unos efectos asfixiantes en ‘La orquesta’ mientras suenan palmeros y cantaoras, o beats tan oscuros que podrían haber pertenecido a Billie Eilish (‘La orquesta’). Apenas la broma de ‘El afilador’, con menos gracia desde que nos la gastaran SVPER, baja el listón: Vicente Navarro ha sabido condensar en media hora y con aparentemente muy pocos elementos todo lo bueno que ha aprendido de la tradición, valiéndose de lo moderno lo justito. En todos los casos, es la canción lo que prevalece.

Calificación: 8/10
Lo mejor: ‘Toro’, ‘En el río’, ‘Los dientes’, ‘El luto’, ‘Las montañas’
Te gustará si te gustan: Javier Álvarez, Espaldamaceta, Maria Arnal
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Lo estoy escuchando y me está encantado. Cada canción es como un micro relato

  • Dei

    ¡Discazo!

  • Cash.S.S

    Que nadie se me ofenda, pero que pinta de pobre en depresión tiene en la foto.
    https://uploads.disquscdn.com/images/b5abdb21e59627b8531f1168947bbc0eb0bc722f7696b1b244c0076b55e36e4b.gif

  • jesper
  • La Paqui

    ¿Se puede ser más cateta? Yo digo que no.

  • David Fernández Núñez

    Vaya paquetón que se marca el muchacho🤣🤣

  • Soraya Oliva

    Menudo pedazo de disco y de persona.

  • Soraya Oliva

    No es ofensivo, es un comentario imbécil. No te preocupes.

  • spacer

    Cash. S.S. no es cateta al reirse de la portada del disco. Es lo más lógico y natural Y más bien pone el dedo en la llaga.

    Es una constante en casi todos los artículos de críticas de discos de esta página las quejas por lo feas y descuidadas (Lana del Rey últimamente) que son las portadas de los albumes.

    Debe ser que el formato físico de un album ya no importa demasiado porque apenas se venden, pero para un profano de cualquier artista, como me sucede a mí en este caso, ver una portada tan espantosa como ésta (¡Esa fotografía que parece hecha con el smartphone de su tía-abuela! ¡Esa pose de finolis con ese cutre-estilismo pseudo rural!) incita sobre todo a mirar para otro lado y a olvidarse de que has visto algo así, jamás acercarte a el disco y ponerte a escuchar la música que pueda contener..

    Pero en la era de la imagen, es curioso, las portadas de los discos ya no parecen importantes. Con un smatrphone y alguna app de baratillo, según ellos, todo queda resuelto. Y claro, así les va.

  • Cash.S.S

    Tienes to la razón del mundo, pero a la gente no le gusta la libre expresión de los demás.

  • No soy millenial

    Su nombre artístico tiene mucho tirón, es como cuando pasan lista en clase

  • Dei

    Creo que antes de opinar y hablar de cómo se ha hecho la portada, deberías informarte, porque tanto el diseñador como el fotógrafo son profesionales. Lo que sí es cierto, es que hoy en día cualquier persona con una conexión a internet puede emitir una opinión de mierda como la tuya.

  • Tomy

    Muy buen disco. Evocador y misterioso al mismo tiempo.

  • Cash.S.S

    Y tu estas cegata y no tienes gusto, el buen gusto ni se aprende ni se compra.

  • Cash.S.S

    Y como la tuya.

  • Tomy

    Tiene los huevos colganderos, que diría Joaquin Reyes.

  • spacer

    Qué argumento tan poblre el defender algo diciendo que quien haya esto hecho o aquello es un profesional: profesionales son nuestros políticos… profesionales son muchos de nuestros jueces, personal sanitario y nuestras fuerzas de seguridad, …. Y miran como acaban algunos de los que confían plenamente en ellos. Profesionales son también los arquitectos, albañiles. fontaneros. electricistas, etc que también te hacen esas maravillosas chapuzas. Hasta un piloto de avión muy profesional dejó al inexperto copiloto dirigir un avión para irse a dormir después de una noche de juerga y acabaron todos sumergidos a 3.000m. en medio del Atlántico.

    Profesionales también se dicen muchos de esos ¿periodistas? de opinión e incluso los aprendices de Operación Triunfo o los concursantes de cualquier ‘reality show’

    Si nos atenemos a tu opinión, los profesionales del diseño y fotografía están exentos de hacer chapuzas como sí las hacen el resto.

    Se mire por donde se mire y aunque se hayan utilizados los mejores medios, el resultado es malo de cojones.

    Y por cierto, se me olvidó criticar al estilista. ¡Ese depilado de cejas! es más horrible que el de las cejas de Cristiano Ronaldo, algo que parecía casi imposible de superar. Y mejor no entrar en el vestuario, con ese pantalón subido a lo Steve Urkel, para ver si así se consigue que le abulte algo el paquete. En fin…

  • Cash.S.S
  • jvnavar

    Defender la importancia de un buen diseño físico en los tiempos que corren es coherente. Criticar el diseño de un disco por la portada, sin ver la contraportada o el interior, lo mires por donde lo mires no tiene sentido. Una cosa es la libre expresión y otra es hablar por hablar, sin saber o creyendo que lo sabemos todo. Si nos ponemos a juzgar algo por lo menos deberíamos hablar con conocimiento de causa. Echar mierda por echar no sé en qué te beneficia a ti y a un chico que está empezando. El disco es una maravilla. A lo mejor deberías escucharlo en lugar de estar aquí escribiendo. Yo he entrado en su instagram y todo tiene una coherencia. No sé dónde ves tú las cejas depiladas la verdad, sobre todo en una foto sin definición. Bueno, un saludo

  • Dei

    Qué tristeza de ser humano eres, spacer. Por decirte algo…

  • spacer

    ¡Oh, qué privilegio! Hasta el enviado de Dios habla conmigo.

    Pues nada, seguid así y como ahora tengo tiempo, sigo sacando más defectos a la portada. Si la doblas por la parte blanca tienes la carátula perfecta para una cassette de gasolinera., que es realmente con lo que se puede identificar el tipo de ¿música? que hace (tener a Pablo Alborán como referente es pecado mortal).

    Con la susodicha parte blanca hay espacio para el lomo de la cassette y el resto para la parte de atrás donde solían ir los títulos de las canciones.

    También me reafirmo en que la fotografía parace tomada por su tía-abuela con un smartphone de antepenúltima generación durante la romería que hizo el ¿chico? camino de la ermita cuando volvió de la capital [email protected] [email protected] (al estilo cutre de los Javis, eso sí, no moderno internacional) para pasar unos días en su pueblo durante las fiestas.

    ¿Algo más?

  • Yung D

    Dejando de lado que guste, o no, la portada del álbum. Me parece el mejor álbum nacional en lo que va de año

Playlist del mes

Send this to a friend